La visita de los Reyes a Marruecos impulsa la firma de once acuerdos bilaterales

El Rey Felipe VI y la Reina Letizia llegaron esta tarde a Marruecos para iniciar su primera visita de Estado y fueron recibidos a su llegada al aeropuerto de Rabat-Salé por el Rey Mohamed VI. Mohamed VI estaba acompañado de su hijo, el príncipe heredero Moulay Hassan, de su hija Lalla Khadija y de todos sus hermanos, el príncipe Moulay Rachid y las princesas Lalla Meryem, Lalla Asma y Lalla Hasna.

Al recibimiento acudió también la esposa del príncipe Moulay Rachid, Lalla Oum Keltoum, vestida con traje occidental como el resto de las princesas marroquíes.

Así, el recibimiento ha correspondido a la familia al completo, si se tiene en cuenta que a la esposa del Rey, la princesa Lala Salma, no se la ha visto en un acto público en Marruecos desde diciembre de 2017. El pasado marzo, la revista Hola publicó que el monarca y su esposa se habían divorciado, extremo nunca confirmado ni desmentido por el Palacio Real.

Después de intercambiar saludos y algunas palabras, los Reyes y sus familiares se dirigieron a la sala VIP dentro del edificio del aeropuerto, donde recibieron la ofrenda de bienvenida con leche y dátiles.

Posteriormente los dos monarcas y sus familiares se trasladaron hacia el Palacio Real en una caravana de numerosas limusinas negras que recorrieron más de doce kilómetros, un trayecto engalanado con banderas de ambos países y marcado por la presencia de varios grupos de música tradicional a lo largo del camino.

Después, Mohamed VI y el Rey de España mantuvieron un encuentro privado en el Gabinete Real antes de la reunión de las dos delegaciones en pleno, a la que asistieron varios ministros. Acto seguido, en el Palacio Real de Huéspedes, donde se alojan los Reyes de España, los Gobiernos de España y Marruecos han firmado una decena de convenios y acuerdos políticos, unos textos entre los que destaca el convenio de lucha contra la delincuencia que han firmado los ministros del Interior y el protocolo por el que España dona a Marruecos el Gran Teatro Cervantes de Tánger.

El resto son acuerdos políticos que incluyen desde el desarrollo de una tercera interconexión eléctrica entre ambos países a la organización de exposiciones en el Museo Arqueológico de Madrid, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el Palacio Real. También han firmado acuerdos la CNMV, Iberia y el Puerto de Algeciras.

La firma de acuerdos entre Gobiernos no es algo habitual en las visitas de Estado de los Reyes, pero en esta ocasión se ha querido ir más allá de la vertiente institucional y mostrar que la relación entre los dos países tiene un denso contenido político en múltiples ámbitos.

España y Marruecos tienen ya firmados un centenar de acuerdos, según señala este miércoles la prensa marroquí, pero los dos Ejecutivos han trabajado para cerrar nuevos textos que sirvan para dar un nuevo impulso a las relaciones.

De hecho, en primer lugar se ha firmado un memorándum de entendimiento (un acuerdo político, no jurídico) para una Asociación Estratégica Global entre los dos países, por parte de los ministros de Exteriores, Josep Borrell y Nasser Bourita. Los jefes de la diplomacia también han firmado el protocolo por el cual España dona a Marruecos el Gran Teatro Cervantes de Tánger, que el Gobierno de Rabat se ha comprometido a restaurar.

Además, se ha firmado un memorando para establecer un “partenariado estratégico en materia de energía” y otro para el desarrollo de una tercera interconexión eléctrica entre los dos países, a cargo del secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal y el ministro de Energía, Minas y Desarrollo Sostenible de Marruecos, Aziz Rebbah. Marruecos importa de España un 14 por ciento de su electricidad -y tiene una dependencia energética del 94 por ciento–.

Por su parte, los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska y Abdelouafi Laftit, han firmado un Convenio bilateral para de Lucha contra la Delincuencia. El de Cultura, José Guirao, y el presidente de la Fundación Nacional de Museos (FNM) de Marruecos, Mehdi Qotbi, han rubricado un memorando para organizar una exposición en el Museo arqueológico de Madrid y un segundo para otra en el Museo Centro de Arte Reina Sofía de España.

También en el ámbito cultural, el presidente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional de España, Alfredo Pérez de Armiñan y la directora de Los Archivos Reales de Marruecos, Bahija Simou, han acordado la organización de una exposición sobre las Colecciones Reales de los dos países en el Palacio Real de Madrid entre Patrimonio Nacional de España y los Archivos Reales de Marruecos.

