El último mensaje de Emiliano Sala: “Parece que el avión se va a caer a pedazos. Tengo miedo”

Los servicios de rescate reanudaron este miércoles la búsqueda del avión en el que viajaba el flamante fichaje del Cardiff

Los servicios de rescate de Guernsey reanudaron este miércoles la búsqueda del avión en el que viajaba el jugador argentino del Cardiff City Emiliano Sala, que desapareció en lunes en el Canal de la Mancha, informó la Policía de esa isla.

“Hemos reanudado la búsqueda. Dos aviones están despegando y buscarán una área específica donde creemos que tenemos más probabilidades de encontrar algo, basada en una revisión de las corrientes y el tiempo desde que (el aparato) desapareció”, señaló la Policía de Guernsey en su cuenta de Twitter.

Sala, de 28 años, y un piloto viajaban desde Nantes (Francia) a Cardiff cuando se perdió la comunicación con la aeronave en el momento en el que cruzaban el Canal de la Mancha.

En medio de toda esta incertidumbre, se ha filtrado un mensaje de voz de WhatsApp que el joven envío a sus amigos antes de desaparecer. “Hermanos, estoy muerto. Estuve aquí en Nantes haciendo cosas y más cosas, y no termina nunca. Estoy en el avión y parece que se va a caer en pedazos. Estoy yendo para Cardiff, que mañana por la tarde arrancamos a entrenar en el nuevo equipo, a ver qué pasa. ¿Cómo andan ustedes hermanitos, todo bien? Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar, pero ya saben…Papá, qué miedo tengo“, dice.

El delantero argentino fichó la semana pasada por el Cardiff City de la Premier League, que pagó al FC Nantes una cifra récord de unos 17 millones de euros. El santafesino jugaba en Francia desde 2012.

Tras firmar con el equipo de la Premier League, el futbolista argentino decidió coger un avioneta para regresar a Francia y despedirse de sus compañeros del Nantes y hacer las últimas gestiones. Unas horas después, el jugador volvía hacía Cardiff en la misma avioneta hasta que nada más se supo de él y del piloto.

Al parecer, el jugador ya había expresado a sus amigos y allegados su temor por subirse a la avioneta por las turbulencias que había experimentado en el vuelo previo desde Cardiff a Nantes.