La Comunidad de Madrid rechaza la última propuesta del taxi: “Es aún más radical que las anteriores”

Garrido asegura que no cederá ante el "chantaje" de los taxistas y censura que sus representantes sean "radicales podemizados"

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha rechazado este miércoles la propuesta de regulación de los VTC que le han presentado las cinco asociaciones del sector del taxi de Madrid, ya que cree que es “aún más radical que las anteriores”. En una rueda de prensa en la sede del Ejecutivo regional, Garrido ha denunciado la “dejación” de funciones de la Delegación del Gobierno por haber “permitido las toma de las calles de Madrid por sectores radicalizados” y ha calificado al titular de Fomento, José Luis Ábalos, de ser “el ministro más indolente e irresponsable de la historia”. 

Garrido ha manifestado su rechazo a la propuesta de los taxistas para regular las VTC al entender que es un planeamiento “aún más radical” e “inaceptable en todos sus términos, que solo persigue la “eliminación de este sector”. También ha afirmado que la Comunidad de Madrid y el PP abogan por una legislación a nivel nacional sobre la materia, que evite una situación de “17 reinos de taifas” para esta actividad, y que mientras van a fomentar una reforma del reglamento del taxi con el objetivo de dar respuesta a las necesidades del taxi.

Las principales reivindicaciones del colectivo en ese documentos son la obligación de precontratación mínimo de una hora para los servicios VTC, que el recorrido mínimo de los vehículos sea al menos de 5 kilómetros y la exigencia de que retornen a su base tras realizar el servicio.

Estas pretensiones, según ha dicho, hablan por sí mismas al plantear mayor tiempo de precontratación que en Cataluña, que “ya de por sí es un desastre”, y exigir un recorrido mínimo con unas magnitudes que hace “inviable” el sector de la VTC.

La Comunidad de Madrid no va a legislar para eliminar un sector como la VTC, que valoran de forma positiva muchos madrileños”, ha apostillado para añadir también que una regulación como la que proponen los taxistas llevaría a que las empresas VTC realizaran reclamaciones millonarias que “comprometerían” las cuentas públicas. Pero además ha agregado que el Ejecutivo autonómico cree en la “libertad de elección” como estímulo para la prestación de estos servicios de movilidad.

Además, el presidente de la Comunidad de Madrid ha cargado contra Ábalos, a quien ha definido como el ministro “más indolente e inoperante de la historia” al no asumir su responsabilidad de legislar sobre la convivencia del taxi y la VTC y “lavarse las manos como Poncio Pilatos”. También ha calificado de “vergonzosa” la “huida” y “desaparición” del ministro cuando las protestas de los taxistas tomaban las calles de Madrid y ha apuntado que este jueves en el Congreso de los Diputados los grupos parlamentarios le pedirán explicaciones al respecto. De hecho, espera que de esa sesión salga una propuesta de que las competencias para regular la VTC retornen al Gobierno central y está convencido de que el PP pedirá precisamente esa devolución por parte de las comunidades.

Por otro lado, ha criticado también la “dejación de funciones” que, a su juicio, ha incurrido la Delegación del Gobierno con la connivencia del propio Ábalos, al permitir que los sectores “radicalizados” del taxi tomaran de forma “impune” las calles de Madrid, así como las “intimidaciones” que ha recibido su Ejecutivo autonómico por parte de varios colectivos, entre los que ha citado a partidos políticos.

“Propuestas radicales no vamos a asumir”, ha insistido el presidente de la Comunidad de Madrid para transmitir a los taxistas que no están de acuerdo con estas posturas radicales, y que a su juicio son “muchos”, que el Ejecutivo regional es su “aliado” y que aplicará medidas para la convivencia armónica de ambos sectores. Finalmente, Garrido ha insistido en que sobre esta tipo de propuestas no van a negociar y no se prevé contactos con el sector sobre esta base de planteamientos “radicales”. “Lo dicho en el primer día también vale para el día diez”.

En manos de “radicales podemizados”

Horas antes, Garrido advertía al colectivo de los taxistas que no va a ceder al “chantaje” y aseveraba que si pretenden eliminar al sector de los vehículos VTC, la respuesta va a ser “no” en relación a una aceptación de sus demandas. Así lo afirmó durante su intervención en el Foto Justicia de ICAM. Tras ello, ha señalado que parte del colectivo se está equivocando en las reclamaciones que se están pidiendo, así como en la elección de sus interlocutores, que está en manos de “radicales podemizados”.

El mundo cambia para todos y si nos empeñamos en parar el mundo, nos habremos equivocado. Es un error muy grave, sigue girando. Si algo ha caracterizado a este Gobierno ha sido la de llegar a acuerdos. Hemos firmado decenas de acuerdos con todos los sectores”, ha recalcado el jefe del Ejecutivo madrileño, quien seguidamente ha reiterado que jamás se han encontrado con un sector que pretende eliminar a otro.

En esta línea, ha subrayado que están de acuerdo con negociar con los taxistas siempre y cuando sea para el respeto de sus derechos, pero ha reseñado que no lo harán si pretenden lo contrario. “No vamos a ceder a la coacción ni al chantaje. Ni en el día uno ni en el día diez. Si pretenden eliminar un sector, la respuesta va a ser no”, ha apostillado.

