Los taxistas de Madrid mantienen la huelga indefinida y amenazan con “acciones contundentes”

Los taxistas madrileños han anunciado este jueves que mantienen la huelga indefinida tras cuatro jornadas de paros al considerar que sus reivindicaciones siguen "en el punto de partida" y han advertido de que en los próximos días iniciarán acciones de protesta "más contundentes" para reforzar su postura. Así lo han manifestado este jueves en una rueda de prensa las cinco asociaciones de taxistas convocantes de los paros, que han instado al Gobierno regional, encabezado por Ángel Garrido, a tomar la iniciativa para retomar las negociaciones con el sector y garantizar "una regulación efectiva" para los vehículos con alquiler de conductor (VTC).

La Policía Nacional ha detenido a dos taxistas y el Samur-Protección Civil ha atendido de heridas leves a 14 personas la mañana de este jueves en la capital el marco de las protestas del colectivo del taxi, según han informado fuentes de Emergencias y de Jefatura Superior de la Policía de Madrid. Concretamente, los sanitarios del Samur han asistido hasta las 14 horas en el entorno de Ifema, en la que se concentra en protesta una gran cantidad de taxistas, a 14 personas, tres de ellas policías y también a un periodista por una caída. Todos están leves por contusiones, forcejeos o pequeños cortes. De hecho, solo han trasladado a una persona al hospital por una lesión en una rodilla.

Sobre las 12.15 horas, una docena de taxistas que se encontraban en Ifema con otro grupo más numeroso, en la glorieta de acceso al recinto, a la altura del kilómetro 7 de la M-40, ha tratado de pasar el dispositivo policial montado con agentes de la Unidad de Intervención (UIP) de Policía Nacional. Se ha producido una primera carga de unos diez segundos, y de forma simultánea, una segunda en el otro extremo, cuando los taxistas que se encontraban enfrente han visto que había problemas con los agentes. Uno de los taxistas ha conseguido pasar el cordón y ha sido detenido por atentado a agente de la autoridad.

A pesar del despliegue policial, un centenar de taxistas ha conseguido acceder a la M-40 en sentido A-1 a las 12.45 horas e incluso han llegado a cortar el carril en sentido A-3, aunque su aventura ha durado poco tiempo, ya que en menos de 20 minutos la Guardia Civil ha conseguido cortar el tráfico y los antidisturbios han conseguido desalojarles.

Los policías han escoltado hasta una salida cercana al centenar de taxistas que ha invadido vía y la han recorrido unos 500 metros. Por otro lado, unos 500 taxistas estaban agolpados en un puente elevado y un lateral del acceso. Algunos de los manifestantes han escalado por el terreno descampado hasta la calle Silvano.

Al mismo tiempo, otro grupo de taxistas han increpado a un trabajador de un concesionario de coches, al sostener que esté les ha hecho un corte de mangas. Ese grupo numeroso ha ido a la entrada del estacionamiento y se han vivido momentos de tensión con insultos. Aparte, han generado algún desperfecto en la cerca del concesionario.

Mientras, en Atocha, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, ha sido detenido otro taxista, en este caso por los daños supuestamente ocasionados a un vehículo VTC. Se le acusa de desórdenes públicos y daños.

Los taxistas madrileños, que secundan su cuarto día de huelga indefinida para exigir la regulación del modo de operar de los vehículos VTC, han anunciado que este viernes algunos de ellos se encadenarán e iniciarán una huelga de hambre. Todo ello en un día en el que se reúnen por primera vez Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de la capital en busca de una solución al conflicto, que se está alargando más de lo esperado.

Este jueves por la mañana los taxistas se han manifestado también a las puertas de la Asamblea de Madrid, en Vallecas, durante casi dos horas concentrados, instando a los diputados a salir de la Cámara regional para hablar con ellos. Pasadas las 9.40 horas han ido llegando los primeros taxistas al Parlamento madrileño, coincidiendo con un Pleno monográfico sobre feminismo e igualdad a las 10 horas. La Policía Municipal presente ha estado tratando de que no se paralizase el tráfico del todo por la zona.

Al principio, ha llegado una veintena de vehículos procedentes de Ifema, y a su paso por la puerta, con circulación muy lenta, han insultado a los diputados al grito de “cabrones” y les han instado a salir para hablar con ellos, especialmente a la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo. “Señores diputados, venimos a que nos den soluciones… no somos una empresa de cinco empleados”, señalaban otros de los taxistas que se han acercado a la zona.

Además, la portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos, Clara Serra, ha salido unos minutos a hablar con algunos de los taxistas para ofrecerles su apoyo y ha afirmado que el Gobierno regional “no ha hecho sus deberes”, en relación a la regulación del sector.

La Policía ha pedido a los manifestantes de este colectivo que se fueran moviendo para no colapsar la avenida ni la plaza de la Asamblea y, tras casi dos horas con pitos y gritos finalmente se han marchado.

Cortes en la M-40 y una sentada en el metro

La jornada de protestas ha empezado muy pronto, cerca de las 8 de la mañana, cuando 30 taxistas han vuelto a cortar este jueves la autovía de circunvalación de Madrid, M-40, en las inmediaciones del acceso al recinto ferial de Ifema. Este corte ha durado solo unos minutos ante la rápida intervención de agentes de Policía, que ha desalojado al colectivo. Los cortes de tráfico se han producido en torno a las 7.50 de la mañana, en la cuarta jornada de protesta por el conflicto del taxi.

