Un millar de chinos se manifiestan en Madrid por el bloqueo de sus cuentas bancarias

Los bancos sostienen que solo han efectuado una serie de medidas para cumplir con la ley contra el blanqueo de dinero

Unos 1.000 miembros de la comunidad china se han concentrado este viernes frente a la sede del BBVA en Madrid en protesta por los bloqueos masivos de cuentas bancarias que han sufrido muchos de ellos y que les permiten hacer una vida normal y, entre otras cosas, mandar dinero a su país. La entidad bancaria afirma que solo está cumpliendo con la ley antiblanqueo de capitales y niega que se trate de una cuestión de racismo como defienden parte de los afectados. La protesta es bastante atípica porque, aparte de ser la primera gran manifestación de chinos en Madrid, esta comunidad no suele participar en este tipo de actos y vive ajena a los grandes problemas del país.

Entre las pancartas de los ciudadanos se podían ver algunas como “Sobrevivir no es un delito. Stop racismo”, “Pasando hambre el nuevo año chino, “Estudiantes sin dinero”, “Trabajadores no han cobrado su nómina” o “Los mayores sin su pensión”, entre carteles de protesta contra el BBVA.

La presidenta de la Asociación para la Protección y Asistencia Legal a los Comerciantes Chinos en España, Helena Xia, asegura que desde el pasado agosto miles de compatriotas han sufrido sin ningún motivo el bloqueo de sus cuentas bancarias por parte del BBVA y otras entidades.

Ante estos hechos, 5.000 ciudadanos chinos de Usera, el distrito madrileño que concentra la mayor comunidad de España de esta nacionalidad, se plantean acudir a la Justicia para denunciar por discriminación a las entidades bancarias.

Por su parte, los bancos se defienden alegando que la medida es para dar cumplimiento a la ley contra el blanqueo de dinero, y que otros clientes con independencia de su nacionalidad se han visto afectados en el marco del proceso de revisión de documentación de acuerdo con la legislación vigente en materia de blanqueo de capitales. Así pues, si la documentación no está completada se activa el proceso, pero se hace con antelación suficiente. Una vez que el cliente entrega la información completada, la situación se regulariza.