Además, ha apuntado que no es “razonable” que quieran quitar la competencia por el hecho de que les venga bien, indicando que para el Gobierno regional es algo “inaceptable”. Seguidamente, ha afeado que en Cataluña hayan accedido a sus demandas, resaltando que “Cataluña camina desde hace años hacia la edad media”.

“Está en las antípodas de lo que es Madrid. Madrid crece más que nadie porque creemos en la libertad de elección de los ciudadanos”, ha señalado Garrido, quien ha criticado además que este martes un “grupo de taxistas radical” quemaran una camiseta con una foto suya. Sobre este incidente, ha querido recalcar que estas personas no presentan a los taxistas, reseñando que era un grupo “radical y podemizado”. “Ese grupo no cuenta ni con mi desprecio“, ha dicho.

La última propuesta de los taxistas

La propuesta sectorial del taxi, la tercera que presenta al Gobierno desde que empezó la huelga, consiste en una proposición para modificar la ley autonómica 20/1998, de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Comunidad de Madrid.

El colectivo pretende que los mínimos que reclama tanto para la precontratación como para el recorrido mínimo de los VTC puedan ser ampliados por los ayuntamientos en función de sus características. Además, pide que se prohíba a los VTC “circular por las vías públicas en busca de clientes ni permanecer estacionados en vía pública sin contrato u hoja de ruta”. Y, asimismo, el texto establece que los VTC, tras ofrecer un servicio, tengan que regresar a su base, determinada por el domicilio asignado a su autorización municipal o por una notificación expresa del titular de aquella.

Según la proposición, los VTC deberían contar con licencias tanto urbanas como interurbanas si quieren realizar trayectos de ambos tipos y cumplir una serie de condiciones técnicas y medioambientales equivalentes a las de los taxis. Por último, señala: “En las app utilizadas para la contratación previa de servicios no podrán aparecer geolocalizados los vehículos hasta que el arrendador acepte efectuar de forma expresa el trayecto“.

En opinión de los taxistas, hasta ahora “no ha habido voluntad” por parte de la Comunidad de entablar siquiera una negociación, y sí “desprecio” hacia el sector y una intención de “privatizar” el “servicio público” del taxi. “Lo que se está pidiendo no es nada excepcional”, ha defendido Sanz, quien ha recordado que otras regiones como Cataluña o Baleares han aprobado en los últimos días normativas similares a la que proponen los taxistas de Madrid.

Sin embargo, estos decretos han provocado en Cataluña protestas por parte de los conductores de VTC, que temen perder sus puestos de trabajo. Sanz, sin embargo, les ha dicho “que no se preocupen por la pérdida de empleo” y les ha invitado a participar de lo que es un puesto de trabajo fijo y estable” en el sector del taxi.

Reacción del taxi tras el ‘portazo’ de Garrido

Minutos después de que el Gobierno regional rechazara su última propuesta, miles de taxistas se han concentrado ante la sede de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol, y posteriormente han cortado el tráfico de la Gran Vía con una marcha a pie.

Desde las 17.00 hasta las 19.00, y a pesar de la lluvia que ha empezado a caer hacia la mitad de la protesta, los taxistas han permanecido apostados frente a la Real Casa de Correos, donde han lanzado petardos y han coreado consignas como “Garrido dimisión” o “manos arriba, esto es un atraco”.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, ha asegurado en un discurso que ve “mucho orgullo” y “mucha fuerza” entre sus compañeros, y ha lamentado que el Gobierno insista en rechazar las propuestas del sector (por el momento ha presentado tres) sin siquiera abrir una negociación. “A esta gente no le gusta negociar, le gusta imponer”, ha protestado antes de asegurar que mañana se llevará a la Comunidad otro texto “con otro color” y que insistirá por esta vía hasta “obligar” a Garrido a “sentarse”.

Sanz ha denunciado que Garrido “se está cargando el futuro de 22.000 familias” y que, si bien coincide con él en que se debe “respetar la opinión del usuario” al elegir entre taxi y VTC, esto sólo tiene sentido si compiten “en igualdad de condiciones”.

El responsable de comunicación de la Federación, José Miguel Fúnez, ha añadido que “en este país se protege al delincuente” y ha acusado a Garrido de intentar “crear fisuras” entre el colectivo taxista, después de que el presidente haya cargado esta tarde contra sus representantes. Fúnez también ha tachado a Garrido como “una de las pocas ovejas negras” salidas del barrio de Vallecas, y ha proclamado que “no se merece ser vallecano”.

Una de las siete taxistas en huelga de hambre desde el viernes pasado, Concha Guardado, se ha dirigido vía llamada telefónica a la multitud, a la que ha enviado toda la “fuerza” y “rabia” de los compañeros que comparten su ayuno.

A las 19.00, la mayoría de los taxistas que estaban congregados en la Puerta del Sol se ha dirigido a la calle de la Montera y, desde ahí, ha accedido a la Gran Vía, provocando su corte al tráfico y bajo una intensa vigilancia policial.

Los taxistas ya han pedido autorización a la Delegación del Gobierno para extender a la próxima semana las manifestaciones diarias que, desde este lunes, vienen realizando frente a la sede del PP, en la calle Génova (en horario de 11.00 a 13.00 horas) y en la Puerta del Sol (de 17.00 a 19.00 horas).