Siete diputados laboristas dimiten y formarán el Grupo Independiente en el Parlamento

Los dimisionarios justificaron su decisión por la mala gestión de Corbyn de los presuntos casos de antisemitismo dentro del partido o por su ambigua política relativa al Brexit

Los siete diputados que dimitieron del opositor Partido Laborista británico por desacuerdos con el liderazgo de Jeremy Corbyn se constituirán en el Grupo Independiente en la Cámara de los Comunes, indicaron hoy en una rueda de prensa conjunta.

El grupo, que cuenta ya con página web y cuenta de Twitter, presentó una Declaración de Independencia, donde se compromete a promover una política "basada en los hechos, no impulsada por la ideología", por lo que votará caso por caso en el Parlamento.

Los diputados, críticos desde hace tiempo con la línea socialdemócrata de Corbyn, abogan por "tener una perspectiva a largo plazo sobre los retos del siglo XXI en el interés nacional, en lugar de estar encerrados en las viejas políticas partidistas del siglo XX", según la declaración.

En su opinión, ninguna de las formaciones representadas en los Comunes "puede proporcionar ni el liderazgo ni la dirección que el país necesita", mientras que ellos buscarán "reconocer el valor del debate sano" y "mostrar tolerancia hacia las diferentes opiniones", a fin de "construir consenso".

Los siete parlamentarios, que explicaron las razones de su dimisión a título personal, llamaron a otros diputados y a los electores "cansados" con el actual estado de la política a apoyar su iniciativa, con vistas en apariencia a fundar un nuevo partido en el futuro.

Los dimisionarios son Luciana Berger, Chuka Umunna, Mike Gapes, Ann Coffey, Chris Leslie, Gavin Shuker y Angela Smith.

En general, justificaron su decisión bien por la mala gestión de Corbyn de los presuntos casos de antisemitismo dentro del partido o por su ambigua política relativa al "brexit" o salida de la Unión Europea (UE).

En su comparecencia, Berger dijo que consideraba a la formación "institucionalmente antisemita", mientras que Leslie adujo que el Laborismo "ha sido secuestrado por la máquina política de la izquierda dura".

Umunna lamentó que el liderazgo no haya apoyado abiertamente la opción de un segundo referéndum del "brexit", que él defiende como parte de la campaña multipartita "Voto del Pueblo".

La escisión ha motivado algunas muestras de apoyo de colegas en las redes sociales, así como expresiones de tristeza y también muchas críticas.

El exlíder laborista Ed Miliband subrayó que "un Gobierno laborista es aún la mejor opción para el país", mientras que el diputado Jonathan Ashworth dijo que, como independientes, "ayudarán a los conservadores a mantenerse en el poder".

Las Juventudes Laboristas les tildaron de "cobardes" y "traidores", y la parlamentaria Lisa Nandy afirmó que es "un día horrible para el Partido Laborista y todo el mundo" que lo necesita.

La escisión recuerda a otra protagonizada por esta formación en 1981, cuando cuatro diputados se marcharon para formar el Partido Democrático y Social (SDP), que eventualmente se convirtió en el actual Partido Liberal Demócrata.

RELACIONADO