Sectores del PSOE apuestan por Borrell como número uno por Barcelona frente a Batet

Sectores del PSOE apuestan por el ministro de Exteriores, Josep Borrell, para encabezar la lista por Barcelona al Congreso de los Diputados en las elecciones generales del próximo 28 de abril, según ha constatado Europa Press en fuentes socialistas y próximas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Sánchez y su entorno en La Moncloa veían a Borrell como el candidato natural a encabezar la lista del PSOE al Parlamento Europeo en los comicios del 26 de mayo, pero el jefe de la diplomacia no acaba de aceptar esta oferta, máxime teniendo en cuenta que ha llegado a ser presidente.

Con la confirmación del salto a la política nacional de Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, para encabezar la lista del partido ‘naranja’ al Congreso de los Diputados, un sector del PSOE se plantea llevar a Borrell de número uno en su lista por Barcelona, tal y como avanzó anoche el periódico digital ‘Huffington Post’.

Si Borrell aceptara ir de ‘número uno’ por Barcelona, desplazaría a su compañera en el Consejo de Ministros Meritxell Batet, responsable de Política Territorial, a la segunda posición. Batet era hasta principios de la semana pasada la candidata natural a encabezar esa lista y es la apuesta de la dirección del PSC, cuyo Consell Nacional aprobará la lista el próximo 2 de marzo.

Sin embargo, dentro del PSOE y en el entorno más próximo al presidente del Gobierno hay quienes reconocen que Borrell podría garantizar un muy buen resultado para los socialistas si fuera candidato en las generales. No en vano las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) le sitúan como el ministro más conocido y uno de los que puntúan mejor los ciudadanos, junto a Pedro Duque, Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles.

Borrell lleva años siendo el azote del independentismo y contrarrestando su propaganda contra el Estado español, pero su imagen de orgulloso catalán que no reniega de España, sino que defiende una mayor presencia del Estado en Cataluña, se vio reforzada desde su participación en la masiva manifestación de Sociedad Civil Catalana el 8 de octubre de 2017, días después del referéndum ilegal, donde reivindicó que los no nacionalistas son tan catalanes como ellos.

El traslado de Arrimadas a Madrid dejaría un vacío en el liderazgo de Ciudadanos en Cataluña, donde es la primera fuerza de la oposición, que el PSOE podría tratar de aprovechar en unos comicios generales en los que Cataluña siempre ha sido clave para garantizar a los socialistas una victoria en toda España.

Y es que los socialistas ven como una oportunidad para ellos la decisión de Arrimadas de abandonar el Parlament catalán apenas un año después de conseguir liderar la oposición gracias a que se erigió como la voz de los catalanes que sufren en sus propias carnes al independentismo.