El Gobierno niega el permiso a los escoltas de Torra para acompañarle a Bruselas

El Gobierno y la Generalitat han chocado por la decisión del Ministerio de Interior de denegar el permiso para salir de España a los escoltas del presidente de la Generalitat, Quim Torra, lo que le convierte en el primer presidente catalán que viaja al extranjero sin protección de los Mossos.

De esta forma, Torra ha viajado este lunes sin servicio oficial de escoltas de los Mossos d’Esquadra a Bruselas, donde ha acudido para participar en un acto junto al expresidente Carles Puigdemont.

En rueda de prensa, el conseller de Interior, Miquel Buch, ha denunciado que el ministerio de Fernando Grande-Marlaska les comunicó el pasado jueves, 14 de febrero, que habían cambiado la manera de operar y que a partir de ahora las peticiones para que salieran fuera de España escoltas de los Mossos se tenían que tramitar a través de la Secretaría de Estado de Seguridad y no de la sala de coordinación policial, de carácter técnico.

Desde que se introdujo este cambio operativo, según Buch, el Ministerio de Interior ha denegado todos los permisos solicitados por la Generalitat para que los escoltas de los Mossos acompañen a Torra y a los consellers en el extranjero, si bien lo sigue autorizando para sus viajes al resto de España.

El conseller ha denunciado el “cambio de criterio” por parte del Ministerio de Interior y ha pedido al Gobierno que vuelva a autorizar que los escoltas acompañen a los miembros del ejecutivo catalán en el extranjero, al menos hasta que el próximo 4 de marzo se celebre una reunión de la Comisión Mixta de Seguridad de Cataluña para abordar esta cuestión con más profundidad. “A nadie se les escapa que hay un auge de la extrema derecha en España y que puede haber alguna persona que se exceda, se extralimite en su protesta y quiera acudir al apartado físico”, ha advertido Buch.

El conseller ha confirmado que Torra ha viajado este lunes sin escoltas a Bruselas, pero ha evitado concertar si algún agente fuera de servicio ha acompañado al presidente, aunque en este caso, ha indicado, se pagaría el viaje de su bolsillo.

Buch ha denunciado que el cambio de criterio por parte del Ministerio de Interior es “incomprensible”, ya que hasta el momento se había autorizado siempre la salida de los escoltas de los Mossos de forma “lógica y razonable”, al igual que ocurría con las peticiones al Ministerio de Exteriores para que pudiesen ir armados. “Desde que en junio de 2018 soy conseller de Interior, ha habido varios viajes del president Torra y de los consellers, y siempre han ido acompañados de escoltas, sin ningún tipo de impedimento por parte del Ministerio de Interior”, ha insistido Buch.

Además, ha indicado que le parece una “incongruencia” que el Parlamento Europeo impidiese a Torra y al expresident Carles Puigdemont que intervinieran este lunes en sus dependencias alegando motivos de seguridad y que, por contra, el Gobierno no aprecie ningún riesgo en su viaje a la capital eurocomunitaria y les deje sin protección policial.

Por su parte, fuentes del Gobierno han indicado que la decisión de denegar la petición de la Generalitat se basa en una instrucción de 2012, que establece que el servicio de escoltas en el exterior sólo se debe proporcionar “a quien realmente lo requiera en atención a sus circunstancias personales y al grado de amenaza real que soporta”.

Según las fuentes, el ministerio de Interior ha utilizado siempre el mismo criterio y, por ejemplo, no autoriza que los ministros vayan escoltados en sus viajes a Bruselas, atendiendo la instrucción 3/2012, que se aprobó a raíz de la progresiva disminución de la capacidad operativa de ETA.

Por contra, Buch ha precisado, a preguntas de los periodistas, que aunque el ejecutivo esgrima la instrucción de 2012, ésta no se ha aplicado hasta ahora porque se daba el visto bueno a todas sus peticiones.

