Errejón zanja su guerra con Iglesias renunciando al escaño para centrarse en su nueva plataforma

La dirección de Podemos se ha reunido este lunes con la tarea de debatir posibles salidas a la crisis desencadenada por Iñigo Errejón con su decisión de concurrir a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid con la plataforma de Manuela Carmena. Ha sido la primera reunión tras el ‘errejonazo’ que ha colocado al partido morado ante la disyuntiva de presentar un candidato alternativo a Errejón, tal y como sugirió Pablo Iglesias en su primera reacción a la noticia, o sumar esfuerzos con ‘Más Madrid’, la marca de la alcaldesa, para no dividir el voto. Aunque la última palabra la tiene la dirección regional que encabeza Ramón Espinar, el secretario de Organización, Pablo Echenique, ya ha avanzado que Unidos Podemos tendrá candidato propio.

El diputado Íñigo Errejón ha anunciado este lunes al grupo de Unidos Podemos en el Congreso que abandona el escaño para dedicarse a la campaña electoral para la Presidencia de la Comunidad de Madrid a través de la plataforma de Manuela Carmena. El anuncio de Errejón se produce apenas tres días después de que tanto él como la alcaldesa de Madrid hicieran pública su alianza electoral a través de una carta colgada en Twitter que pilló totalmente por sorpresa a la dirección del partido morado. Desde entonces, y así lo ha relatado el propio Errejón, ha estado escuchando mensajes de “dirigentes de mucho peso” de su partido en ocasiones “muy gruesos” para que dejara el escaño y, aunque Podemos no se lo ha solicitado formalmente, cree que ha llegado el momento de no alargar más la incertidumbre. “Hay algunas veces en la vida en las que lo correcto y lo cómodo no coinciden. Yo hoy pago muy tranquilo el precio por tomar la decisión correcta”, ha dicho el cofundador de Podemos en una comparecencia ante la prensa celebrada en el Congreso.

“Yo no vine a estar política, vine a hacer política y eso significa tomar decisiones”, ha asegurado Errejón al mismo tiempo que ha expresado su intención de construir una nueva mayoría para el cambio en la Comunidad de Madrid. “Estoy absolutamente convencido de que estamos tocando una tecla que hace mucho tiempo que no sonaba. (…) Estoy seguro de que este camino acaba donde empieza todo, en la Puerta del Sol”, ha añadido. El que fuera uno de los principales dirigentes de Podemos ha asegurado que no deja su militancia y lo ha explicado de esta manera: “Yo no podría dejar Podemos ni aunque quisiera porque lo he fundado y lo llevo tatuado en la piel”. Eso significa que seguirá formando parte del Consejo Ciudadano Estatal (CCE) del partido morado, para el que resultó elegido en la segunda asamblea de Vistalegre de hace dos años, y en el que ocupa el cargo de secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político. La dirección, no obstante, considera que ya está fuera de Podemos.

Errejón cree que la prioridad, ahora, es “centrarse en lo verdaderamente importante” y ha explicado que ha recibido muchos apoyos aunque la suya “es una decisión estrictamente personal”. Esos apoyos se han producido inmediatamente después de su comparecencia en el chat de Telegram del Grupo Parlamentario del Congreso. Allí ha reaparecido Sergio Pascual con este mensaje: “Un abrazo fuerte. No dudo que no habrá sido una decisión fácil”. El cese de Pascual como secretario de Organización, decidido por Iglesias en 2016 acusándole de “gestión deficiente” tras una serie de dimisiones en el partido de Madrid y las crisis abiertas en las organizaciones de Euskadi, Galicia o La Rioja, fue el origen de las hostilidades entre el líder y Errejón. A partir de entonces, nada volvió a ser lo mismo.

Carolina Bescansa, otra histórica de Podemos que cayó en desgracia tras filtrar por error un documento en el que reflexionaba sobre un golpe de mano con Errejón para desbancar a Iglesias, ha escrito: “Qué fracaso. Muy mala noticia y peor síntoma”. El sábado, Bescansa colgó otro comentario en su cuenta de Twitter en el que se confesaba ilusionada por el movimiento de Errejón pero descartaba sumarse a su candidatura. Y este lunes, ha pedido explicaciones sobre lo que está ocurriendo en el partido.

En parecidos términos se pronunció otro fundador de Podemos, Luis Alegre:

A Errejón le sustituirá en el escaño la portavoz de IU Madrid, Sol Sánchez, que es la siguiente en la lista de Unidos Podemos. La nueva diputada iba a compartir con Errejón la candidatura para el 26-M como posible ‘número dos’ hasta que el cofundador de Podemos comunicó su decisión unilateral de concurrir con la marca Más Madrid.

