El párroco de Constantí investigado por pederastia renuncia a su cargo

El sacerdote explica que ha decidido ausentarse "un tiempo", pese a que los hechos ocurridos no le impiden ejercer su cargo

El párroco de Constantí (Tarragona), Xavier Morell Rom, ha presentado este martes por la tarde su renuncia como rector de la parroquia tras las presiones ejercidas por algunos feligreses y el ayuntamiento al conocerse que estuvo dos años apartado mientras se le investigaba por una denuncia de abusos.

El sacerdote, que se ocupaba DE la rectoría de las parroquias de Sant Feliu Mártir de Constantí (Tarragona) y Sant Sebastià de La Canonja (Tarragona), ha explicado que ha decidido ausentarse “un tiempo”, pese a que los hechos ocurridos no le impiden ejercer el ministerio.

El cura afirma que ha tomado la decisión “en bien de las parroquias y de acuerdo con el arzobispo” de la diócesis, Jaume Pujol.

Morell fue citado a declarar antes de 2010 en una investigación civil por un caso de pornografía infantil, que finalmente fue sobreseído por el juez, aunque el Arzobispado lo apartó preventivamente de su ministerio e informó al Vaticano mientras llevaba a cabo una investigación interna que concluyó que no había cometido delito, por lo que le rehabilitó el pasado año.

Al conocerse el caso, y tras el antecedente del anterior rector de la parroquia de Constantí (Tarragona), Pere Llagostera, fallecido hace dos años y que también ha sido acusado de abusos, algunos vecinos de la localidad se han soliviantado y han solicitado que el párroco fuese apartado.

“Ante las últimas noticias aparecidas en los medios de comunicación hacia mi persona, aunque los hechos ocurridos no impiden ejercer el ministerio en estas parroquias y en bien de ellas, de acuerdo con el señor arzobispo he decidido pedir ausentarme un tiempo”, ha dicho en un comunicado el sacerdote, que estaba en el puesto desde el pasado mes de septiembre..

El alcalde de Constantí, Óscar Sánchez, que tiene previsto reunirse mañana con el arzobispo Pujol para analizar la situación creada, tanto por los abusos que presuntamente cometió Llagostera, como por la situación de Morell, ha condenado “rotundamente cualquier tipo de abuso sexual” y ha expresado su solidaridad y apoyo con las personas que se hayan podido ver afectadas.

También ha asegurado que desde que tuvo conocimiento de los casos de abusos pidió una reunión de urgencia con el arzobispado “para aclarar los hechos, recoger toda la información y coordinar la respuesta institucional y la atención a las personas afectadas”.

Una vez han tenido confirmación por parte del arzobispado que el actual párroco había estado vinculado a un caso de abusos sexuales y pornografía infantil, el alcalde ha exigido el cese del rector.

“Queremos insistir en que cualquier tipo de abuso sexual, en este caso a menores, es una grave vulneración de los derechos humanos y un problema social de primer orden que atenta contra la dignidad y la integridad física y moral de las personas”, ha recalcado el alcalde.

Disqus Comments Loading...