Además, ha recordado que existen informes internos de los Mossos d’Esquadra que aconsejan que, por motivos de seguridad, los viajes de Torra al extranjero, como el de hoy en Bruselas, se hagan acompañados de su equipo de escoltas.

Torra y Puigdemont tenían previsto ofrecer este lunes una conferencia en el Parlamento Europeo, pero el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, decidió no autorizar la celebración del evento alegando razones de seguridad.

Desde Twitter, Torra anunció que finalmente el acto tendría lugar en un hotel de Bruselas este lunes por la tarde. “Dado que el presidente Antonio Tajani no rectifica su decisión antidemocrática de impedir una conferencia en el Parlamento Europeo, y reservándonos nuestro derecho a impugnarlo, la conferencia con el presidente Carles Puigdemont se hará en el hotel Steigenberger de Bruselas a las 18.30 horas”, detalló Torra.

Torra y Puigdemont cargan contra la UE

En este acto, Torra y Puigdemont, han lanzado duras críticas contra la Unión Europea por no censurar el juicio a los líderes independentistas del ‘procés’ y por no aceptar el rol de mediador internacional que le reclama el movimiento soberanista.

Ambos han arremetido especialmente contra Tajani, al que han acusado de actuar al dictado de los partidos españoles de “extrema derecha” por no haber autorizado que la conferencia que han pronunciado en un hotel de lujo de Bruselas tuviera lugar en las instalaciones de la Eurocámara.

En lugar de defender los derechos de todos los europeos, Tajani ha convertido el Parlamento Europeo en una marioneta de los partidos españoles de extrema derecha y del señor Borrell, el ministro de Exteriores, que siempre está en contra el diálogo con Cataluña”, ha dicho Torra ante una audiencia principalmente catalana, que ha llenado una sala con un aforo de 250 plazas.

En la misma línea se ha pronunciado Puigdemont, para quien Tajani ha impuesto “una ley mordaza ‘de facto’” y ha puesto en duda que las razones de seguridad que ha esgrimido el presidente de la Eurocámara para vetar el acto se sostengan, dado que desde que vive fugado en Bélgica ha tenido la oportunidad de visitar los Parlamentos de varios países europeos sin que ello planteara “problemas” en estas instituciones.

El expresidente catalán ha querido subrayar que los catalanes son un pueblo “profundamente europeo” y se ha desmarcado de discursos populistas y nacionalistas “de otras épocas”, por lo que ha reivindicado el apoyo de la Unión Europea a una parte de su población que reclama su derecho a decidir.

“La Unión Europea no puede seguir apoyando actitudes ‘demofóbicas’ como el respaldo de Tajani a los partidos españoles que apoyan la represión”, ha continuado Puigdemont, para quien es una “vergüenza” para Europa que existan “presos políticos” en uno de sus Estados miembros.

Por ello, ha instado a “todos” los eurodiputados a “abrir los ojos y actuar como demócratas” y reaccionen ante un juicio en el que se juzgan, entre otros, a dos exeurodiputados, Oriol Junqueras y Raül Romeva.

“La credibilidad democrática europea están en riesgo en Madrid ahora, ésta es una crisis europea”, ha insistido Puigdemont.

Así, tanto Torra como Puigdemont han considerado una “vergüenza” que haya políticos en prisión provisional en el marco de la causa del ‘procés’ y han criticado en distintos momentos de sus discursos el “silencio” que, sostienen, han mantenido las instituciones europeas desde la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Desde el inicio de la crisis secesionista, la Comisión Europea ha expresado en reiteradas ocasiones su respeto por el orden constitucional en España y han apelado a una solución dialogada, dentro de los límites de la Constitución. También llamó a la contención tras las imágenes del 1-O.

Más recientemente, el Ejecutivo comunitario ha declarado “total confianza” en la independencia del sistema judicial en España. “No queremos politizar la situación, damos pleno apoyo a las instituciones legales y democráticas y al orden constitucional del país”, dijo hace una semana uno de los vicepresidentes de la Comisión Europea, el finlandés Jyrki Katainen.