Las víctimas por el robo de bebés en España se manifiestan este sábado en Madrid

Las asociaciones organizadoras invitan a todos los ciudadanos a sumarse a la marcha para mostrar su apoyo a la Ley de Bebés Robados que se está tramitando en el Congreso y exigir que no prescriban estos delitos

Las víctimas por el robo de bebés en el Estado español mantienen viva la esperanza y el espíritu luchador para que salga a la luz la verdad silenciada durante décadas y haya justicia de una vez por todas. Por ello, el próximo sábado 26 de enero se celebrará en Madrid la manifestación estatal de víctimas por el robo de bebés.

Las tres asociaciones organizadoras -Adelante Bebés Robados, SOS Bebés Robados Madrid y Todos los niños robados son también mis niños- invitan a todas las asociaciones del Estado y a la ciudadanía a sumarse a la manifestación para mostrar su apoyo a la Ley de Bebés Robados que se está tramitando actualmente en el Congreso de los Diputados y exigir que no prescriban este tipo de delitos. De igual forma, las entidades convocantes solicitan a todos los manifestantes que lleven, como señal reivindicativa, guantes amarillos durante todo el recorrido.

La manifestación arrancará el sábado, a las 12.00 horas, junto a la Catedral de la Almudena, donde previamente las entidades atenderán a los medios de comunicación. A continuación, tendrá lugar una segunda concentración frente al Tribunal Supremo y proseguirá hasta la Plaza Villa de París, lugar donde concluirá la marcha.

 

Ley de Bebés Robados

El Congreso se encuentra actualmente tramitando la Ley de Bebés Robados para reparar a las víctimas de esta trama, con la creación de un censo y de un banco de ADN específico para estos casos. La toma en consideración de esta norma, impulsada por las asociaciones de afectados por esta trama, fue apoyada el pasado mes de noviembre por todos los grupos parlamentarios en el Congreso.

El texto reconoce el derecho de las víctimas a acceder a la documentación que les pueda ser de interés, ya sea de la Administración, de archivos privados que estén obligados por esta norma, boletines estadísticos municipales o libros de registros de ingresos, partos y prohijamientos, entre otros. Un reglamento regulará las infracciones y sanciones administrativas que se impondrán a quienes incumplan con este derecho.

También recoge que el Ministerio Fiscal ejercerá de oficio o a instancia de las víctimas en cuantas acciones judiciales procedan, que las exhumaciones que sean precisas “serán sufragadas por el Ministerio de Justicia” y que las pruebas de ADN serán gratuitas.

En este sentido, el texto recoge la creación de una base de datos estatal de afectados, en cuya elaboración participarán las asociaciones de víctimas. También se creará un banco único de ADN gratuito con “toda la información relevante” en relación con los casos de bebés robados. En dicho banco, explica el texto, se conservarán muestras de restos óseos.

En cuanto al derecho de reparación, los reconocidos como víctimas de esta trama tendrán derecho a asistencia médica, jurídica y psicológica gratuita, así como a conocer su verdadera identidad y a ejercer acciones de reparación de daños y perjuicios contra las personas o instituciones responsables de su privación de derechos. También serán beneficiarias, de forma gratuita, de los servicios de mediación profesional para facilitar posibles reencuentros.

Unos 300.000 bebés fueron robados desde 1940

Las asociaciones de afectados por esta trama cifran en 300.000 los bebés que fueron robados en España entre los años 1940 y 1990. Desde las asociaciones de víctimas creen que se creó todo un sistema en torno al robo de bebés que comenzó por las mujeres republicanas durante la Guerra Civil pero que después continuó con mujeres de familias numerosas y desfavorecidas. 

El paso del tiempo se ha convertido en un auténtico problema para las víctimas porque los delitos han prescrito, por lo que es difícil reparar el daño causado, ya que sólo podrían castigarse los delitos cometidos en la época de los años 90. De ahí la importancia de la Ley de Bebés Robados que se está tramitando en la Cámara Alta.