Sánchez pide a Podemos que “reflexione” y vuelva a la mesa del Pacto de Toledo

El Gobierno sigue confiando en lograr un acuerdo para garantizar la sostenibilidad de las pensiones antes de las elecciones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recriminado este miércoles a Unidos Podemos que haya impedido que salga adelante un acuerdo para garantizar la sostenibilidad de las pensiones y le ha pedido que reflexione y vuelva a la mesa del Pacto de Toledo.

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Irene Montero se ha estrenado en la recta final de la legislatura con su primera pregunta al jefe del Ejecutivo, a quien ha acusado de haber traído a España los recortes “por la puerta de atrás”, lo que ha servido a Sánchez para afirmar que se nota que ha llegado la precampaña electoral.

Para sustentar su acusación, Montero le ha pedido a Sánchez que confirme si ha dado la orden “secreta” a sus ministerios de “no gastar más del 50 por ciento de lo presupuestado en los presupuestos” prorrogados del Gobierno de Mariano Rajoy, aunque el presidente ha eludido la respuesta a esta pregunta.

Irene Montero, que ha ejercido de jefa de filas de Unidos Podemos en ausencia de Pablo Iglesias que disfruta de su permiso de paternidad, ha pedido a Sánchez que rectifique y que deje de “aplicar por la puerta de atrás estos recortes, que son exactamente igual” -ha dicho- que los que aplicaba el exministro Cristóbal Montoro con el Gobierno del PP.

“Imponer estos recortes es la prueba más evidente de que ustedes no son de fiar y que cuando creen que nadie les ve se comportan como el PP del señor Montoro, exactamente igual”, ha espetado la portavoz tras pedir al presidente una rectificación.

Según Irene Montero, “todo el mundo sabe” que si Sánchez “lo necesita va a volver a pactar” con “estos señores” -en alusión a Cs y el PP-, por lo que sólo el voto a Unidos Podemos es el “voto útil” para que no gobierne ninguna de las “tres derechas de Colón”.

“Es evidente que estamos en precamaña electoral, señora Montero, y que el planteamiento que ha hecho ha sido más de cara a esa campaña electoral que un relato fidedigno de lo que ha pasado estos ocho meses”, le ha replicado el presidente del Gobierno, quien también le ha agradecido “y mucho” a Unidos Podemos el apoyo que ha dado al Ejecutivo.

Para Sánchez, el balance que ha hecho Irene Montero -quien ha dicho que salimos de estos ocho meses con una situación grave, con la ruptura total del diálogo en Cataluña y los presupuestos de Rajoy aplicándose- no se corresponde con la realidad.

El presidente ha presumido de la subida del salario mínimo, la reversión de los recortes en educación, la universalización de la sanidad, el impulso al pacto contra la violencia de genero, la lucha contra la precariedad y el aumento del empleo digno, el impulso a la ciencia y la derogación del impuesto al sol. Todo eso, ha añadido, “con 84 diputados y en ocho meses” y con “el aporte” -ha reconocido- de Unidos Podemos.

Sin embargo, le ha recordado también a Irene Montero algunos errores de su grupo, entre ellos que no convalidara el decreto sobre vivienda que mejoraba la situación para muchos jóvenes, o el bloqueo este martes del Pacto de Toledo que impidió llegar a un importante acuerdo sobre pensiones.

“Me gustaría que reflexionaran” y que “volvieran a la mesa del Pacto de Toledo” para “lanzar un mensaje de garantía de sostenibilidad del sistema público de pensiones a nuestros mayores”, ha concluido el presidente.

Una “solución” antes de las elecciones

En ese sentido, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha manifestado este miércoles su confianza en que el trabajo del Pacto de Toledo pueda retomarse y que se convoque una reunión de la Comisión para lograr “alcanzar una solución antes de las elecciones”.

En respuesta a una pregunta de la diputada de Podemos, Yolanda Díaz, la ministra ha dicho que “confía plenamente en que el Pacto de Toledo todavía tenga solución” y que “en aras a los millones de pensionistas” que están esperando una reforma del sistema.

Durante su pregunta en el Pleno del Congreso, Díaz ha pedido a la ministra que reconociera que el PSOE “quería recortar las pensiones en el Pacto de Toledo“, a lo que la ministra le ha respondido que fue el grupo de Podemos quien dio al traste con el Pacto de Toledo.

“Que usted me diga a mi, que achaque al PSOE lo que pasó ayer en el Pacto de Toledo“, ha comenzado Valerio, quien ha recordado que fue Podemos el grupo que llegó este martes “con una serie de cuestiones” que “dieron la oportunidad al PP para aprovechar la coyuntura y decir que no hay acuerdo, que hasta aquí hemos llegado”.

La ministra ha apuntado que los planteamientos abordados por Podemos han llegado “cuando ya prácticamente estaban debatidas todas las recomendaciones, después de más de dos años de trabajos”.

La Comisión del Pacto de Toledo finalizó su reunión de este martes sin poder cerrar un acuerdo sobre la revisión de sus recomendaciones, tras la cual PP y Unidos Podemos, con mayoría en la comisión, han manifestado su rechazo a celebrar nuevos encuentros en busca de un acuerdo antes de concluir la legislatura.

Según el calendario que manejaba la comisión que preside la diputada ‘popular’ Celia Villalobos, los grupos tenían previsto celebrar este jueves un debate en comisión de sus recomendaciones con idea de elevarlas al Pleno de la próxima semana, el último de la legislatura.

Sin embargo, en poco más de una hora, los grupos han abandonado la comisión tras constatar la imposibilidad de cerrar un acuerdo. Según han comentado los diputados presentes en la reunión, Unidos Podemos ya ha anticipado que, tal y como estaban redactadas las recomendaciones, presentaría votos particulares a la gran mayoría de ellas.

Aunque había opción de celebrar nuevas reuniones de la Mesa y Portavoces previas a la comisión, tanto el PP como Unidos Podemos han mostrado sus discrepancias. “Sería un circo, no sería favorable al propio Pacto de Toledo. Creo que hasta aquí hemos llegado”, ha dicho la portavoz de Unidos Podemos, Aina Vidal.

Por su parte, su homólogo del PP, Gerardo Camps, ha señalado que “corresponderá a otro Congreso” el alcanzar a un acuerdo. “No creemos que haya que convocar una Mesa para que se pongan más de manifiesto las diferencias entre los grupos políticos”, ha dicho.

RELACIONADO