Renfe pide a CAF que depure responsabilidades tras nuevas averías en el tren extremeño

La operadora ferroviaria de España considera "inadmisible" la reiteración de fallos mecánicos en los trenes

Renfe pedirá al fabricante CAF que depure responsabilidades por los continuos fallos en los trenes 598 y 599 que operan en Extremadura y que este lunes ocasionaron dos nuevas incidencias en las líneas Madrid-Cáceres y Madrid-Zafra, lo que obligó a la compañía a trasladar a los pasajeros por carretera. En un comunicado, Renfe exige, además, acciones de urgencia a la empresa fabricante de los trenes para garantizar un servicio “digno y fiable” a los extremeños.

La operadora ferroviaria de España considera “inadmisible” la reiteración de fallos mecánicos en los trenes de CAF, por lo que su presidente, Isaías Táboas, reclama que, “con carácter inmediato” la empresa fabricante designe a una persona para dirigir en Extremadura la supervisión del funcionamiento de sus trenes de cara a garantizar la eficacia y calidad del servicio.

Las instituciones y los agentes sociales de la región volvieron a reunirse ayer en el Pacto por el Ferrocarril en Extremadura en Mérida, con la presencia de Táboas y de la presidenta de ADIF, Isabel Pardo, para analizar las últimas incidencias sufridas por el tren extremeño y supervisar la evolución de las obras del corredor de alta velocidad.

Tras este encuentro, el presidente de Renfe anunció la llegada de tres nuevos trenes de la serie 599 en el mes de febrero, para sustituir a los más antiguos del 598, en los que se producen más averías, así como la licitación en abril de nuevos trenes híbridos que podrían entrar en servicio en Extremadura dos años después de su adjudicación.

Además, como escenario más urgente, la operadora reclama a CAF que presente un plan de acción que “logre un salto importante en la calidad y fiabilidad del servicio en Extremadura”.