País Vasco se suma a Cataluña y establece la precontratación para los servicios VTC

Los vehículos con conductor (VTC) deberán contratarse en el País Vasco con al menos una hora de antelación, salvo en "circunstancias especiales" como urgencias, mutuas de accidente y asistencia en carretera, entre otros supuestos.

Este martes se han reunido en Vitoria representantes del Gobierno Vasco, de la Federación Vasca del Taxi y de las VTC para avanzar en las bases que regirán la nueva normativa en Euskadi para los servicios de vehículos con conductor, después de que la semana pasada ambos partes acordaran no “confrontar” y negociar la regulación del sector.

En la cita se han acordado unas bases regulatorias generales que, además de fijar en una hora el plazo mínimo de contratación, establecen que los VTC no podrán en ningún caso circular por las vías públicas en busca de viajeros y que la geolocalización de los vehículos sólo la conocerá la empresa y nunca los clientes.

Así lo ha dado a conocer, tras la reunión, la directora de Planificación del Transporte del Gobierno Vasco, Janire Bijueska, que ha calificado de “triunfo” el acuerdo alcanzado, fruto de la “voluntad constructiva” y de evitar “cualquier confrontación” de todas las partes, algo que era una “prioridad fundamental” para el Ejecutivo autonómico.

A diferencia de otros lugares como Madrid y Barcelona, en el País Vasco no operan ni Uber ni Cabify -aunque han solicitado reunirse con las autoridades vascas- y tampoco se ha producido un conflicto entre los taxistas y las empresas de VTC, que hasta la fecha han convivido con normalidad.

Ambos sectores y el Gobierno Vasco se han reunido en varias ocasiones en los últimos meses para tratar de consensuar una regulación. En la cita de este martes se ha cerrado un texto con “los aspectos más generales”, pero serán necesarios más encuentros para definir la letra pequeña de la normativa.

Por el momento se ha acordado que los VTC sean contratados al menos con una hora de antelación y que sea necesario llevar a bordo del vehículo la documentación del servicio contratado, para así acreditar que han cumplido ese tiempo mínimo. El vehículo sólo podrá circular si justifica que está prestando un servicio previamente contratado; en caso contrario deberá volver a las cocheras.

Esa hora de margen no será necesaria en “circunstancias especiales”, como urgencias, mutuas de accidente, asistencia en carretera y modificaciones en un servicio ya precontratado, entre otros supuestos en los que se abre la puerta a la subrogación.

Taxistas y empresas de VTC también se han puesto de acuerdo en que estos últimos vehículos “no podrán en ningún caso circular por la vía pública en busca de clientes, ni propiciar la captación de viajeros” que no hayan contratado previamente el servicio.

Los VTC vascos deberán usarse “habitualmente” dentro de Euskadi y si se desplazan a otra comunidad autónoma tendrán que portar la correspondiente autorización en el salpicadero, en un lugar visible.

Los puntos consensuados este martes se suman al acuerdo alcanzado el pasado diciembre para que los VTC lleven una pegatina de color verde en el parabrisas y en la luna trasera que los identifique, de manera que se prevendrá el intrusismo y se favorecerá la inspección y control de la actividad.

En la actualidad, en el País Vasco hay 2.137 taxis y 95 VTC, lo que arroja un ratio de 1/23, es decir un coche con conductor por cada 23 taxis. Hay, además, 264 peticiones de licencia VTC pendientes de tramitación, aunque el Gobierno Vasco cree que es prácticamente imposible que se concedan al superarse la tasa 1/30 ratificada por el Tribunal Supremo para el conjunto de España.