Problemas por viento y nieve en numerosas carreteras del norte y del centro de España

Un total de 44 provincias mantienen este sábado avisos por riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) a consecuencia del viento, los fenómenos costeros, la nieve o los aludes provocados por la borrasca profunda Helena, según ha alertado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Las zonas más afectadas por la nieve son Castilla Leon, Soria, País Vasco y Cantabria. En cuanto al viento, se registran rachas huracanadas de más de 120 km/h en Madrid, Asturias y País Vasco.

En cuanto al riesgo de nevadas, la AEMET ha emitido aviso de riesgo para las provincias de La Rioja, Vizcaya, Cáceres, Madrid, Zaragoza, Madrid, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Ávila, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora y Granada. Si bien, el riesgo por nevadas será naranja en Lugo, Orense, Asturias, Cantabria, Álava, Guipúzcoa, Navarra, León, Burgos, Palencia, Huesca, Lérida y Jaén. Además, las provincias pirenaicas de Navarra, Huesca y Lérida tendrán riesgo por aludes.

En general, este sábado la AEMET espera nevadas importantes en el extremo norte peninsular, este de Castilla y León y en áreas de montaña; viento fuerte con rachas muy fuertes en el norte y este de la Península, Baleares y Melilla y precipitaciones persistentes en el Cantábrico, norte de Navarra y Pirineos.

Precisamente, en el extremo norte de la Península se esperan cielos nubosos o cubiertos con precipitaciones, que serán persistentes en el Cantábrico, norte de Navarra y Pirineos, con posibilidad de ser puntualmente fuertes y acompañadas de tormentas ocasionales.

También pueden producirse precipitaciones, aunque de forma más débil y dispersa, en otras zonas de la mitad norte y en sierras del sudeste peninsular, sistemas Central e Ibérico, Melilla y norte de Canarias.

Tráfico da salida a los camiones embolsados en la A-67 en Aguilar de Campoo

La Guardia Civil de Tráfico ha dado salida ya a los doce camiones y 20 turismos que se encontraban embolsados en Aguilar de Campoo (Palencia) debido a los efectos de un temporal que, además, cierra a estas horas doce carreteras y obliga a usar cadenas o neumáticos de invierno a más de una veintena, según refleja al web de la Dirección General de Tráfico consultada por Europa Press a las 11.00 horas.

Así, y según la subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil estaba dando salida en convoyes con máquinas quitanieves y patrullas de la Benemérita a los vehículos parados en Aguilar y que quieren transitar por la A-67, que en estos momentos, presenta nivel amarillo.

Palencia es una de las provincias más afectadas por el temporal, ya que a los problemas de la citada vía hay que añadir tres vías, en la red secundaria cerradas, en concreto la CL-627 y la P-210 en Cervera de Pisuerga y la CL-627 en el puerto de Piedrasluengas; al tiempo que hay dos vías en las que son necesarias el uso de cadenas en la CL-626 y la CL-615 en Guardo y Saldaña, respectivamente.

En Burgos, hay cuatro carreteras cerradas, los puertos de Estacas de Trueba, La Sía y Lunada (BU-570, BU-571 y BU-572) y la CL-629 en Valdenoceda. Además, es necesario usar cadenas en la CL-629 en Bocos.

León tiene cuatro vías cerradas. En concreto son la N-625 en Oseja Sajambre, los puertos de Ventana (LE-481) y Fonte da Cova (LE-126) y Redipuertas (LE-321). Además, es necesario el uso de cadenas en los puertos de La Magdalena, Vegarada, Foncebadón, Piedrafita, Pando, San Isidro, Leitariegos y Pontón, además de en Villablino.

En Ávila es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno para circular por los puertos de Mijares y Serranillos, mientras que en Salamanca está cerrado la DSA-191 en Candelario y en nivel rojo se encuentra la DSA-180 en La Hoya.

En Cantabria, cuatro puertos de montaña están cerrados al tráfico este sábado por la nieve caída en las últimas horas, según información del Gobierno regional.

Se trata de los puertos de Lunada, en la CA-643, desde San Roque de Riomiera; Estacas de Trueba, en la CA-631, desde Vega de Pas; La Matanela, en la CA-633 desde San Pedro del Romeral, y Alto Campoo, en la CA-183 de Reinosa a Brañavieja.

Además, la nieve y el hielo obligan a usar cadenas en los puertos Piedrasluengas y Alto del Bardal, en la CA-281 y CA-284, respectivamente.

En Asturias, el mal tiempo y la nieve caída en las últimas horas ha causado el cierre al tráfico rodado en once puertos de montaña, incluido el de San Isidro (AS-112, en Aller). En cuanto al de Pajares (Lena), otra de las vías que se han visto afectadas está cerrado al tráfico de vehículos pesados, si bien pueden circular turismos siempre con cadenas.

Según información recogida por Europa Press del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias en la mañana de este sábado, están completamente cerrados al tráfico los puertos asturianos de Palo (Allande), La Marta (Allande), Leitariegos (Cangas del Narcea), Connio (Cangas del Narcea), Alto del Campillo (Degaña), Tormaleo (Ibias), Somiedo (Somiedo), San Lorenzo (Somiedo) Ventana (Teverga).

