Romeva asegura que ‘los que amenazan los valores europeos están entre las acusaciones’

El exconseller de Exteriores Raül Romeva ha lamentado este martes que políticos que defienden los principios europeos de libertad e igualdad estén en el banquillo, mientras los que "amenazan" esos valores se sienten entre las acusaciones, lo que a su parecer "debería incomodar a los demócratas". En su declaración ante el Supremo, en la que se ha acogido a su derecho a contestar solo las preguntas de su abogado, Romeva ha explicado que, más que independentista, se define como una persona "republicana y europeísta", que defiende un proyecto europeo basado en los derechos, la libertad y la no discriminación por razones de género, raza o lengua.

“Por eso soy republicano”, ha proclamado el diputado de ERC Raül Romeva, que ha subrayado que su proyecto político “no va contra nadie”, sino que defiende a aquellas poblaciones de “España y Europa” que aspiran a esos valores de libertad e igualdad.

El exconseller, además, se ha presentado ante el tribunal del “procés” como un “preso político”, de manera que no va responder a la Fiscalía porque, al igual que hizo el exvicepresidente Oriol Juqueras, considera que se enfrenta a “un juicio político”. Ha arrancado su interrogatorio asegurando que no responderá a las preguntas del Ministerio Fiscal porque “considera esto un juicio político”, en la misma línea que alegó Junqueras la pasada semana, con quien comparte abogado defensor, Andreu Van den Eynde, única parte a la que va a contestar. Y ha añadido: “Hoy hace 365 días estoy en prisión y me considero un preso político”.

El exconseller de Exteriores, que afronta 16 años de prisión, ha considerado “preocupante” que quienes, como él, defienden los valores europeos estén hoy en el banquillo de los acusados y quienes los amenazan “se sientan en el estrado, entre las acusaciones”, en una velada referencia a la acusación popular ejercida por Vox. “Eso debería incomodar a los demócratas, no solo a los independentistas, porque es difícil concebir una realidad tan paradójica como la que estamos viviendo”, ha mantenido.

Romeva, que antes de liderar la candidatura JxSí al Parlament fue eurodiputado con ICV-EUiA, se ha presentado ante el tribunal como un hombre de paz, por lo que ha repasado su biografía, como objetor de conciencia y simpatizante de movimientos pacifistas, así como su carrera profesional en Intermón Oxfam, en la Unesco y en la OSCE o como profesor de relaciones internacionales o resolución de conflictos en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

El exconseller ha recordado que “siempre” ha apostado por el derecho a la autodeterminación “como objetivo legal y legítimo” y ha afirmado que discrepa de la Fiscalía en que ese principio debe circunscribirse a los procesos de descolonización, ya que a su entender puede ejercerse “en la medida en que se ha intentado todo antes”. En opinión de Raül Romeva, “esto funciona muy bien en el caso de Cataluña, es un ejemplo claro de haber intentado hacer las cosas de otra forma si no ha habido otro avance”.