Antes de que Errejón anunciara la renuncia a su escaño, se ha reunido la dirección de Podemos para debatir las posibles salidas a la crisis provocada por el ‘errejonazo’. La disyuntiva era presentar un candidato alternativo al desertor, tal y como sugirió Pablo Iglesias en su primera reacción a la noticia de su integración en la plataforma de Carmena, o sumar esfuerzos con ‘Más Madrid’, la marca de la alcaldesa, para no dividir el voto. Aunque la última palabra la tiene la dirección regional que encabeza Ramón Espinar, el secretario de Organización, Pablo Echenique, ya ha avanzado que Unidos Podemos tendrá candidato propio.

Lo que no han hecho ni Echenique ni la portavoz del partido, Noelia Vera, es pedir formalmente a Errejón que renunciara a su escaño. Pero sí lo han sugerido mostrándole la puerta de salida con machacona insistencia. “Yo dejaría el escaño, pero de algo tiene que vivir hasta mayo”, dijo Echenique la semana pasada en una declaración que resultó impactante por su dureza y a la que se sumó la de la líder interina del partido, Irene Montero: “Una persona que anuncia que se va a presentar con otra formación a las elecciones se está yendo, y a partir de ahí, consecuentemente, si fuese él, dimitiría, pero se lo tenéis que preguntar a él”. Este lunes, Noelia Vera ha remachado: “Si Íñigo quiere confrontar no lo va a conseguir. Me remito a la misma respuesta, nosotros lo dejaríamos si fuéramos él. Le deseamos suerte y que le vaya bien”.

También el diputado y miembro de la dirección de Podemos Rafa Mayoral ha considerado que no tenía sentido que Errejón continuara y le ha pedido que cerrara la crisis generada marchándose. “Es importante que tome la decisión la persona que nos ha llevado a esta situación”, ha asegurado sobre el cofundandor de Podemos en declaraciones a la Cadena SER. Según Mayoral, la pregunta que se plantea ahora es qué va a hacer Errejón tras fundar un nuevo partido “sin contar con nadie”. Y le ha afeado que haya lanzado su propuesta con Manuela Carmena sin escuchar la opinión de los miembros de las listas de Podemos en Madrid o de los órganos del partido, lo que, a su juicio, genera “desconcierto”. “La ilusión no la veo por ninguna parte, esto ha supuesto desconcierto para todas las fuerzas progresistas”, ha criticado sobre la plataforma Más Madrid.

Una vez zanjado el asunto Errejón con la entrega de su acta, queda por resolver ahora si Podemos presentará un candidato alternativo para las elecciones del 26 de mayo a la Comunidad de Madrid. Echenique ha dado a entender que sí y Mayoral ha afirmado que “Podemos tendrá que presentar un candidato, es evidente que Podemos va a estar. Es una cuestión de lealtad a los inscritos que decidieron que así fuese”. El responsable de Podemos Madrid a nivel regional, Ramón Espinar, no ha confirmado ni descartado si está dispuesto a liderar una candidatura de Unidos Podemos que compita con Errejón o si tiene intención de negociar su integración en la candidatura de Más Madrid.

Errejón, por su parte, pidió el sábado a su partido que “recapacite”, confiando en que no presente a ningún candidato alternativo para competir con él y dividir el voto. En una entrevista en La Sexta, Errejón insistió en que su decisión sobre romper con la marca Podemos se debe a la búsqueda de personas que no se sienten identificadas con ningún partido, de forma que se “sume” más y “se tengan más posibilidades” de acceder a gobernar en la Comunidad.

Este lunes ha insistido en la misma idea, confiando en que, una vez consumada su apuesta electoral junto a Carmena, Podemosse adhiera a esta plataforma, al igual que IU y Equo, porque aunque los partidos sean “importantes” -ha dicho- lo es más la capacidad de “unir a la gente”. Se trata, ha insistido, de una “inmensa tarea” que ha descrito como “tocar una tecla que hace mucho que no sonaba”, porque se va a sumar gente que miraba a los partidos con desgana o “con desconfianza” y ahora se va a sumar a la plataforma “Más Madrid”.

La crisis desatada en Madrid y la posibilidad de que el cisma se extienda a otros territorios ha llevado a Podemos a dejar las manos libres a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para que elabore sus propias listas. La líder de los comunes y el partido morado han acordado que Podem no hará primarias propias para elegir a los candidatos que concurrirán en la candidatura de Colau, sino que entrarán en el proceso interno que ha puesto en marcha BComú. Eso no es precisamente lo que pretendía la dirección de Podem Catalunya, que lidera Noelia Bail, algunos de cuyos miembros habrían reaccionado ya con malestar e incluso con algunas dimisiones del Consejo Ciudadanos Municipal de Barcelona.

RELACIONADO