EEUU alienta las protestas en Venezuela y pide la marcha de Maduro

Pence insiste en que las elecciones del pasado mayo fueron una "farsa", así como en que los manifestantes reivindican "libertad y democracia"

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, alentó este miércoles a los venezolanos a participar en las protestas contra el segundo mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocadas por la oposición, y pidió que Maduro abandone el poder.

“Como le dije la semana pasada a (el presidente de la Asamblea Nacional, Juan) Guaidó, el presidente (Donald) Trump y los Estados Unidos apoyan con determinación al pueblo venezolano en su búsqueda por recuperar su libertad frente al dictador Nicolás Maduro”, dijo Pence en un artículo de opinión escrito en el diario Wall Street Journal.

El vicepresidente insistió en que las elecciones del pasado mayo, que auparon a Maduro a su segundo mandato, fueron una “farsa”, así como en que los manifestantes reivindican “libertad y democracia”.

“Como he escuchado muchas veces de boca de venezolanos en los últimos dos años, Maduro ha exacerbado la corrupción y las políticas socialistas, acelerando su descenso desde uno de los países más ricos en el continente americano a uno de los más pobres y despóticos“, dice Pence en su columna.

Además subrayó que “Nicolás Maduro no tiene legitimidad para reclamar el poder, Nicolás Maduro debe irse”. La publicación de esta pieza se produce un día después de que Pence difundiera un vídeo en el que ya mostró su apoyo a los manifestantes y a Guaidó y su rechazo al “dictador” Maduro.

El ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, acusó este martes a Pence de ordenar actos violentos en el país. “Los fascistas de Venezuela que obedecen las órdenes de Mike Pence, esto que les da Mike Pence no es una recomendación, es una orden que les da, les da la orden de quemar, les da la orden de matar, les da la orden de que se perpetúen actos de falsos positivos mañana 23 de enero“, dijo en declaraciones a periodistas.

Para Pence, la crisis política ha provocado una crisis humanitaria y se ha convertido en una cuestión de “seguridad regional”. “Las familias vulnerables a menudo son víctimas de traficantes de personas y organizaciones criminales. El creciente mercado negro de Venezuela ha atraído a organizaciones criminales de todo el mundo para lavar dinero y exportar drogas, armas y terrorismo a toda la región. En este sentido, Venezuela es un estado fallido, y los estados fallidos no conocen fronteras“, asegura el vicepresidente estadounidense.

Tras opinar que la crisis de Venezuela seguirá empeorando hasta que “se restaure la democracia”, Pence hizo hincapié en que Trump y Estados Unidos apoyan al Parlamento y a Guaidó y que: “Por el bien de nuestros intereses vitales y por el bien del pueblo de Venezuela, EEUU no se mantendrá al margen mientras Venezuela se desmorona“.