‘Bury Me, My Love’, el videojuego que sigue el viaje de una refugiada siria hacia Europa

Su creador asegura que el videojuego, basado en experiencias reales, trata de encontrar en el usuario "un nivel de compromiso superior al mero entretenimiento"

Basado en experiencias reales, Bury Me, My Love (Entiérrame, mi amor) sigue el peligroso viaje de una emigrante siria hacia Europa a través de una conversación mediante mensajes de texto en la que las respuestas del jugador determinarán el destino de la joven y el propio final del videojuego.

Se trata de encontrar en el usuario “un nivel de compromiso superior al mero entretenimiento”, ha explicado este miércoles su creador, el francés Florent Maurin, durante la presentación en Madrid de esta experiencia virtual recién lanzada para Nintendo Switch.

El título juega con una expresión árabe que pide sobrevivir a la persona amada respecto a uno mismo, a la vez que resalta los muchos riesgos que corre la protagonista, Nour, que se enfrenta a una veintena de finales diferentes y muchos de ellos son desenlaces trágicos.

Mediante una sencilla interfaz, el usuario asume el papel de Majd, un hombre que debe quedarse en Siria a cuidar de su madre y abuelo, mientras su mujer Nour decide emigrar a Europa tras la muerte de su hermana menor.

El juego es una conversación en la que se suceden “asuntos triviales y cotidianos” con otras “situaciones críticas” como tiroteos o encuentros con mafias, ante los que el jugador sólo puede reaccionar mediante distintas opciones de mensajes y emoticonos, ha explicado Maurin.

Esta dinámica pretende visibilizar “los contrastes en la realidad diaria de un emigrante moderno” cuya vida o intereses “pueden llegar a tener mucho en común” con el de un jugador occidental.

Pese a tratarse de una narrativa de ficción, el videojuego está basado “en un 90 %” en testimonios reales, a partir de “un trabajo de documentación basado en prensa, informes de ong, libros, documentales y entrevistas a refugiados”.

Una de las principales fuentes de inspiración fueron la vivencias de Dana, una mujer siria que en 2015 protagonizó un artículo publicado en el diario francés ‘Le Monde’ y con la que los desarrolladores contactaron para incrementar el realismo.

Además, el videojuego “rehuye estereotipos en la construcción del personaje que, por ejemplo, no lleva velo”, ha indicado Maurin, para quien un objetivo importante de su creación es “mostrar que tras la etiqueta de la emigración existen muchos individuos con diferentes historias de vida”.

Durante la presentación del videojuego intervinieron también la directora de la obra teatral ‘Peregrinos’, Cynthia Miranda, así como la portavoz de la Comisión Española de Ayuda al refugiado (CEAR), Paloma Favieres.

Esta última aprovechó para valorar la “importancia” de “combinar la reivindicación” por esta causa con “el mundo de la cultura”, algo que también persigue la obra ‘Peregrinos’, que aborda la crisis de los refugiados a través de una propuesta teatral para todas las edades.