Por otro lado, el director de la Autoridad Portuaria de Algeciras, Manuel Morón, ha firmado con el presidente Director General de la Autoridad Portuaria de TangerMed, Fouad Brini, un memorándum de colaboración avanzada para un dispositivo de facilitación de flujos del comercio y pasajeros en el Estrecho de Gibraltar entre España y Marruecos.

Se ha firmado también un memorando de entendimiento, entre la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV) y la Autoridad Marroquí del Mercado de Capitales (AMMC) sobre asistencia y cooperación mutua, a cargo de sus presidentes, Sebastián Albella y Nezha Hayat; y otro entre los presidentes de Iberia, Luis Gallego, y Royal Air Maroc, Abdelhamid Addou.

Primera visita desde 2014

Esta es la primera visita de Estado a Marruecos de Felipe VI, tras un viaje de presentación efectuado en 2014. Invitados por Mohamed VI, el viaje de Felipe VI y Letizia pretende reforzar aún más una relación que el Gobierno español considera “excelente” y que atraviesa “la mejor etapa” de los últimos años, en especial en lo referido a la inmigración, la seguridad y la economía.

Después de los sucesivos aplazamientos, fuentes diplomáticas subrayan la importancia de que finalmente se materialice el viaje. Si algún país es verdaderamente estratégico para España, ese es Marruecos, y la relación entre los dos países trasciende, y mucho, la cooperación contra el terrorismo o contra la inmigración ilegal que suele acaparar los titulares.

La política migratoria ha marcado el trato en la etapa reciente después de que en 2018 accedieran a España de manera irregular unos 65.000 inmigrantes, en su mayoría procedentes de Marruecos. Ante el incremento de este flujo, España intercedió para que la Unión Europea concediera al país magrebí una ayuda de 140 millones de euros para impermeabilizar “la frontera sur de Europa”, como la considera el Gobierno español.

El Ejecutivo también destaca que la retirada de la concertinas de las vallas de los límites de Ceuta y Melilla se ha acordado “en colaboración con Marruecos”. “Se hace todo en diálogo con ellos. No se hace nada a sus espaldas”, apuntan fuentes diplomáticas, que remarcan que el control migratorio es una “responsabilidad compartida” con el país vecino ante la alta presión de entrada de irregulares que padece.

A día de hoy, el foco de discrepancia más notorio es el cierre del puesto aduanero de Beni Enzar, en la frontera con Melilla, que Rabat decretó de forma unilateral el pasado 1 de agosto. Mes y medio después, ambas partes acordaron crear un grupo de trabajo para intentar encontrar una salida que aún sigue pendiente.

Con los Reyes viajaron cinco ministros y un secretario de Estado, para firmar acuerdos con sus respectivos homólogos. Se trata de los titulares de Exteriores, Josep Borrell; Interior, Fernando Grande-Marlaska; Cultura, José Guirao; Agricultura, Luis Planas e Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; junto al secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.

La jornada del miércoles terminará con la cena de gala y, el jueves, Felipe VI recibirá en el palacio Real de huéspedes al jefe del Gobierno marroquí, Saadeddine Othmani; al presidente de la Cámara de Representantes, Karim Ghellab, y al de la Cámara de Consejeros, Hakim Benchamach.

Tradicional ofrenda en el Mausoleo

Después, los Reyes visitarán el Mausoleo, donde habrá una ceremonia de honores y, posteriormente, colocarán sendas coronas ante las tumbas de Mohamed V y de Hassan II.

Posteriormente, la Reina Letizia visitará la Escuela de la Segunda Oportunidad, en Salé, donde mantendrá un encuentro con niños y jóvenes que están en acogida y realizan cursos de reinserción y visitará la residencia, las aulas y los talleres. Durante la mañana del jueves también habrá, en la residencia del embajador de España, una audiencia de los Reyes a hispanistas y escritores marroquíes en lengua española.

Se trata de los escritores Abderrahman el Fathi, Larbi el Harti, Nisrin ibn Larbi y Aziz Tazi y los estudiosos Aziza Bennani, Fatiha Benlabbah, Mohamed Abrighach, Mustapha Adila, Ahmed Benramdane, Hossain Bouzineb, Abdellatif Limami, Ahmed Mgara y Raissouni Khalid.

Por la tarde, en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores será el acto de constitución del Consejo Económico Marruecos-España, un órgano de cooperación entre las patronales de los dos países. Allí pronunciará Felipe VI un discurso ante responsables de ambos Gobiernos y de la comunidad empresarial.

El último acto de la visita será una recepción de los Reyes, en la sede de la Biblioteca Nacional, a la colectividad española en Marruecos, a la que el Rey dirigirá también unas palabras. Don Felipe y Doña Letizia regresarán a España el mismo jueves por la noche, tras una ceremonia de despedida con honores en el aeropuerto de Rabat.

RELACIONADO