Cientos de miles de personas marchan en Barcelona contra el juicio del ‘procés’

La Guardia Urbana de Barcelona cifra en 200.000 personas los participantes en la primera gran movilización en el centro de la capital catalana para protestar contra el juicio del “procés”, con el lema “la autodeterminación no es delito”. La manifestación, convocada por ANC y Òmnium Cultural, ha comenzado a las 17.11 horas y ha transcurrido por la Gran Vía, entre Plaza España y Plaza Universidad, donde han tenido lugar numerosos parlamentos desde un escenario en el que una de las presentadoras del acto ha indicado que el número de asistentes ha sido de 500.000.

Han intervenido desde este escenario, entre otros, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, y el presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Josep Maria Cervera.

En la primera gran movilización en Barcelona contra el juicio en el Supremo ha participado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el del Parlament, Roger Torrent, consellers y dirigentes de PDeCAT-JxCAT y ERC, miembros de la CUP y también de Catalunya En Comú-Podem, como Jéssica Albiach, Jaume Asens o Gerardo Pisarello.

En un ambiente festivo, los manifestantes, parte de ellos venidos en autocares desde diferentes puntos de Cataluña, han exhibido lazos amarillos, “estelades” y carteles, algunos en inglés, con lemas como “Nos juzgan a todos”, “Libertad presos políticos” o “Queremos nuestro gobierno en casa y libre”, además de alzar carteles con los rostros de los acusados del juicio del Supremo.

También se han escuchado entre los manifestantes gritos como “independencia” y proclamas a favor de la “unidad” del soberanismo.

Torra: “escuchar el clamor del pueblo”

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido a la comunidad internacional “que escuche el clamor del pueblo de Cataluña”, que este sábado se ha manifestado en Barcelona para denunciar “la farsa” del juicio del “procés” y para gritar que quieren “sentarse y hablar de libertad”.

“Estamos hartos de tener presos políticos y exiliados”, ha aseverado en declaraciones a los medios antes de participar en la manifestación unitaria del soberanismo contra el juicio por el referéndum del 1-O y la posterior Declaración Unilateral de Independencia (DUI), que ha arrancado esta semana en el Tribunal Supremo.

También ha tomado la palabra el vicepresidente del Govern, el republicano Pere Aragonès, que ha insistido en que el juicio contra los líderes soberanistas es “político” porque, parafraseando al líder de ERC, Oriol Junqueras, ante el juez: “Votar no es delito, pero impedirlo sí”.

En este sentido, Aragonès, el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, y el diputado de JxCat Albert Batet han coincidido en emplazar a votar partidos independentistas en las elecciones a las Cortes Generales del próximo 28 de abril para construir un “dique” o “muro” de “democracia contra la represión”.

En la misma línea, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha avisado de que al soberanismo las urnas “no le dan miedo” y ha llamado a ver el adelanto electoral como “una oportunidad para llenar las urnas de independencia y de república”.

Por su parte, la portavoz parlamentaria de los comunes, Jèssica Albiach, ha defendido que el conflicto catalán va más allá de defender una postura a favor o en contra del independentismo y ha defendido la presencia de su formación en la protesta contra el juicio a los líderes soberanistas encausados.

“Esto va de democracia, y lo que está pasando en Cataluña con el recorte de derechos y libertades tendría que hacer caer la cara de vergüenza a cualquier demócrata. La única salida es el diálogo, pero entendido como una conquista y no como una concesión, que es lo que hizo Pedro Sánchez”, ha recalcado.

También se ha dirigido a los medios el diputado de la CUP Carles Riera, que ha señalado la manifestación de este sábado como “el inicio de un ciclo movilizador”, que tendrá como próxima cita la huelga general convocada por el sindicato Intersindical CSC para el próximo jueves, que ha instado a secundar.