El taxi decide si sigue con la huelga indefinida

Los trabajadores votan hasta las 18 horas de este martes en la T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

Las asociaciones del taxi organizan este martes un referéndum dirigido a que el sector decida si desconvocan la huelga indefinida tras la negativa de la Comunidad de Madrid de acometer una regulación inmediata de la VTC. Los taxistas votan desde las 10 horas y hasta las 18 horas en la T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Posteriormente y una vez cerradas las urnas, se procederá al recuento del sufragio emitido.

Los profesionales del sector tomarán esta decisión precisamente cuando se cumplen 16 días de paro indefinido y tras constatar este lunes por medio de la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, que no habrá una regulación exprés de la VTC y que sí se aprobará en breve (en Consejo de Gobierno) un cambio en el reglamento del taxi para que puedan tener tarifas a ‘precio cerrado’ junto a la modalidad de trayecto compartido.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, explicó este lunes tras la reunión en la Consejería de Transportes que el sector se había sentido “insultado” y “despreciado” por la negativa de la Comunidad a regular ahora a la VTC, apelando a una tramitación ordinaria de una futura normativa que puede tardar años en salir y supeditada al consenso entre sectores.

“Esta batalla la hemos perdido, pero no la guerra”, ha relatado Sanz, para insistir en que los taxistas se sienten “humillados” pero “no vencidos”, por lo que van a reorganizarse de cara a plantear su lucha hasta las elecciones sino “hasta el final”.

Al respecto, ha comentado que van a seguir saliendo a la calle para reclamar sus derechos y explorarán vías alternativas de protesta, junto a otros sectores, para exigir que se produzca una regulación de la VTC, que a su juicio ahora vive en el “limbo jurídico” o incluso en la “ilegalidad”.

A su vez, la consejera de Transportes explicó que el Ejecutivo autonómico no piensa lanzar ninguna reforma legislativa que no tenga el consenso entre ambos sectores y el resto de agentes implicados, dado que un planteamiento como el de Cataluña (con precontratación temporal) suponía “despidos” y vulneraba la libertad de elección de los madrileños a la hora de decidir sobre la modalidad de transporte terrestre.

“No voy a regular algo sobre el que no haya acuerdo por parte de todas las partes, porque entiendo que las VTC tienen que tener las mismas posibilidades de desarrollo“, insistió la consejera de Transportes, quien confía en que se desconvoque la huelga y los madrileños puedan optar al servicio del taxi.

Además de en Madrid, donde se sigue buscando una solución al conflicto, en Barcelona se suceden los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) presentados por las empresas de VTC tras la entrada en vigor del decreto de la Generalitat que recoge una precontratación para estos servicios, con un mínimo de 15 minutos de antelación.

Este lunes ha sido Moove Cars la que ha presentado ante el departamento de Trabajo de la Generalitat un ERE para la suspensión de 730 empleos tras anunciar el cese de su actividad en Barcelona, al igual que han hecho Uber y Cabify. La empresa considera que las medidas adoptadas por la Generalitat “son totalmente discriminatorias y desproporcionadas” y hacen el servicio “inviable”.

Los cambios regulatorios también se han extendido a otras comunidades. Es el caso del País Vasco, donde la nueva normativa recoge que los vehículos VTC deban contratarse con al menos una hora de antelación, salvo en “circunstancias especiales” como urgencias, mutuas de accidente y asistencia en carretera, entre otros supuestos.

A diferencia de Madrid o Barcelona, en el País Vasco no operan ni Uber ni Cabify y no se ha producido un conflicto entre taxistas y VTC, que hasta la fecha han convivido con normalidad.

RELACIONADO