Por su parte, se requiere el uso de cadenas para poder circular en los puertos de Lavadoira (Allande), Pozo de las Mujeres Muertas (Allande), Bobia (Boal), Túnel de Rañadoiro (Cangas del Narcea), Tarna (Caso), Collada de Arnicio (Caso), Cerredo (Degaña), Acebo (Grandas de Salime), Ortiguero (onís), Robellana (Onís), El Fito (Parres), Cobertoria (Quirós), Cordal (Riosa), Piedratecha (Tineo), Bustellán (Tineo), Casa del Puerto (Tineo), y Garganta (Villanueva de Oscos).

País Vasco, Madrid y Asturias registran rachas huracanadas de más de 120 km/h

El País Vasco, la Comunidad de Madrid y Asturias han registrado esta madrugada las rachas de viento más intensas de España, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que señalan que la estación de Lekeitio (Vizcaya) alcanzó los 125 kilómetros por hora.

En el Puerto Alto del León (Madrid) y en Cabo Peña (Asturias) el viento ha soplado también con fuerza con 123 y 122 kilómetros por hora respectivamente, superando así los 120 kilómetros por hora, la velocidad a partir de la cual use considera viento huracanado.

La estación de Machichaco (Vizcaya) llegó a los 114 kilómetros por hora, la de Alto Campoo (Palencia) a 112 kilómetros por hora y el Puerto de Navacerrada en Madrid registró una racha máxima de 107 kilómetros por hora.

Respecto a las precipitaciones acumuladas, la Agencia de Meteorología destaca los 37, 6 litros por metro cuadrado recogidos en la estación de Sopuert (Vizcaya), los 34,4 litros de Azpeitia (Guipúzcoa) y los 33,4 litros de las estación de Areso (Navarra).

Ante esta situación de nevadas y fuertes rachas de viento, Protección Civil y Emergencias recomienda a la población asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.

Asimismo es conveniente seguir las actualizaciones de los pronósticos y los avisos a través de www.aemet.es, así como las indicaciones de la DGT en www.dgt.es.

Cuidado con el fuerte oleaje en el norte

Además, el fuerte oleaje afectará con aviso naranja a La Coruña, Lugo, Pontevedra, Asturias, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Gerona, Tarragona, Melilla, y Almería. Mientras, tendrán aviso amarillo por fuerte oleaje en Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera, Granada, Málaga, Cádiz y las siete islas de Canarias.

En cuanto al riesgo de nevadas, la AEMET ha emitido aviso de riesgo para las provincias de La Rioja, Vizcaya, Cáceres, Madrid, Zaragoza, Madrid, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Ávila, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora y Granada. Si bien, el riesgo por nevadas será naranja en Lugo, Orense, Asturias, Cantabria, Álava, Guipúzcoa, Navarra, León, Burgos, Palencia, Huesca, Lérida y Jaén. Además, las provincias pirenaicas de Navarra, Huesca y Lérida tendrán riesgo por aludes.

En general, este sábado la AEMET espera nevadas importantes en el extremo norte peninsular, este de Castilla y León y en áreas de montaña; viento fuerte con rachas muy fuertes en el norte y este de la Península, Baleares y Melilla y precipitaciones persistentes en el Cantábrico, norte de Navarra y Pirineos.

Precisamente, en el extremo norte de la Península se esperan cielos nubosos o cubiertos con precipitaciones, que serán persistentes en el Cantábrico, norte de Navarra y Pirineos, con posibilidad de ser puntualmente fuertes y acompañadas de tormentas ocasionales.

También pueden producirse precipitaciones, aunque de forma más débil y dispersa, en otras zonas de la mitad norte y en sierras del sudeste peninsular, sistemas Central e Ibérico, Melilla y norte de Canarias.

En Baleares serán probables los chubascos, con posibles tormentas ocasionales y se prevén intervalos nubosos en otras zonas del interior este peninsular, tendiendo a poco nuboso. En el resto del país estará poco nuboso o despejado.

La cota de nieve se situará en la mitad norte y zona centro peninsular entre 500 a 800 metros al principio del día y bajará a 300 o 600 metros, En el sudeste peninsular nevará a partir de 800 a 1.000 metros al principio del día y bajará a 600 o 800 metros mientras en Baleares la cota de nieve se situará en 800 a 1.000 metros.

Las temperaturas descenderán en la Península y Baleares excepto las diurnas en el oeste de la Península, donde cambiarán poco. Asimismo se prevén heladas en el interior de la mitad norte y del tercio este peninsular y serán más intensas en las áreas de montaña.

El viento este sábado soplará del noroeste en la Península y Baleares, con carácter fuerte o con intervalos de fuerte en el extremo norte y mitad oriental de la Península, en el sistema Central, en Baleares y en Melilla y habrá rachas muy fuertes, especialmente en el bajo Ebro, en Pirineos y en Melilla. En Canarias soplarán vientos alisios.