Conmoción entre los senadores que viajaron para apoyar a Ibar

"En ningún momento contemplé este veredicto, nunca pensé ni por lo más remoto que el jurado, en menos de 72 horas, pudiera declararlo culpable", asegura Rosa Vindel, senadora del PP

Los senadores españoles que viajaron a Florida en noviembre para seguir las primeras jornadas del juicio contra el español Pablo Ibar están conmocionados y desolados por la declaración de culpabilidad del jurado, una decisión que consideran incomprensible a la vista de cómo se desarrolló el juicio.

Lo cuenta así Rosa Vindel, senadora del PP que formó parte de la delegación parlamentaria que se desplazó a los EEUU para respaldar a Ibar y a su familia en el arranque de la repetición del juicio en el que fue condenado a pena de muerte por un triple asesinato ocurrido en 1994, del que él siempre se ha declarado inocente.

“En ningún momento contemplé este veredicto, nunca pensé ni por lo más remoto que el jurado, en menos de 72 horas, pudiera declararlo culpable”, asegura Vindel en declaraciones a EFE.

Un sentimiento que, según explica, comparten los otros seis senadores y el diputado que tuvieron oportunidad de entrevistarse en con el propio Pablo Ibar el pasado 26 de noviembre en la cárcel de Fortol Lauderdale, la ciudad donde se ha celebrado la vista oral.

“No nos los podemos creer”, insiste la senadora del PP, quien recuerda las muchas pruebas aportadas por la defensa de Ibar frente a la Fiscalía, que no disponía de ninguna nueva y tuvo que trabajar con las de hace 20 años, las mismas que el Tribunal Supremo de Florida ya consideró “escasas y débiles” cuando ordenó repetir el primer juicio que le había llevado al “corredor de la muerte”.

Además, por la evolución de la vista oral y las reacciones del jurado pensaban que el juicio “iba bien” para los intereses del hispano-estadounidense, una impresión compartida por sus abogados.

A ella le había llamado especialmente cómo un testigo admitió ante el jurado que la Policía le había pagado en su día 1.000 dólares para que acusara a Pablo Ibar.

Vindel y los otros senadores ya han intercambiado impresiones entre ellos tras el “inexplicable” veredicto de culpabilidad del jurado: “Estamos todos igual, no lo entendemos, estamos desolados”, enfatiza.

A falta de que puedan comentar lo ocurrido personalmente la semana próxima en la Cámara Alta, la senadora del PP da por hecho que la única salida es la apelación, y asegura que los senadores seguirán dando todo el apoyo que necesiten a Pablo Ibar y sus familiares, con los que establecieron una entrañable relación en Florida.

Junto a ella viajaron a los EEUU los senadores Josep Lluís Cleries (PDeCAT), Joan Iñarritu (EH-Bildu), José María Cazalis (PNV), María José Fernández Muñoz (PSOE), Joan Comorera (Unidos Podemos) y Jordi Martí (ERC), así como el diputado del PP Francisco Molinero, quien sufrió un infarto antes de regresar a España del que ya se ha recuperado.

Leer más noticias sobre