La oposición de Venezuela comienza a reclutar voluntarios para el reparto de ayuda humanitaria

El chavismo denuncia "el despliegue de paramilitares" por parte de Colombia para "perpetrar un golpe de Estado"

La oposición venezolana ha puesto en marcha la Red Ayuda y Libertad y ha comenzado ya a alistar a voluntarios para repartir la ayuda humanitaria ofrecida por sus aliados exteriores, con Estados Unidos a la cabeza, para paliar una crisis que niegan desde el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“Estamos convocando al movimiento de unión más importante de Venezuela, con el propósito de ayudar al prójimo. Si todavía no saben cómo pueden ayudar, les pido que se registren en: http://www.voluntariosxvenezuela.com“, ha publicado el autoproclamado presidente Juan Guaidó en su cuenta de Twitter.

Dos horas después de la apertura de este sistema para reclutar a voluntarios, la propia red ha asegurado que cuenta con 20.000 inscritos. El grupo se define en su página como “una red de ciudadanos venezolanos unidos con el objetivo de apoyar los esfuerzos de la Coalición Ayuda y Libertad Venezuela, conformada por un conjunto de países y organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, para atender la Emergencia Humanitaria en Venezuela”.

Su primer objetivo declarado es “generar consciencia y difundir información a nivel nacional e internacional sobre la situación de Emergencia Humanitaria Compleja en Venezuela”, seguido del de “construir y capacitar una red de apoyo logístico (…) para el recibimiento, almacenamiento, coordinación, distribución y entrega de la Ayuda Humanitaria”.

El tercer objetivo recogido por la organización es “ayudar en las labores de diagnóstico y atención de la salud de las población objetiva de la Ayuda Humanitaria”.

El Gobierno venezolano ha impedido la entrada de la ayuda humanitaria enviada por los gobiernos aliados de Guaidó después de que este anunciara la instalación de tres centros de acopio en las fronteras con Brasil y Colombia –Las Tienditas– y un tercero en el Caribe.

Este domingo Guaidó ha anunciado que en los próximos días se instalarán otros dos centros de acopio para recibir la ayuda humanitaria, uno de ellos en Colombia.

“Podemos salvar vidas en Venezuela con esta ayuda humanitaria. En los próximos días se instalarán formalmente los otros dos puntos de acopio”, ha indicado Guaidó tras participar en una oración Gran Rosario por Venezuela en la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe de Caracas.

Asimismo, Guaidó ha aseguardo que mantienen contactos con el Gobierno de Países Bajos para habilitar el centro de acopio en el Caribe. “Estamos terminando de cerrar con el gobierno de Holanda el centro de acopio en el Caribe. Y habrá un cuarto punto en otro lugar de Colombia”, ha explicado.

Además, ha revelado que para la manifestación prevista para el 12 de febrero habrá cinco puntos de salida que serán anunciados en cuestión de horas.

Venezuela se encuentra sumida en una crisis política desde que el 23 de enero el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Juan Guaidó, se autoproclamase presidente encargado del país por no reconocer el nuevo mandato del presidente Nicolás Maduro. Estados Unidos ha reconocido a Guaidó como presidente legítimo y ha advertido de que hay varias opciones “sobre la mesa”, incluida una intervención militar.

El chavismo denuncia “el despliegue de paramilitares”

El periodista y exvicepresidente venezolano José Vicente Rangel, una de las voces más importantes del chavismo, ha denunciado este domingo que Colombia ha desplegado a paramilitares en la frontera con Venezuela para perpetrar un golpe de Estado siguiendo instrucciones de Estados Unidos.

“Colombia ha mostrado plena seguridad con políticas de la Casa Blanca, mantiene presión a través de paramilitares sobre la frontera con Venezuela y ha activado las siete bases paramilitares de Estados Unidos en territorio colombiano”, ha afirmado Rangel en su programa de televisión.

Además, Rangel ha afirmado que el comandante del Mando Sur de Estados Unidos, Kurt W. Tidd, ha visitado Colombia en varias ocasiones para reunirse con cargos colombianos para dinamizar la relación, desarrollar estrategias golpistas y revisar una estrategia para la frontera.

Igualmente Rangel ha denunciado el ataque monetario sufrido por Venezuela y que influye en el proceso inflaccionario del país y ha asegurado que existen estudios que atribuyen hasta el 75 por ciento de la inflación al dólar paralelo.

Venezuela se encuentra sumida en una crisis política desde que el 23 de enero el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Juan Guaidó, se autoproclamase presidente encargado del país por no reconocer el nuevo mandato del presidente Nicolás Maduro. Estados Unidos ha reconocido a Guaidó como presidente legítimo y ha advertido de que hay varias opciones “sobre la mesa”, incluida una intervención militar.