El IPC cierra 2018 en el 1,2% tras un fuerte descenso en la recta final del año por las gasolinas

El Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó un 0,4% el pasado diciembre en relación al mes anterior y recortó cinco décimas su tasa interanual, hasta el 1,2%, su menor nivel desde el pasado mes de abril, según los datos definitivos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los avanzados a finales del mes pasado.

Estadística ha atribuido la caída de la tasa interanual del IPC de diciembre al descenso de los precios de los carburantes, del gasóleo para calefacción y de los servicios de alojamiento.

La tasa interanual de diciembre es la vigésimo octava tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 1,2% superiores a los de hace un año. Tras seis meses por encima del 2%, en el último mes del año pasado el IPC ha logrado situarse en su menor nivel desde abril (1,1%).

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en diciembre en el 0,9%, con lo que se sitúa tres décimas por debajo de la del IPC general.

En el último mes de 2018, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 1,2%, cinco décimas menos que en noviembre.

Según el INE, entre los grupos que contribuyeron a la moderación de la tasa interanual del IPC en diciembre se encuentran el transporte, que recortó más de 3 puntos su tasa anual, hasta el 0,2%, por el abaratamiento de los carburantes; la vivienda, cuya tasa anual bajó tres décimas, hasta el 2,5%, por el menor coste del gasóleo para calefacción, y los hoteles, que redujeron tres décimas su tasa, hasta el 1,8%, por el abaratamiento de los servicios de alojamiento.

Por el contrario, entre los ascensos destacó el grupo de ocio y cultura, que elevó cuatro décimas su tasa interanual, hasta el -0,1%, por el encarecimiento de los paquetes turísticos.

En términos mensuales, el IPC bajó un 0,4% en relación a noviembre, debido principalmente al descenso de los precios del transporte (-2,8%) por las gasolinas; de los alimentos (-0,2%) por las frutas; del vestido y calzado (-2%) por las primeras bajadas de precios de la campaña de rebajas de invierno, y de la vivienda (-0,1%) por los precios del gasóleo para calefacción. Por contra, el grupo de ocio y cultura elevó sus precios un 1,9% en diciembre en relación al mes anterior por la subida de los precios de los paquetes turísticos.

Por rúbricas, las que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron el pescado fresco y congelado (+2,8%), las patatas y sus preparados (+2,1%) y la carne de ovino (+1,8%). Por el contrario, los mayores descensos mensuales se registraron en las frutas frescas (-4,4%), el transporte personal (-3,1%), la ropa de mujer (-2,7%) y la ropa de hombre (-2,6%).

En tasa interanual, las rúbricas que experimentan los mayores descensos de precios son los aceites y grasas (-12,2%), transporte público interurbano (-3,1%) y objetos recreativos (-1,9%).

En el lado opuesto, los mayores ascensos de precios en el último año los experimentan las patatas y sus preparados (+11,1%), las frutas frescas (+5,9%) y calefacción, alumbrado y distribución de agua (+3,7%).

La tasa anual del IPC disminuyó en todas las comunidades autónomas en diciembre. Los mayores descensos se registraron en Castilla-La Mancha y Extremadura, que recortaron su tasa ocho y décimas, hasta el 1,2% y el 1,1%, respectivamente. Por su parte, Canarias fue las comunidad que menos recortó la tasa anual en diciembre, dos décimas, hasta el 1,4%.

Las regiones que al finalizar 2018 presentaban las mayores tasas anuales de IPC fueron Castilla-La Mancha, Cataluña y Madrid, todas ellas con un 1,4%, mientras que Baleares registró la tasa más baja (+0,7%).

Disqus Comments Loading...