Condenado a 47 años de prisión el marido de la española asesinada en México

El Tribunal de Enjuiciamiento de Tamaulipas (México) ha condenado a 47 años de prisión por un delito de feminicidio a Jorge Fernández González, marido de la valenciana Pilar Garrido Santamans, asesinada en el estado mexicano de Tamaulipas en el verano de 2017, informa la prensa local de Tamaulipas.

Además, la condena incluye una multa de 471.000 pesos (más de 21.600 euros)como reparación de daño entre los que se incluyen los gastos funerarios y la indemnización a la madre de la víctima. La sentencia contempla además la pérdida de la patria potestad de su hijo y sus derechos civiles y políticos ha explicado el juez relator, según recoge el periódico mexicano ‘Expreso’.

El cómputo de la condena comienza el 29 de agosto 2017, cuando fue encarcelado Fernández. El tribunal ha convocado para el miércoles 16 de enero una audiencia de explicación de sentencia.

La Fiscalía había solicitado una pena de 50 años de prisión y 1.000 días de multa para Fernández y una reparación por 471.297 pesos (más de 21.600 euros). El delito de feminicidio está tipificado con entre 40 años y 50 años de prisión.

“Fue un fallo muy desafortunado, con sentencia condenatoria”, ha señalado a Televisa el abogado defensor, Jesús Eduardo Govea, que ha anunciado que recurrirán la decisión judicial.

Pilar Garrido, de Massalavés (Valencia), fue secuestrada en Tamaulipas el 2 de julio de 2017 cuando viajaba junto a su marido y en compañía de su hijo, de corta edad.

Semanas después, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de este estado mexicano confirmó que los restos óseos localizados el 26 de julio en un paraje cercano correspondían a la desaparecida. La familia solicitó una segunda prueba de ADN en España y se confirmó.

Durante la investigación, la Policía mexicana trató de corroborar el testimonio facilitado por el marido, que fue interrogado en calidad de testigo cuando presentó la denuncia. A finales de agosto, el marido fue arrestado en Tamaulipas como principal sospechoso del asesinato de su mujer, según informó el jefe Procuraduría y confirmó la Policía Nacional de España.

Tras su ingreso en prisión provisional, la familia aseguró que las pruebas contra Jorge Fernández no eran “concluyentes” y la madre se desplazó hasta Tamaulipas para traer al niño. La hermana relató en una rueda de prensa que las autoridades mexicanas no les dieron “las suficientes pruebas que demuestren al 100 por cien que el culpable es Jorge” y agradeció a la Generalitat Valenciana que costeara la repatriación del cuerpo de Pilar.

La Fiscalía aseguró, no obstante, que contaba con las pruebas suficientes para acusar formalmente al marido de Pilar. “Es importante recordar que la Fiscalía ha pasado sus investigaciones mediante todos los métodos científicos y tecnológicos para sustentar su caso”, indicó en un comunicado.