Oleada de reconocimientos europeos a Guaidó mientras Italia bloquea una moción conjunta de la UE

España y otro 18 países de la Unión Europea han firmado este lunes una declaración conjunta de apoyo y reconocimiento al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, como "presidente encargado de Venezuela" con el objetivo de que "convoque elecciones presidenciales libres, justas y democráticas". Así lo han firmado España junto con Portugal, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Países Bajos, Francia, Hungría, Austria, Finlandia, Bélgica, Luxemburgo, la República Checa, Letonia, Lituania, Estonia, Polonia, Suecia y Croacia.

AME7209. CARACAS (VENEZUELA), 02/02/2019.- El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó (i), acompañado de su esposa, Fabiana Rosales (d), pronuncia un discurso en una marcha opositora este sábado en Caracas (Venezuela). Las concentraciones opositoras al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, están convocadas en toda Venezuela y en distintos países. EFE/ Miguel Gutiérrez

La declaración conjunta -a la que no se han sumado nueve países de la unión- recuerda que el pasado 26 de enero varios estados miembros de la UE instaron a Maduro a poner en marcha el procedimiento legal para la convocatoria de elecciones presidenciales democráticas “dentro de un plazo de ocho días”. Los países firmantes han “tomado nota” de que Maduro “ha optado por no poner en marcha el proceso electoral” por lo que “y de acuerdo con los preceptos de la Constitución venezolana, reconocen y apoyan a Juan Guaidó” como Presidente encargado de Venezuela, “a fin de que convoque elecciones presidenciales libres, justas y democráticas”.

“Consideramos que hoy el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, cuya legitimidad está perfectamente reconocida, está habilitado para convocar elecciones presidenciales”, ha declarado el ministro francés de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, en una entrevista a la emisora pública “France Inter”. “Parece claro para todo el mundo, incluidos los europeos, que hay que salir de esta crisis con una elección que sea completamente legítima” para la jefatura de Estado, puesto que Venezuela es un país con régimen presidencial, ha argumentado el responsable de la diplomacia francesa. En línea con lo anunciado por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, el ministro francés ha explicado que a lo largo del día habrá consultas entre Francia y sus socios europeos para constituir un grupo de contacto con quienes lo deseen “para acompañar la transición, no para ser neutros”. El propio presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, ha proclamado el reconocimiento de Guaidó.

A la cuestión de si reconocer a Guaidó como presidente es una injerencia, Le Drian lo ha negado, puesto que el político venezolano ha sido quien ha solicitado ayuda. Además,ha considerado que “es una tentativa por nuestra parte para que la crisis venezolana se solucione con calma y evitar confrontaciones y violencia”, así como la intervención del Ejército. Ha hecho hincapié en que Venezuela es un país “exangüe” en el que “hay muchos refugiados, hay opresión, hay una inflación horrible, el pueblo está en la calle, quiere el cambio y creemos que hay que evitar” el riesgo de “guerra civil y enfrentamientos”. También ha recordado que la elección de Maduro en mayo del pasado año “fue muy contestada”, y no así la de la Asamblea Nacional, de la que salió el mandato de Guaidó.

Alemania se ha sumado a la cascada de reconocimientos, después de que el gobierno de Angela Merkel se mostrara mucho más cauteloso que algunos de sus socios ante la crisis que vive Venezuela. Cuando Guaidó se autoproclamó presidente, Merkel advirtió de que no quería un “nuevo régimen” en el país caribeño sino que impulsaría la realización de elecciones libres. “No queremos una escalada en el conflicto” y “los venezolanos deben poder pronunciarse libremente” fueron las dos definiciones dadas por Merkel para tomar distancia de la dura posición impulsada por la Casa Blanca para desplazar a Maduro. Finalmente, Berlín ha aceptado la posición común europea que vincula el reconocimiento de Guaidó a la celebración de elecciones.

“Guaidó es la persona con quien estamos hablando, y quien esperamos que inicie un proceso electoral lo antes posible”, ha afirmado Merkel en una rueda de prensa celebrada este lunes en Tokio junto al primer ministro nipón, Shinzo Abe, y ha añadido: “Él es el presidente interino legítimo para esta tarea, desde el punto de vista alemán y también de otros muchos socios europeos”. Al ser preguntado por el mismo tema, el primer ministro nipón ha dicho que Japón desea que la situación en Venezuela “se solucione de forma pacífica, democrática y estable”.

También el Gobierno del Reino Unido ha reconocido a Guaidó. El ministro de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, ha revelado la decisión en Twitter, después de constatar que el actual presidente, Nicolás Maduro, “no ha convocado elecciones en el plazo de ocho días que establecimos”. Hunt desea que el reconocimiento de Guaidó permita acercarse “a poner fin a la crisis humanitaria”.

“En esta situación apoyamos y consideramos a Guaidó como legítimo presidente interino”, ha declarado la ministra de Exteriores sueca, Margot Wallström, a la televisión pública SVT. Wallström ha asegurado que Suecia “nunca” ha reconocido las elecciones presidenciales del año pasado, boicoteadas parcialmente por la oposición y en las que ganó Nicolás Maduro, por lo que considera a Guaidó como “único representante legítimo del pueblo venezolano”. Otro país nórdico, Dinamarca, ya reconoció el domingo al presidente de la Asamblea Nacional en un mensaje de su ministro de Asuntos Exteriores, el ultraliberal Anders Samuelsen, en la red social Twitter.

