Tres mossos y un guardia civil heridos en los enfrentamientos con los taxistas en Barcelona

Los trabajadores, en huelga indefinida, presionan al Govern para que aumente el tiempo de precontratación de los VTC, fijado en 15 minutos

Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido este lunes tras recibir un golpe en la nunca cuando intentaba impedir el acceso por la fuerza de un grupo de taxistas al Puerto de Barcelona. Según han informado fuentes del instituto armado, el agente, del grupo de reserva y seguridad de la Guardia Civil, especializado en orden público, ha resultado herido hacia las 13.00 horas cuando integraba una barrera de contención para evitar el paso de los taxistas.

El agente ha caído al suelo cuando intentaba impedir el acceso de los taxistas a través de la puerta 25 del puerto barcelonés y los manifestantes han logrado superar el cordón policial.

Una vez se encontraba en el suelo, el agente ha recibido un golpe en la nuca, por el que ha tenido que ser rescatado del lugar por sus compañeros y posteriormente ha sido trasladado a un centro médico en las propias instalaciones del puerto para su evaluación.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar este incidente, que se han producido en el marco de las protestas de los taxistas en su cuarto día de huelga en Barcelona.

Precisamente, tres agentes de los Mossos d'Esquadra también han resultado heridos de diversa consideración, uno de ellos al recibir el impacto de una botella de vidrio en la cabeza, en los enfrentamientos para intentar evitar que un grupo de taxistas accediera por la fuerza a las puertas del Parlament.

Ante la imposibilidad de entrar en el Parque de la Ciutadella, los taxistas han dado media vuelta, han cortado la ronda litoral en ambos sentidos y han ido andando hasta al Puerto de Barcelona, donde un grupo ha rebasado el cordón policial que la Guardia Civil había establecido en los accesos, si bien posteriormente la situación se ha normalizado en esa zona.

Los taxistas protestan contra la decisión de Territorio de fijar una precontratación de 15 minutos de los servicios de los VTC, los vehículos de alquiler con conductor, un tiempo demasiado corto en opinión de este colectivo de trabajadores.

Precisamente. eñ conseller de Territorio de la Generalitat, Damià Calvet, ha abierto este lunes la puerta a retrasar la aprobación del decreto que prepara el Govern para regular los VTC pero ha pedido a taxistas y a empresas VTC negociar "sin chantajes".

En rueda de prensa tras reunirse con representantes del sector VTC, que agrupa a compañías como Uber o Cabify, Calvet ha reconocido que las posiciones entre una y otra parte parecen "incluso irreconciliables".

El conseller se planteaba el pasado viernes aprobar este decreto aproximadamente dentro de un mes, pero vista la actual situación, con la huelga indefinida de los taxistas y las protestas de los VTC, ha admitido que "es posible que el calendario quede afectado".

RELACIONADO