El griego Tsitsipas acaba con el sueño de Roberto Bautista

El ateniense de 20 años, verdugo de Federer, batió al castellonense en cuatro sets por 7-5, 4-6, 7-6 y 6-4 tras más de tres horas

El tenista español Roberto Bautista vio concluir este martes su aventura en el Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ de la temporada, después de perder en el duelo de revelaciones ante el griego Stefanos Tsitsipas, verdugo del suizo Roger Federer y que batió al castellonense en cuatro sets por 7-5, 4-6, 7-6 y 6-4 tras más de tres horas de partido.

La Rod Laver Arena acogió el atractivo encuentro entre el tenista ateniense de 20 años, una de las revelaciones del año pasado y que venía lanzado después de haber tumbado al hexacampeón en Melbourne Park, y un Bautista que estaba en gran momento de forma, inmerso en una racha de nueve victorias seguidas y que había dejado fuera al otro finalista del año pasado, el croata Marin Cilic.

Ninguno de los dos había estado en esta ronda anteriormente en un ‘grande’ y el suculento premio fue finalmente para el decimocuarto cabeza de serie, impecable con el servicio (22 ‘aces’) y capaz de levantar las desventajas que tuvo el jugador levantino en el primer y tercer parciales. Los dos rivalizaron desde el fondo con su ‘drive’ y al final pequeños detalles le dieron el triunfo al heleno, que puso fin a la posibilidad de un finalista español seguro en el evento ya que espera al ganador del Rafa Nadal-Francis Tiafoe.

Bautista comenzó bien el partido y una rotura sobre el primer servicio de Tsitsipas y su primer saque ganado en blanco le dieron una pequeña ventaja para asentar los nervios. Sin embargo, el griego esperó su oportunidad y la encontró en el octavo juego para volver a equilibrar el partido e ir poco a poco llevándolo más a su terreno. Así, logró alcanzar el 6-5 y presionó sobre el servicio del español y este perdió su habitual solidez y con tres errores lo entregó junto al set.

El golpe no afectó demasiado al de Castellón, que en el segundo parcial ofreció su imagen más habitual en Melbourne Park. Con el servicio no dio concesiones al griego y redujo considerablemente sus errores no forzados, forzando a su rival a fallar más. De este modo, sí sacó el máximo partido a otro ‘break’ tempranero para igualar el partido.

El vigesimosegundo cabeza de serie se mantuvo firme en la pista y volvió a ponerse por delante por tercera manga consecutiva con una nueva rotura para situarse con un óptimo 4-2 en el marcador. no pudo mantener esa firmeza en el tercero. Sin embargo, su derecha perdió algo entonces de finura y su revés a dos manos no acudió al rescate, Con 5-4 en contra y 30-0 a su favor, cometió varios errores con este golpe y el heleno vio cerca las semifinales.

El cuarto set fue el más equilibrado de todos. Tsitsipas blindó su servicio (7 ‘aces’ y sólo cinco puntos perdidos) y obligó a Bautista a agarrarse al suyo para seguir vivo en el partido. El de Castellón salvó una bola de partido para jugarse su suerte en el ‘tie-break’, pero el de Atenas no le dejó demasiadas opciones con su agresividad y se ganó el derecho a continuar con su sueño australiano.