Zapatero, “estupefacto” al ver que no hay consecuencias por el espionaje del BBVA

"A uno no le cabe en la cabeza que haya personas de tanta responsabilidad dedicadas a tareas así", subraya el expresidente

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha admitido sentirse estupefacto y preocupado ante las informaciones relacionadas con la supuesta contratación del excomisario José Manuel Villarejo por parte del BBVA en 2004 para, entre otros asuntos, espiar a miembros de su Gobierno.

Zapatero ha realizado estas declaraciones este jueves en Valencia, donde ha acudido a la presentación de la Fundación María Cambrils junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, y otros dirigentes socialistas autonómicos y locales.

“Algunas de las informaciones que he conocido estos días sobre la actividad de una entidad financiera de la importancia del BBVA me han dejado estupefacto, preocupado por mi país“, ha señalado.

“A uno no le cabe en la cabeza que haya personas de tanta responsabilidad dedicadas a tareas así, y debería haber consecuencias y una reflexión de la opinión pública sobre lo que esto supone y ha supuesto”.

En este sentido, ha continuado: “Me parece un tema muy serio, más allá de que haya una coyuntura que afecte a un ministro o altos cargos de mi Gobierno”.

Siempre hay gente dispuesta a hacer cosas a través de una contraprestación económica, pero que personas de una altísima responsabilidad las encarguen, y que hasta ahora no haya pasado nada en esa entidad financiera, creo que debe ser un elemento de reflexión pública muy seria”, ha concluido.

RELACIONADO