Apelación desestima el recurso del Real Madrid y Sergio Ramos jugará apercibido ante el Barça la semifinal de Copa

Si ve una tarjeta amarilla y su equipo se clasifica, el capitán madridista se perdería la final

El Comité de Apelación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha desestimado este martes el recurso presentado por el Real Madrid contra la tarjeta amarilla que Sergio Ramos vio ante el Barcelona, partido correspondiente a la ida de semifinales de la Copa del Rey.

En el minuto 9 de dicho duelo, que se saldó con empate (1-1), el capitán del Real Madrid fue amonestado por derribar un rival. El club blanco recurrió presentado la prueba videográfica y, tras ser “meticulosamente examinada” por el Comité, la conclusión es que “no se evidencia error material alguno en los hechos descritos en el acta, que son perfectamente compatibles con las imágenes”.

De este modo, el organismo ha desestimado el recurso y Sergio Ramos disputará la vuelta de semifinales, prevista para el próximo 27 de febrero, sabiendo que, en caso de ver una nueva tarjeta amarilla, se perdería una hipotética final de su equipo.