Sánchez, muy duro con ERC, acusa a ese partido de aprovecharse del ‘conflicto’ catalán

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este martes su gestión en Cataluña al pretender la creación de un espacio de "convivencia" que se sitúe entre la recentralización de la derecha y el independentismo. "Hay alternativas, la política no es cara o cruz; ustedes quieren la independencia y estos señores -en alusión al PP- la recentralización, y nosotros queremos la convivencia". Con estas palabras el presidente del Gobierno ha respondido en el Senado a una pregunta del portavoz de ERC en la Cámara Alta, Joaquim Ayats.

Sánchez se ha mostrado duro con ERC, a quien ha reprochado que siga “cabalgando sobre el tigre del independentismo” pese al riesgo de que terminen “devorados ” por él, y al que ha acusado de querer que siga gobernando el PP porque así les va mejor en términos electorales. En definitiva, para el presidente, ERC busca ante todo aprovecharse del “conflicto” en Cataluña, no solucionarlo.

Ha defendido también su gestión porque “valentía es sentarse y asumir la legalidad”, así como “dialogar dentro de la legalidad” y la Constitución, que es justo lo que ha hecho el Gobierno. El independentismo no, según sus palabras, y así, ERC y PDeCAT han preferido “continuar con el viaje a ninguna parte” y apostar por el derecho a la autodeterminación.

Sobre Esquerra, Sánchez ha añadido que una de las razones por las que a su entender se apearon del diálogo es que “tienen pavor a que los elementos más radicales del independentismo les llamen traidores y les digan que han engañado a la sociedad catalana”. Y esto, más ese rédito electoral que estiman pueden lograr con un Gobierno del PP, más la apuesta por alargar el conflicto, conforman la lista de motivos por los que, ha dicho, fracasó la mesa de diálogo.

El presidente, asimismo, ha rechazado las acusaciones que desde el independentismo se lanza en ocasiones, como que España es un “Estado opresor”, expresión que no tolera porque éste es un Estado “democrático y de Derecho” avalado por reputados observadores internacionales.

En definitiva, “han sido casi nueve meses de mandato con muchísimas oportunidades para poder dialogar”, nueve meses frustrados por la juego “infantil” de los partidos independentistas para ver quién se desmarcaba primero del proceso de diálogo, ha concluido. Desenlace que ha lamentado porque, además, en los Presupuestos se recogían inversiones en Cataluña acordes con el Estatut, al igual que partidas en beneficio de las mujeres, los dependientes o los trabajadores y parados catalanes. Y ERC y PDeCAT eligieron salirse del marco constitucional, ha apostillado.

Ayats, por su parte, ha reprobado del Gobierno y del presidente la ausencia de “gestos”, y por ello, “ya se espera muy poco” de ambos. En su opinión, “no queda claro” si el cierre de la mesa de diálogo obedeció al “miedo a la derecha, a sus manifestaciones, a sus barones o si era parte de una representación”; o bien por “cobardía”. El senador de ERC ha acusado a Sánchez de dar prioridad al “juego electoral” y a “dinámicas internas” del PSOE antes que a la búsqueda de soluciones para Cataluña.

Disqus Comments Loading...