Rivera se compromete a que el español sea lengua vehicular en las escuelas si es presidente

Ciudadanos lleva dos días fijando los ejes de su campaña electoral para el 28-A. Después de anunciar el lunes que no pactará con Pedro Sánchez y el PSOE sean cuál sean los resultados de los comicios generales, este martes Albert Rivera ha asegurado que si es el nuevo presidente del Gobierno garantizará que el español sea lengua vehicular en todas las escuelas y centros educativos. “Si nosotros gobernamos el español será la lengua vehicular en todas las aulas públicas y concertadas”, ha afirmado en una comparecencia ante su grupo parlamentario en el Congreso.

Rivera, por otra parte, ha vuelto a defender la decisión de la Ejecutiva de su partido de negarse a pactar con Pedro Sánchez y con el PSOE tras las elecciones generales del 28 de abril, afirmando que en la próxima legislatura Sánchez pretende “reeditar el acuerdo con los golpistas”, en alusión a los partidos independentistas catalanes. El objetivo, ha dicho, es evitar “otro Gobierno Frankenstein”. “Sánchez, si puede, lo resucitará”, y ya ha dicho que “está dispuesto a reeditar un acuerdo con los golpistas, los que han intentado romper nuestro país y han dividido a la sociedad catalana”, ha advertido tras referirse a las últimas declaraciones del jefe del Ejecutivo.

En una entrevista en RTVE, el presidente dijo que no veta a ninguna formación política de cara a futuros acuerdos postelectorales, tampoco a los partidos independentistas. Según Rivera, esto es lo que hace que “cada vez más españoles estén convencidos de que Sánchez es parte del problema”, porque lo ven como “el aliado” de “los que quieren liquidar España”.

“Por tanto, hay que echar a Sánchez para que España tenga un Gobierno, un presidente y una mayoría que defiendan la Constitución y la igualdad entre españoles”, ha subrayado, asegurando que “cada voto a Ciudadanos va a ser un voto para que Sánchez se vaya a la oposición”. En este sentido, Rivera ha indicado que la posición que ha adoptado la formación naranja ante las elecciones del 28 de abril “es una decisión necesaria para decirle a los españoles” que Cs “es la alternativa a Sánchez”.

Por otro lado, Rivera ha marcado distancias con el PP, al destacar que “no es lo mismo ser liberal que conservador y no es lo mismo estar limpio de corrupción que tener casos de corrupción”. Asimismo, ha abogado por “superar la batalla entre izquierdas y derechas” y por “tener un proyecto de futuro” para España centrado en mejorar la educación, potenciar la innovación o modernizar el mercado laboral, en vez de hablar “de Franco y del aborto todo el día”, como cree que hacen PP y PSOE.

Tras expresar su convencimiento de que Ciudadanos va a gobernar España, ha dicho que cuando eso ocurra, “los golpistas nunca más van a mandar sobre el resto de los españoles” ni se les va a permitir “mofarse” de ellos. “A los españoles se les respeta; y si soy presidente del Gobierno, los nacionalistas tienen que saber que no van a poder hacer lo que han hecho estos 40 años con el PP y el PSOE”, que es “seguir chantajeando electoral o aritméticamente al pueblo español, porque vamos a tejer alianzas entre los que defendemos España”, ha recalcado.

El líder de la formación naranja ha dicho que su Ejecutivo será “liberal” y defenderá un “patriotismo” que apueste por “unir a los españoles”, lucir los símbolos nacionales “sin complejos” y “defender las libertades constitucionales frente al nacionalismo”.

Candidatos independientes

Rivera, que ha reivindicado la capacidad de Ciudadanos de “llegar a acuerdos” con otros partidos y ha afirmado que siempre han pensado más en los españoles que en sus propios intereses, ha aprovechado la ocasión para confirmar que se presentará a las primarias del partido para ser escogido como candidato a la Presidencia del Gobierno.

Además, ha señalado la necesidad de que la formación naranja siga sumando a figuras independientes, a personas con “talento” procedentes de la sociedad civil que pueden ser a la vez “buenos profesionales y buenos políticos”. “Ese es el camino, ensanchar y agrandar el centro político para volver a tender puentes y decir a Sánchez que se acabó el sanchismo, que se acabó esta etapa de confrontación, etiquetas y trincheras”, ha manifestado.