Máxima preocupación ante la votación este martes sobre el acuerdo del brexit en el parlamento británico

Los miembros del parlamento británico siguen discutiendo in extremis sobre sus posiciones respecto al el acuerdo del brexit que han firmado la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, con la Union Europea. Este martes, día 15, tendrán que votar si o no al acuerdo conjunto del brexit y existe una gran preocupación en la UE ante la posibilidad de que no salga adelante y el Reino Unido tenga que enfrentarse a un brexit duro y la propia May a un fracaso que, posiblemente, la obligaría salir de Downing Street.

May está buscando la ayuda de los líderes británicos y europeos para superar la votación del Brexit en Westminster. Los propios ministros de su gabinete le han pedido a  la primera ministra de Reino Unido, que invite al líder opositor, Jeremy Corbyn, a mantener conversaciones con la intención de acordar un plan conjunto del Brexit si el Parlamento rechaza su acuerdo la próxima semana, según ha indicado  la agencia de noticias Bloomberg, citando a fuentes familiarizadas con el asunto.

El ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, admitió este vienes la posibilidad de que el Brexit no llegue a producirse si el Parlamento rechaza el 15 de enero el Tratado de Retirada que está actualmente sobre la mesa, lo que aviva unas especulaciones que por ahora el Gobierno de May trata de enfriar.

Según el calendario establecido, Reino Unido abandonará el bloque comunitario el 29 de marzo si no paraliza el proceso, algo que el Tribunal de Justicia de la UE le autorizó a hacer de forma unilateral. May mantiene que los plazos siguen en pie, pero el previsible rechazo parlamentario a su plan ha agitado los movimientos internos.

Miembros del Gobierno consultados por el ‘Evening Standard’ han considerado probable que los plazos al menos se alarguen, al considerar que los 80 días que restan para la jornada clave no son suficientes para sacar adelante todas las medidas.

Entretanto, desde Downing Street sigue sin haber movimientos. Una portavoz de May ha afirmado que, “obviamente”, se han iniciado preparativos para todos los necesarios posibles, pero ha apuntado que en todos los casos los trámites estarían listos a tiempo para el día del Brexit.

España, preparada para un brexit duro o blando

En España el Gobierno de Sánchez ha anunciado que se han activado varias medidas para amortiguar la salida de la UE del Reino Unido y ha anunciado que prepara un real decreto, que prevé aprobar en febrero, sobre los derechos de los ciudadanos británicos que residen en España y los españoles que están en aquel país relativos a asistencia sanitaria, seguridad social o reconocimiento de titulaciones, entre otros aspectos.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha explicado tras el Consejo de Ministros de este viernes que se van a dar ya pasos ante la cercanía de la fecha en la que el Reino Unido abandonará la Unión. El Ejecutivo ha revisado en su reunión de este viernes un informe con la planificación para los próximos meses y ha subrayado su interés por que sea una ruptura pactada, pero ha dejado claro que ha trabajado también en un escenario de un Brexit no pactado.

Celaá ha querido enviar un mensaje “clarísimo” de “calma y certeza” y de que el Gobierno “está preparado” para cualquier posibilidad, también para “paliar el escenario no deseado de una salida sin acuerdo”.

De entrada, el Ejecutivo trabaja en un real decreto sobre ciudadanía, que aclare la situación en la que quedarán los británicos que permanezcan en España cuando se produzca el Brexit y los españoles residentes allí. “La voluntad del Gobierno es la de preservar globalmente sus derechos por considerar que tomaron sus decisiones vitales creyendo en el proyecto europeo”, ha explicado el Gobierno.

Para ello, se habilitará un sistema por el que los ciudadanos británicos en España pasan, de ser ciudadanos de la UE, a ser residentes legales en el país, y se adoptan las medidas necesarias para garantizar a españoles y británicos derechos, seguridad social, asistencia sanitaria, reconocimiento de títulos y cualificaciones profesionales, entre otros.

Mención especial merece el derecho de sufragio activo y pasivo en elecciones municipales, que será reconocido mediante un Acuerdo Bilateral específico según lo previsto en el artículo 13 de la Constitución española.

El Gobierno prepara además otras normas sectoriales, para el sector financiero y sobre aduanas, transporte aéreo, agricultura y pesca, que complementen la normativa de la UE. También se preparan medidas para “ayudar a las empresas en este tránsito”.

La portavoz ha agregado que se va a poner en marcha además el próximo lunes, 14 de enero, una página web dedicada a reunir toda la información sobre el Brexit, que sea útil para empresas y ciudadanos y esté al día sobre la situación.fijados por la Comisión, que exigen que sean unilaterales, conformes al Derecho de la UE y de un alcance temporal y material limitado, para no reproducir las ventajas de la pertenencia a la Unión.