Casado, a Sánchez: “Convoque elecciones ya y no alargue la agonía, España se le queda grande”

El líder del PP, Pablo Casado, ha exigido este martes al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que convoque ya elecciones generales y no alargue "la agonía" porque "defender España requiere defender la Constitución" y ponerse en contra de los que quieren "destruirla". "España se le queda demasiado grande", ha proclamado.

En el debate de las enmiendas de totalidad que se celebra en el Congreso, Casado ha denunciado el “papelón” de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por acudir a la Cámara Baja a defender unos presupuestos que “ya están heridos de muerte”. “Es cómo vender un pescado que ya empieza a oler mal”, ha enfatizado.

Además, ha arrancado su discurso –ha subido a la tribuna sin papeles– defendiendo la labor del Gobierno de Mariano Rajoy contra el proceso independentista de Cataluña, ya que, según ha subrayado, al recurrir el Estatut los encausados en el ‘procés’ se sientan hoy en el Tribunal Supremo y no en el Tribunal de Justicia de Cataluña (TSJC).

Tras la concentración del pasado domingo en la Plaza Colón exigiendo elecciones y rechazando que se negocie con los independentistas, Casado ha asegurado que a Sánchez “le da igual lo que digan en la calle porque son todos fachas” y le da igual también lo que dicen “los constitucionalistas” o lo que dicen los editoriales de los periódicos “porque están todos comprados”.

“Como el clásico de Horacio, él se aplaude mientras el pueblo le silba”, ha exclamado, para añadir que también le “da igual” lo que digan los indicadores internacionales o lo que resista la sociedad española porque “tiene un manual de resistencia”, en alusión al título del libro del jefe del Ejecutivo que saldrá a la venta la próxima semana.

El líder del PP ha afirmado que Sánchez “ha estado ocho meses mal gobernando España” y ha recalcado que su “huida” ha “acabado. “Nunca nadie hizo tanto mal en tan poco tiempo. Han conseguido que el gobierno de España sea visto por todo el mundo como un rehén de los independentistas y han conseguido de forma vergonzante callar en las reivindicaciones absolutamente ignominiosas del separatismo con el propio Gobierno de España”.

En este dicho, ha dicho que espera que no prosperen en el Congreso unas cuentas públicas con las que intenta “perpetuarse” en la Moncloa para estar un mes mas volando en “el Falcon” o “paseando en el Palacio de Pedralbes con los que le dan la respiración asistida a cambio de millones, de impunidad en su golpe de Estado, retirar acusaciones o humillar a España por la permanencia en el poder”.

El presidente del PP ha rechazado las comparaciones “odiosas” de Pedro Sánchez con el expresidente Adolfo Suárez porque, según ha recalcado, “o se planta cara a los que dan el golpe” o se les “necesita para continuar en el banco azul”. Además, ha bromeado asegurando que hoy no ha pedido que se aplique el artículo 155 porque ese artículo va a incluir al propio Gobierno socialista.

También ha aprovechado su intervención para afear al Gobierno socialista que vuelva a poner encima de la mesa la exhumación de Franco –-ante la medida que aprobará este viernes el Consejo de Ministros–. “Creo que lo quieren exhumar por cuarta vez. No sé si lo van a encontrar”, ha ironizado.

Finalmente, ha subrayado que estos PGE son “nefastos” para la economía y “malos” para España, pero ha añadido que Sánchez quiere con estas cuentas “financiar otra vez una campaña electoral” como hizo en su día el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero con el llamado ‘plan E’. “Quieren volver a financiar una campaña electoral a costa del contribuyente”, ha exclamado.

Montero, a Casado: “Basa su rechazo en mentiras”

Frente a tales afirmaciones, la ministra de Hacienda ha acusado este martes al líder del PP de basar su rechazo al proyecto presupuestario de 2019 en “mentiras”, y de oponerse a las medidas de inversión social porque las considera un gasto “superfluo” y “eliminable”.

Durante el debate de enmiendas a la totalidad del proyecto presupuestario, Montero ha afeado que Casado haya puesto en duda la independencia de los jueces catalanes con el objetivo de fomentar la “crispación” y la “mentira”. También ha tachado de “falso” el “milagro” económico del PP y que los recortes los exigiera Bruselas, ya que, en su opinión, eran “pura ideología” como ha demostrado el bloqueo a la flexibilización de la senda de estabilidad.

La ministra ha criticado que Casado haya rechazado la subida del salario mínimo,– lo que ha despertado las críticas de la bancada popular-, la subida de las pensiones -para fomentar seguros privados- o la reversión de los recortes educativos para impulsar la escuela privada y la concertada con bonificaciones fiscales.

En sus críticas al discurso de Casado, Montero ha argumentado que “ha sido un mezcla de que caiga España y ya la levantaremos nosotros y que se fastidien”. “Me preocupa la cariz autoritarista” de Casado, ha añadido Montero, porque habla “de golpismo, de ilegitimidad”.

Montero ha cargado contra Casado por criticar las subidas fiscales por considerar que afectan a la clase media cuando, según la ministra, sólo atañen al 0,5 % de las empresas y el 0,7 % de los contribuyentes con el objetivo de “revitalizar los servicios públicos y que la clase media y trabajadora tenga sanidad de calidad, educación de calidad y políticas sociales de calidad”.

La ministra ha considerado que Casado “se ha quedado desnudo” en sus argumentos cuando se ha demostrado que lo que el PP “decía que se estaba haciendo a escondidas”, en referencia a las negociaciones con los independentistas, “no era verdad”. “Dejen de contar votos y ocúpense de los problemas de los ciudadanos”, ha zanjado.

En un debate bronco, que ha tenido que ser interrumpido en varias ocasiones por la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, Montero ha subrayado que los miembros del PSOE fueron “padres y madres de la Constitución” cuando el PP “ni existía”.