Europa deberá de gastar más de 90.000 millones de euros en Defensa

Los países de la OTAN se comprometieron a dedicar el equivalente al 2 % de su PIB a Defensa para 2024 dada la "presión" a la que Trump sometió a la UE para que aumentase su presupuesto en Defensa

Los socios de EEUU en la OTAN deberían gastar 102.000 millones de dólares (90.400 millones de euros) en los próximos años en defensa para cumplir con el compromiso de alcanzar el 2 % del producto interior bruto (PIB).

Ésta es la cifra que estima el Instituto Internacional de Estudios para la Seguridad (IISS) en su “Balance militar 2019”, publicado este viernes en Múnich (Alemania) con motivo del comienzo de la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un foro clave de política exterior y defensa.

Los países de la OTAN se comprometieron a dedicar el equivalente al 2 % de su PIB a Defensa para 2024, algo que en la actualidad cumplen menos de media docena de aliados.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha instado a sus socios a que aceleren ese proceso para alcanzar la meta cuanto antes, amenazando incluso con abandonar la alianza porque considera que su país asume una carga financiera desproporcionada.

El estudio calcula asimismo que el gasto mundial en armamento y defensa se incrementó en 2018 con respecto al año anterior en un 1,8 %, hasta los 1,67 billones de dólares (1,48 billones de euros).

La mitad de este incremento es directamente atribuible a Estados Unidos, agrega el IISS en su documento, que reconoce también que la presión de Washington está haciendo que sus aliados de la OTAN eleven sus presupuestos en defensa.

El informe argumenta que Estados Unidos elevó su gasto militar para contrarrestar los avances de Rusia y China y, aunque destaca el esfuerzo y la evolución de Moscú en este ámbito, señala que el verdadero reto de Washington es Pekín.