“Acabo de hablar con Guaidó y le he expresado el apoyo total de Dinamarca a la lucha por la democracia del pueblo venezolano. Una buena conversación con un hombre increíble y valiente. Última oportunidad para el régimen corrupto de Maduro de elegir el camino de la democracia”, escribió Samuelsen.

También el canciller federal de Austria, Sebastián Kurz, habló el domingo por teléfono con el autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, a quien ofreció “apoyo” y a quien prometió su reconocimiento si Maduro no convocaba elecciones en el plazo fijado por la UE. “Acabo de tener una muy buena conversación telefónica con el presidente Juan Guaidó. Tiene todo nuestro apoyo para restaurar la democracia en Venezuela”, escribió el conservador Kurz en su cuenta de Twitter.

Este lunes, Kurz ha escrito varios mensajes en castellano en los que critica la negativa de Maduro a convocar elecciones y promete pleno apoyo a Guaidó.

Holanda, Portugal, Bélgica, Polonia, Croacia, Letonia, Estonia, Lituania, la República Checa, Luxemburgo y Finlandia se han sumado a la lista y han solicitado la celebración de elecciones “libres, justas y democráticas” en Venezuela, tras legitimar hoy al presidente de la Asamblea Nacional. En cambio, Italia, Grecia, Chipre y Eslovaquia se encuentran entre los países que rechazan un reconocimiento explícito a Guaidó.

Guaidó se autoproclamó presidente el pasado día 23 para luchar contra lo que calificó de “usurpación” por parte de Maduro, una posición que fue apoyada minutos después por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

No habrá declaración conjunta de la UE

Frente a esta ola de reconocimientos, los Veintiocho han fracasado en su intento de aprobar este lunes una declaración común de apoyo a Guaidó como presidente interino de Venezuela. “No habrá declaración común”, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas, mientras que una fuente diplomática de la UE ha confirmado que “Italia era el único” que no ha aceptado el texto.

Italia ya fue el único país que rechazó el pasado jueves una fórmula de compromiso en la UE para que el bloque le reconociera implícitamente aceptando que éste “en su capacidad institucional como presidente de la Asamblea Nacional” avanzara los trabajos para convocar nuevos comicios. “Hay divisiones en el Gobierno en Italia sobre el reconocimiento”, han recordado fuentes diplomáticas.

En el borrador de declaración, al que ha tenido acceso Europa Press, el bloque se limitaba a reiterar su apoyo a Juan Guaidó después de que venciera el plazo de ocho días dado por España, Francia, Reino Unido y Alemania para reconocerle como presidente interno en Venezuela si Nicolás Maduro no convocaba nuevas elecciones presidenciales en el país pero sin un reconocimiento explícito del bloque.  El objetivo de este paso, según dicho texto, era “llevar al país hacia elecciones presidenciales libres, justas y democráticas, en línea con las disposiciones relevantes de la Constitución venezolana”.

El bloque tenía previsto lanzar un aviso “fuerte” a Caracas “contra cualquier decisión u acción ulterior con el objetivo de minar el mandato democrático de la Asamblea Nacional o violar las prorrogativas y la seguridad de sus miembros” y pedirle el respeto de las libertades fundamentales en el país, incluido el derecho a la protesta pacífica. Al mismo tiempo, el bloque pretendía dejar claro que “la solución para superar la situación actual solo puede ser política y pacífica” y reivindicada el grupo de contacto internacional auspiciado por la UE con el objetivo de abrir un proceso que lleve a elecciones “libres y justas, en línea con los estándares democráticos internacionales”.

Caracas amenaza con una revisión de las relaciones

Tras esta cascada de reconocimientos a Guaidó, el Gobierno de Nicolás Maduro ha anunciado que “revisará integralmente” las relaciones bilaterales con estos gobiernos europeos. “El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela revisará integralmente las relaciones bilaterales con esos gobiernos a partir de ese momento, hasta tanto se produzca una rectificación que descarte su respaldo a los planes golpistas y los reencauce hacia el respeto estricto del Derecho Internacional”, ha dicho el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

La Cancillería ha expresado “su más enérgico rechazo a la decisión adoptada por algunos Gobierno de Europa”, a los que les ha pedido “transitar el sendero de la moderación y el equilibrio para que sean capaces de aportar constructivamente a una vía política, pacífica y dialogada que permita abordar las diferencias entre las fuerzas políticas venezolanas”.

Para el departamento que dirige Jorge Arreaza, estos gobiernos “se pliegan oficialmente a la estrategia de la Administración estadounidense de derrocar al Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro que el pueblo venezolano eligió de forma soberana, libre y democrática”.

“Resulta alarmante el grado de subordinación de esos gobiernos a la política guerrerista liderada por el actual Gobierno de Estados Unidos en contra de Venezuela, la cual a su vez atenta contra la paz y estabilidad de toda la región (…), sentando un precedente peligroso para la convivencia pacífica entre las naciones”, ha considerado.

La diplomacia venezolana ha advertido a estos países de que “están tomando partido por la fracción más extremista de la derecha venezolana que, actuando bajo la dirección de Washington, busca desesperadamente tomar el control del poder político que le ha sido negado por decisión soberana de la mayoría del pueblo venezolano”.

Además, ha defendido que “la soberanía del pueblo venezolano no está sujeta a ninguna clase de reconocimiento por parte de autoridad extranjera alguna, mucho menos luego de 200 años de haber roto las cadenas coloniales, gracias a la gesta independentista liderada por el libertador Simón Bolívar”.