Samsung presenta el esperado Galaxy S10 y el Galaxy Fold, el primer móvil con pantalla plegable

La multinacional surcoreana Samsung presentó este miércoles en San Francisco (California, EEUU) el primer teléfono inteligente con pantalla plegable del mercado, bautizado como "Galaxy Fold", que se dobla como si de una cartera se tratara. Un evento en el que también ha presentado sus últimos modelos de teléfono Galaxy, el S10 y el S10+

“No sólo hemos cambiado la forma del teléfono. Hemos cambiado la forma del mañana”, indicó la compañía tecnológica durante la presentación del dispositivo, que tiene una pantalla de 4,6 pulgadas cuando el aparato está plegado y de 7,3 cuando está completamente abierto.

El móvil dispone de seis cámaras en total: tres en la parte trasera, dos en el interior (operativas cuando se despliega) y una en la parte delantera, y estará disponible en negro, plata, verde y azul.

“La pantalla está diseñada para que pueda desplegarse cientos de miles de veces”, indicó el vicepresidente de Samsung para marketing de producto, Justin Denison, quien aseguró que cuando la pantalla está completamente abierta, “es tan grande que permite una experiencia jamás antes experimentada en un teléfono”·

“Es un teléfono, una tableta y una cámara todo en uno que cabe en tu bolsillo”, explicó Denison.

Samsung ha decidido ubicar el auricular y la cámara frontal en la esquina superior derecha del teléfono, lo que reduce parcialmente el espacio de pantalla, mientras que el lector táctil para desbloquear el dispositivo se halla en un lateral.

El “Galaxy Fold” permite trabajar con tres aplicaciones distintas a la vez, tiene un procesador de 7 nm, 12 GB de memoria RAM, capacidad de almacenamiento de 512 GB e incluye Universal Flash Storage 3.0 (eUFS).

El teléfono saldrá al mercado el 26 de abril por un precio de 1.980 dólares (1.749 euros) y con dos versiones distintas: una para la red LTE y otra para la nueva red 5G, en función de cada mercado regional.

El esperado S10

Samsung presentó este miércoles también sus últimos modelos de teléfono Galaxy, el S10 y el S10 Plus, que tienen como una de las principales novedades la inclusión de hasta cinco cámaras: dos delanteras y tres traseras.

La firma surcoreana reveló, como es habitual, dos versiones de distintos tamaños de su teléfono más moderno, el S10 y el S10 Plus, y ambos incluyen las tres cámaras traseras (un súper gran angular, un gran angular y un teleobjetivo), mientras que sólo el S10 Plus tiene las dos delanteras (el S10 tiene una). Los nuevos dispositivos de Samsung también incluyen por primera vez un lector de huellas ultrasónico en la pantalla, que crea un “molde” tridimensional de la yema del dedo mediante ondas sonoras para identificar al usuario y permitir así su desbloqueo.

Galaxy S10, el modelo estándar, tiene un tamaño de 6,1 pulgadas (ratio de pantalla del 93,1 por ciento), con relación de aspecto 19:9 y resolución 3.040 x 1.440 píxeles en un panel Dynamic AMOLED HD+. El dispositivo cuenta además con una batería de 3.400 mAh y -al igual que el modelo Plus y el Lite- monta un procesador Exynos 9820. El modelo ‘Plus’ será algo más grande, con 6,3 pulgadas, aunque la principal diferencia con el S10 será la batería, de 4.100 mAh.

En cuando al apartado fotográfico, Galaxy S10 y S10+ tendrán una cámara principal triple: una lente que hace las veces de teleobjetivo (12MP y f2.4), gran angular de 77 grados (12MP y f1.5) y, como gran novedad -por primera vez en esta familia-, un ultra gran angular que abarca una visión de 123 grados (16MP y f2.2). Por su parte, la cámara frontal -pensada para ‘selfis’- difiere entre modelos. Así, S10+ albergará una cámara dual, de 10 y 8 megapíxeles, mientras que los modelos S10 y S10 Lite tendrá un solo sensor, de 10 megapíxeles.

La cámara sigue siendo la característica estrella de los smartphones de alta gama. En este sentido, el Galaxy S10 ofrece también la grabación de imagen con gran estabilidad gracias a la tecnología de estabilización digital ‘Super Steady’. Las cámaras frontales y traseras pueden filmar en calidad UHD y, por primera vez, la cámara trasera da la opción de grabar en HDR10+.

Otra de las novedades más reseñables es la integración de un sensor de huella dactilar en pantalla en los modelos Galaxy S10 y S10+, que se une a la tecnología de reconocimiento facial -con la que cuenta toda la familia-. Los tres dispositivos cuentan con conector USB tipo C y sistema de carga rápida 2.0 e inalámbrica.

S10e, el modelo más económico

El hermano pequeño de la familia será el S10e, con el que Samsung hará frente al intento de Apple de ganar mercado en una franja de precio algo inferior al de sus ‘flagships’ con el iPhone XR. El S10e cuenta con un precio de partida de 749 euros.

El modelo S10 Lite tendrá un tamaño de pantalla de 5,8 pulgadas y resolución de 2280 x 1080 píxeles. En este caso, la batería será de 3.100 mAh y se reduce a dos el número de sensores en la cámara principal: un gran angular de 77 grados (12MP y f1.5) y un ultra gran angular de 123 grados (16MP y f2.2). Esta versión no contará con un sensor de huella dactilar en pantalla, sino que lo tendrá situado en el lateral.

Estos tres dispositivos estarán disponibles en distintas configuraciones. Galaxy S10e tendrá versión de 6GB de RAM y 128GB de capacidad o 8GB de RAM y 256GB de almacenamiento. Por su parte, el modelo estándar tendrá versión de 6GB de RAM y 128GB de capacidad y otra de 8GB de RAM y 512GB de capacidad.

El Galaxy S10 Plus tendrá tres versiones: 6GB de RAM y 128GB de capacidad, 8GB de RAM y 512GB de almacenamiento y una versión de 12GB de RAM y 1TB de capacidad interna. Todos ellos pueden incorporar una tarjeta SD de memoria de hasta 512 GB.

Llegará un modelo que soporta redes 5G

Las filtraciones de las semanas previas a la presentación apuntaban a un posible cuarto miembro de la familia y este miércoles se ha confirmado, aunque no llegará al mercado hasta después del verano. Se trata del Galaxy S10 5G, un tope de gama que cuenta con especificaciones exclusivas y que será el primer dispositivo de la compañía que soporta redes 5G.

Este dispositivo añade una cámara capaz de capturar imágenes en 3D, un panel Super AMOLED de 6,7 pulgadas, así como 10 GB de RAM y 1 TB de almacenamiento interno. El terminal cuenta además con una batería de 4.500 mAh (con carga ultrarrápida de 25 W) e incorpora un procesador Exynos 9820.

“Con el Galaxy S10 5G, las personas con acceso a una red 5G pueden descargar toda una temporada de una serie de televisión en cuestión de minutos, participar en juegos online con gráficos de calidad sin apenas retrasos, disfrutar de experiencias de realidad aumentada y virtual y seguir en contacto con sus amigos y familias mediante videollamadas 4K en tiempo real”, explica la compañía.