La Justicia archiva la causa penal contra Botella y su equipo de Gobierno por la venta de pisos públicos a fondos buitre

El Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid considera que "no existen elementos suficientes" que permitan continuar con el procedimiento

El Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid ha archivado la causa en la que investigaba la presunta venta irregular en 2013 de 1.860 viviendas de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) por parte del Ayuntamiento de Madrid gobernado entonces por Ana Botella a un fondo de inversión, al considerar que “no existen elementos suficientes” que permitan la continuidad del procedimiento.

Así consta en un auto dictado este mismo miércoles, en el que el instructor acuerda el sobreseimiento provisional y el archivo de la presente causa al no quedar “debidamente justificada la perpetración del delito”.

El abogado del PSOE ha adelantado a Europa Press que recurrirá el archivo de la denuncia que interpuso al estar disconforme con la resolución. De igual modo, la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas de la EMVS impugnará el sobreseimiento, según ha adelantado, su presidenta, Arantxa Mejías.

En el procedimiento penal se investigaban delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos, infracciones penales que no han quedado acreditadas en la instrucción.

Según ha adelantado Telemadrid, el juez concluye que, “para solventar una angustiosa situación económica”, el que tenía competencias para ello acordó “llevar a cabo un plan que contemplaba, entre otras cosas, medidas como la venta de inmuebles”.

“Y para ello se llevó un proceso que con todas sus irregularidades formales, menores, respetó esencialmente los principios de publicidad, libre acceso y competencia adjudicando finalmente lo ofertado al grupo o empresas cuyas condiciones se consideraron, razonadamente, más ventajosas”, determina.

Fuentes municipales han señalado a Europa Press que el Ayuntamiento de Madrid está “estudiando” la decisión judicial y, “en función de eso, se tomarán las medidas adecuadas”.

El pasado diciembre, el Tribunal de Cuentas condenó a la exalcaldesa de Madrid Ana Botella y a los que fueron concejales en su equipo de gobierno por la venta de 18 promociones de viviendas de la EMVS al grupo societario Fidere.

La sección de Enjuiciamiento del Tribunal cifró en casi 25,8 millones de euros el perjuicio que esta operación ocasionó a la EMVS. “La enajenación se hizo por un precio inferior al valor mínimo posible que cabía atribuir a los inmuebles vendidos, lo que supuso un quebranto en el patrimonio público”, sentenció.

Las actuaciones se incoaron a raíz de una denuncia presentada por el abogado del PSOE en nombre del entonces portavoz municipal Jaime Lissavetzky, así como la Asociación de Afectados y Afectadas por la venta de viviendas de la EMVS contra el exdirigente de este organismo municipal Fermín Oslé y Alfonso Benavides, el apoderado de la firma Fidere –que gestiona el fondo de inversión Blackstone- .