La última del ‘vergonzoso’ tren extremeño: un descarrilamiento a la altura de Torrijos

Un tren que cubría la línea Madrid-Zafra, en el que viajaban 33 pasajeros más el conductor y el interventor, ha descarrilado a 500 metros de la estación de Torrijos (Toledo), sin causar heridos.

Fuentes del 112 han informado a Europa Press que el aviso del suceso se ha recibido sobre las 19.41 horas. El descarrilamiento del tren, que no ha volcado, se ha producido a la altura del kilómetro 84 de la vía férrea.

El incidente se ha producido al salirse del carril las dos primeras ruedas del tren, por lo que el convoy no ha llegado a descarrillar por completo, según fuentes de Renfe.

A estas horas el tráfico en esa línea permanece interrumpido, por lo que este incidente puede provocar retrasos en otros tres trenes que circulan en la noche de este lunes, y que son los de Madrid-Cáceres, Badajoz-Madrid y Madrid-Talavera de la Reina.

Hasta el lugar se han desplazado efectivos de la Guardia Civil, la Policía Local y Protección Civil de Torrijos, así como una ambulancia de soporte vital médico de Urgencias y una UVI.

Renfe, según ha informado a través de las redes sociales, está gestionando el transporte alternativo de los pasajeros afectados, en concreto los de los Media Distancia 17907, 17018, 17706 y 17025, que efectuarán un pequeño tramo en autobús para después continuar en tren hasta su destino.

Ante este enésimo incidente, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha reiterado este lunes la necesidad de que Renfe sopese la idea de suprimir el servicio ferroviario. A través de su cuenta en Twitter, Fernández Vara ha exigido a Renfe que informe “inmediatamente” de las causas. “Tiene que haberlas y hay que contarlas para determinar responsabilidades”, ha escrito. “En función de ello”, habrá que “decidir si lo honesto no es suprimirlos -los trenes- hasta que se inaugure la nueva vía”, ha añadido el presidente extremeño.