España cumple ante Brasil (36-24) pero se queda a las puertas del milagro en el Alemania-Croacia

La selección española de balonmano cumplió y se impuso este lunes con solvencia a Brasil (36-24) en el segundo partido de la 'Main Round' del Mundial 2019, un resultado que le mantuvo con opciones de meterse en semifinales hasta que se disputó horas después el duelo entre Alemania y Croacia en el que el empate acercaba a los Hispanos a semifinales. Estuvo el encuentro igualado en innumerables ocasiones e incluso llegó empatado a tres minutos de la conclusión, pero finalmente se desniveló del lado de los alemanes (21-22). España ya no tiene opciones matemáticas de estar entre las cuatro mejores.

Tras las derrotas ante Croacia y Francia, los de Jordi Ribera no podían permitirse fallar. Se fueron con seis goles de ventaja al descanso en el Lanxess Arena de Colonia y culminaron el trabajo en la segunda parte. Así, se quedaban pendientes del ansiado empate entre croatas y germanos que no se produjo.

Consciente de lo que estaba en juego, España salió a hacer los deberes y recuperó las sensaciones perdidas ante el cuadro balcánico. Así, tras unos primeros minutos de aclimatación se fue en el marcador con un parcial de 4-0 que le permitió afrontar con tranquilidad la primera parte, en la que cumplió sin cometer errores en ataque y sin excesivas pérdidas de balón y en la que solo lamentó la lesión de Dani Sarmiento, que abandonaba la cancha cojeando, a los diez minutos.

A ello acompañó la buena labor defensiva y las paradas de Gonzalo Pérez de Vargas, que contribuyó a que los ‘Hispanos’ pudiesen hacerse con un +7 mediado el primer tiempo. La tímida reacción brasileña, que respondió con un 0-3, permitió a los de Washington Silva no quedarse sin opciones de manera temprana.

Dos lanzamientos exteriores de Cañellas que acabaron en gol obligaron a la zaga carioca a adelantarse y ello le condenó; Ferran Solé ejerció como ejecutor, con seis tantos en ocho disparos, y los seis contraataques culminados con éxito dieron alas a un combinado español que consiguió neutralizar a los ‘cañoneros’ brasileiros e irse con seis tantos de ventaja al descanso.

Y es que ni rastro quedaba de la selección que el domingo dio la sorpresa al imponerse a Croacia. Un nuevo parcial de 6-2 ponía a los de Jordi Ribera con una renta de diez goles en la reanudación del encuentro, con Aitor Ariño especialmente activo.

Rodrigo Corrales, sustituido por el veterano Arpad Sterbik ante Francia, volvió a la acción tras superar sus problemas físicos y participó también de la cómoda victoria con la que se resolvió el choque en Colonia. La atención se mantenía en el pabellón alemán para ver qué hacían a continuación la anfitriona y Croacia. El triunfo se quedó en casa y Alemania es semifinalista.

ESPAÑA, 36 – 24 BRASIL (19-13, al descanso)

ESPAÑA: Gonzalo Pérez de Vargas (p) y Rodrigo Corrales (p); Eduardo Gurbindo, Ángel Fernández (2), Raúl Entrerríos (2), Álex Dujshebaev (2), Dani Sarmiento (1), Julen Aginagalde (3), Joan Cañellas (5), Viran Morros, Aleix Gómez (4), Aitor Ariño (6), Gedeón Guardiola (3), Goñi (2), Ferran Solé (6) y Adriá Figueras.

BRASIL: Almeida (p), Tercariol (p) (1); Henrique Teixeira, Valadao (1), Toledo (1), Santos (2), Pozzer (2), Borges (1), Chiuffa (2), Vinicius Teixeira (1), Novais, Ponciano, Langaro (4), Nantes (4), Hackbarth (2) y Rodrigues (3).

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-2, 6-2, 10-3, 12-6, 15-10, 19-13 –descanso–; 23-14, 25-15, 27-19, 30-22, 33-24 y 36-24.

ÁRBITROS: Pavicevic (MNE) y Raznatovic (MNE). Excluyó dos minutos a Viran Morros (2) y a Entrerríos por España y a Rodrigues (2) por Brasil.

PABELLÓN: Lanxess Arena de Colonia (Alemania). 17.209 espectores.