La Unión Europea garantiza las becas Erasmus en caso de un Brexit ‘duro’

Bruselas plantea que los estudiantes británicos que participan en la actualidad en el programa Erasmus+ y los de la UE que hayan elegido el Reino Unido como destino puedan completar su estancia en el país en el que estén si el 29 de marzo se produce un Brexit sin pacto.

“Estas medidas garantizarán que los jóvenes europeos y británicos que estén participando en el programa Erasmus el 30 de marzo podrán completar su estancia sin interrupciones“, ha indicado el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, tras la reunión del Colegio de Comisarios en la que se ha adoptado la propuesta.

Reino Unido dejará de ser miembro de la Unión Europea el próximo 29 de marzo, haya o no acuerdo para una desconexión ordenada, y en ese momento habrá 14.000 jóvenes de la Unión Europea desplazados a Reino Unido –entre alumnos, estudiantes en prácticas y personal educativo– y 7.000 británicos en países de la UE, según los datos ofrecidos por el Ejecutivo comunitario.

Como todas las medidas de contingencia que ha presentado Bruselas en los últimos meses en este caso se trata también de planes “unilaterales”, de carácter “temporal” y con un alcance “limitado”, ha advertido Timmermans.

Fuentes comunitarias han añadido que se trata de una oferta “generosa” para tranquilizar a los estudiantes, sean británicos o del resto de la UE, que no exige reciprocidad” a las autoridades británicas, pero que, como en todos los asuntos que afectan a cuestiones presupuestarias, las partidas se someterán a “controles y auditorías”.

Bruselas también ha propuesto medidas de contingencia que tiene que ver con los sistemas de seguridad social y con el modo de garantizar que los programas europeos de ayudas e investigación siguen teniendo sus partidas cubiertas este 2019.

Así, se pedirá a las autoridades de los Estados miembros que sigan teniendo en cuenta los periodos de seguro, empleo o residencia en Reino Unido antes del Brexit a la hora de calcular prestaciones de la seguridad social, como por ejemplo a la hora de pagar la pensión de jubilación de un ciudadano comunitario.

También se quiere que los beneficiarios en Reino Unido de la financiación de la UE sigan recibiendo pagos en virtud de los contratos vigentes, siempre que Reino Unido siga cumpliendo sus obligaciones financieras con cargo al presupuesto de la UE.