El piscinazo de un taxista tras notar el contacto de un policía en el Paseo de la Castellana

Al final del vídeo, podemos ver como un hombre con un abrigo rojo se tira al suelo con los brazos abiertos después de que un policía le toque en un brazo para reclamar su atención

La Policía Nacional ha desalojado este lunes por la mañana el espacio que ocupaban en el Paseo de la Castellana, entre la glorieta de Emilio Castelar y la Plaza de Colón, los taxistas que secundan desde el lunes pasado una huelga indefinida, algunos de los cuales han opuesto resistencia a los agentes. 

Desde primera hora de la mañana, varias decenas de agentes antidisturbios de la Policía comenzaron a desalojar a los taxistas, muchos de los cuales han abordado de forma voluntaria su coches para conducirlos fuera de la zona, aunque otros se han sentado en el suelo y han obligado a los agentes a retirarlos por la fuerza mientras gritaban “somos taxistas, no terroristas”.

Así, se han producido algunas escenas de tensión y ha habido algunos forcejeos entre agentes y taxistas. En un vídeo que ha subido a las redes la asociación Élite Taxi, entre otras cuentas, se pueden apreciar esos momentos. Al principio, se puede observar como un hombre con un chaleco amarillo está tirado en el suelo y algunos compañeros recriminan a los agentes su actitud, supuestamente por haberle empujado. Élite Taxi asegura que es un hombre mayor y que le han tirado.

Pero lo más sorprendente llega al final del vídeo (minuto 1:02), cuando un hombre vestido con un abrigo rojo y ataviado con un gorro, que sale en escena desde la izquierda, se deja caer al suelo después de que un agente le toque un brazo para reclamar su atención. Con bastante desvergüenza, el manifestante, un taxista que había participado minutos antes en la ocupación de la Castellana, cae boca arriba con los brazos abiertos ante la incredulidad del policía, que no da crédito a lo que ve.

Los usuarios de Twitter se han dado cuenta del bochornoso momento y muchos han aprovechado para comentarlo, aludiendo la mayoría al ya famoso VAR (el videoarbitraje).