Según ha informado el Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid, minutos antes otra concentración ha provocado cortes de la avenida del Partenón y la avenida Capital de España, afectando a los accesos a Ifema.

Además, un grupo de taxistas ha realizado durante unos minutos una breve sentada en el vestíbulo de la estación de Feria de Madrid. Una veintena de profesionales del sector ha manifestado así sus reivindicaciones a los usuarios que acudían al evento y que han vivido fuertes aglomeraciones hasta su llegada a la estación. Agentes de Policía Nacional desplegados en las instalaciones y Seguridad Privada de Metro han supervisado que no hubiera incidentes y el grupo ha abandonado las instalaciones.

Como ya ha sucedido estos días, los accesos a Ifema en Metro han estado muy concurridos durante todo el día y se han registrado grandes aglomeraciones de viajeros, sobre todo en la estación de Nuevos Ministerios, donde comienza la línea 8 que lleva al recinto ferial.

Huelga de hambre y “acciones más contundentes”

Los taxistas madrileños han anunciado este jueves que mantienen la huelga indefinida al considerar que sus reivindicaciones siguen “en el punto de partida” y han advertido de que en los próximos días iniciarán acciones de protesta “más contundentes” para reforzar su postura. Así lo han manifestado en una rueda de prensa las cinco asociaciones de taxistas convocantes de los paros.

En el marco de las protestas, un grupo de taxistas iniciará este viernes una huelga de hambre para “defender al sector” de cara a exigir una regulación “inmediata” del servicio de los VTC. Así lo ha indicado durante una asamblea de taxistas concentrados en Ifema el portavoz de la Federación Profesional del Taxi, José Miguel Fúnez, quien ha detallado que el sector “sigue adelante” en su paro y con la concentración a las puertas del recinto ferial.

Fúnez ha apuntado que este grupo de taxistas -al menos diez lo harán pero está abierta a más compañeros- están dispuestos a “poner su vida en peligro” para defender el servicio público que realizan, frente a políticos como el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. También ha extendido estás críticas a la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, de quienes ha dicho que “ni su propio partido cuenta con ellos para las elecciones”.

También ha subrayado que los taxistas se encadenarán previsiblemente este viernes en un enclave de la ciudad de Madrid, que no han querido especificar. Los manifestantes han proferido arengas a estas acciones de protesta al grito de “Garrido dimisión”, ‘El taxi unido jamás será vencido’ y ‘El taxi no se vende, se defiende’.

Por su parte, la comisión técnica acordada por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital para abordar la regulación de los VTC celebró este jueves su primera reunión. En esta reunión, sólo asistieron técnicos de ambas administraciones sin la presencia de ningún político, como la consejera de Transportes.

Los taxistas exigen una regulación “de mínimos”

Los taxistas exigen a la Comunidad de Madrid o, en su defecto, al Gobierno central una regulación “de mínimos” de la precontratación de los VTC. El presidente de Fedetaxi, Miguel Ángel Leal, ha instado a las Administraciones central y autonómica a tomar como referencia el acuerdo alcanzado entre la Generalitat de Cataluña y los taxistas de Barcelona, que obliga a reservar el servicio de VTC con una hora de antelación en el área metropolitana de Barcelona.

Leal ha defendido que la precontratación de VTC se haga con media hora de antelación en el caso de Madrid capital, donde hay 7.000 licencias de VTC frente a las 3.000 de la Ciudad Condal y 16.000 taxis frente a los 10.000 de Barcelona.

“A la Comunidad de Madrid ya le hemos dicho lo que queremos”, ha afirmado el presidente de Fedetaxi, quien ha indicado que el Gobierno central también puede regular unos mínimos de precontratación en la tramitación parlamentaria del real decreto 13/2018.

Asimismo, ha pedido la dimisión de la consejera de Transportes por afirmar en un medio de comunicación que la precontratación supondría la desaparición de los VTC porque su principal ventaja es la “inmediatez”. Leal ha considerado “una aberración” las palabras de la consejera de Transportes, al tiempo que la ha acusado de defender “una ilegalidad” y de posicionarse en favor de los vehículos de alquiler con conductor, por lo que ha puesto cuestión su capacidad para seguir al frente del Departamento de Transportes.

Ha asegurado que tiene “pocas esperanzas” puestas en la reunión de la mesa técnica entre el Ayuntamiento de la capital y la Comunidad de Madrid, sin presencia del sector del taxi ni de los VTC, para tratar de buscar una solución.

Asimismo, ha condenado los actos violentos del colectivo, ha negado que los taxistas pretendan “asediar” o “acosar” a los ciudadanos y ha resaltado que se trata de personas que protestan de forma legítima para defender sus derechos.

Mientras, en Barcelona, este jueves centenares de taxis que ocupaban el tramo central de la Gran Via de Barcelona desde el pasado día 18 de enero han abandonado esta arteria después de que, tras una ajustada votación, los taxistas decidieran abandonar la huelga tras la última propuesta del Govern para regular los VTC.

RELACIONADO