Abierto de Australia

McEnroe pone en aprietos a Nadal al pedirle que se desnude en plena pista

El 'número dos' del mundo supo salir del apuro con la honestidad que le suele caracterizar

Rafa Nadal apenas tuvo problemas este martes para clasificarse para las semifinales del Abierto de Australia tras vencer con autoridad al joven estadounidense Francis Tiafoe en tres sets (6-3, 6-4, 6-2). Más apuros pasó el tenista manacorí cuando al término del encuentro fue entrevistado por el extenista John McEnroe, quien sigue empeñado en acaparar todos los focos en Melbourne, en su papel de entrevistador a pie de pista.

El mítico tenista estadounidense, ganador de dos títulos en Wimbledon y cinco en el Abierto de Estados Unidos, está aprovechando el final de los partidos para preguntar a los jugadores sobre el encuentro disputado y otras cuestiones más privadas. En este caso, bromeó con Nadal tras ganar cómodamente a Tiafoe y le propuso quitarse la camiseta y enseñar sus bíceps al público, tal y como hace su contrincante al ganar sus partidos.

El tenista manacorí se quedó sin palabras mientras contenía su timidez con una sonrisa nerviosa, al mismo tiempo que las cámaras enfocaban a su novia Xisca Perelló, que se encuentra en Melbourne apoyando a Nadal en el primer Grand Slam de la temporada.

Sin embargo, el ‘número dos’ del mundo supo salir del aprieto con la honestidad que le suele caracterizar. “Para ser sincero, no tengo su cuerpo“, respondía Nadal intentando zanjar la broma. McEnroe no se dio por vencido y le insistía al manacorí que podía “hacerlo de broma” con él y “quedaría muy bien”. Nadal le devolvió la pelota entre risas: “Puedes hacerlo tú solo“. El extenista lo intentó una vez más y le pidió que lo hiciera por el público: “¿Te importaría hacerlo, por el público? Sólo una vez…”. Nadal tiró la toalla definitivamente y no le quiso replicar mientras le daba con la mano entre risas.

En lo estrictamente deportivo, Nadal disputará buscará su quinta final en Melbourne ante la revelación del torneo, el griego Stefanos Tsitsipas, verdugo en octavos de Roger Federer y al que derrotó el año pasado en las finales del Godó y de Toronto.