La mayoría de los españoles opta por el diálogo con Cataluña y rechaza aplicar el 155

Más de un 52% de los españoles instan a hablar a la Generalitat y el Gobierno según dos sondeos de 'El Periódico' y 'La Vanguardia'

La mayoría de los españoles apuestan por el diálogo para afrontar el conflicto catalán, según dos estudios de opinión que publican ‘El Periódico de Cataluña’, que otorga a esta opción un porcentaje del 52,6 %, y el diario ‘La Vanguardia’, con un porcentaje similar, del 52,3 %.

Según la encuesta realizada para ‘El Periódico’ por el Gabinete de Estudios Sociales y Opinión Pública (GESOP), un 52,6 % de los españoles creen que el Gobierno debe abordar el conflicto catalán con el “diálogo con los independentistas”, mientras un 37,3 % son partidarios de aplicar el artículo 155 de la Constitución y un 10,1 % no saben o no contestan.

La encuesta señala que el porcentaje de los partidarios del diálogo se eleva hasta el 86,7 % en Cataluña, seguido del 74,1 % en el País Vasco y del 62,4 % en Galicia.

En cambio, es en las autonomías donde más elevado es el porcentaje de los partidarios de aplicar el 155, encabezadas por Andalucía, con un 48,6 %, seguida de las dos Castillas con un 46,9 % y de Canarias con un 45,2 %.

En comunidades como Madrid también son mayoritarios los partidarios del diálogo con un 46,3 %, aunque los ciudadanos que prefieren el 155 son el 42,1 %, porcentajes muy similares a los de Valencia con un 46,7 % y un 42,1 %, respectivamente.

En el caso del sondeo de GAD3 que publica ‘La Vanguardia’, un 52,3 % de los encuestados creen que la vía para resolver el conflicto es “el diálogo entre gobiernos”, mientras un 34,2 % prefieren aplicar el 155, y un 13,5 % no saben o no contestan.

El estudio señala que en Cataluña estos porcentajes son de un 78,5 % a favor del diálogo y un 13,5 % son partidarios de recurrir al 155.

Según este rotativo, uno de cada tres votantes de Cs y uno de cada cuatro del PP se inclinan por el diálogo entre los ejecutivos español y autonómico.

Un 58 % del conjunto de los españoles se oponen a la concesión de un indulto a los líderes independentistas si son condenados, porcentaje que en Cataluña supera el 39 %.

En el sondeo también se pregunta por la polémica figura del ‘relator‘. En este sentido, a pesar de todo el ruido que ha provocado el tema, el 47% de los españoles ven necesaria esta figura, mientras que un 44% la rechaza. El ‘relator’ contaría incluso con la aceptación de una cuarta parte de los votantes del PP o de Ciudadanos.

Pese al fracaso del diálogo en Cataluña, del que el Gobierno de Sánchez responsabiliza a los independentistas, desde el Ejecutivo se siguen mandando mensajes para apaciguar la situación en Cataluña. Este mismo lunes, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell ha alertado este lunes sobre la llegada de la “derecha extrema” a España a través de Vox y ha avisado de que contar con el partido de Santiago Abascal para formar Gobierno tras las elecciones de abril no permitirá las “toneladas de diálogo” que, a su juicio, son necesarias para resolver la crisis en Cataluña.

En declaraciones a la prensa en Bruselas, en donde asiste a una reunión de ministros de la UE, Borrell ha advertido que la extrema derecha ha “emergido” ahora en el panorama electoral español y ha recordado que en el pasado él presumía ante colegas europeas de que este fenómeno no hubiera llegado a España.

Así, ha considerado “preocupante” que se pueda producir una alianza de Vox con “otras formaciones políticas”, en una alusión sin mencionarlos a PP y Ciudadanos, y ha añadido que “sinceramente, no es lo que España necesita”.

“Tampoco es el (escenario) que permitiría resolver la cuestión catalana, que requiere toneladas de voluntad de diálogo”, ha explicado Borrell, para señalar que las elecciones anticipadas del de abril serán “trascendentales”.

La posición del Gobierno contrasta radicalmente no solo con la posición de Vox, si no con la del PP, cuyo líder, Pablo Casado, ha acusado a Sánchez de “traidor” y “felón”, entre otras lindezas, por intentar dialogar con los independentistas.

Casado quiere que sus cargos repitan en cada rincón de España que Sánchez se ha visto obligado a convocar elecciones porque el PP le “ha pillado negociando” con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Por eso, su campaña se centrará recalcar a los españoles que en las urnas se decide entre “el modelo de negociar” con el independentismo o el de “aplicar el 155 en Cataluña”.