Génova da por cerrada su crisis con algunos barones tras el pacto final alcanzado con Vox

La vicesecretaria de Comunicación del PP, Marta González, ha asegurado este jueves que la preocupación expresada por 'barones' del PP por el pacto con Vox era compartida por 'Génova' y ha defendido que el documento final recoge los principios del PP. "Esa preocupación la tuvimos todos, desde la dirección tambien se hizo público que no estábamos de acuerdo con muchas medidas", ha señalado González sobre las críticas vertidas por Alberto Núñez Feijóo, Isabel Bonig o Alfonso Alonso. Según alega, hubo comunicación con dirigentes como Feijóo, por lo que siempre estuvieron en "sintonía".

“Es evidente que otras personas del partido en distintas comunidades también indicaron que no estaban de acuerdo, pero en la misma línea de sintonía con la dirección nacional”, ha asegurado, defendiendo que el documento inicial de Vox se ha “transformado” en uno en el que aparecen los principios y valores del PP.

González ha revelado que mantuvo conversaciones con Feijóo, al tiempo que éste mostraba su escepticismo por las condiciones de Vox. “Hablamos de las medidas y él tuvo conocimiento rápido de que estábamos en sintonía con respecto al rechazo a gran parte de las medidas”, ha asegurado. “Él estuvo al tanto de lo que estaba pasando”, ha subrayado.

“Una vez mas hemos demostrado la amplia sintonia existente entre las personas que contamos algo en el PP, al final nuestra opinión están en el documento final que se cierra”, recalca.

El propio Núñez Feijóo ha rechazado este jueves que tenga discrepancias con la dirección de su partido y se ha felicitado por el pacto alcanzado en Andalucía para que Juan Manuel Moreno sea el próximo presidente de la Junta.

El presidente gallego ha explicado que él únicamente ha hablado en días precedentes sobre los planteamientos de Vox sobre violencia machista, pero no sobre pactos para gobernar en Andalucía. Ha asegurado que “la mayoría de los andaluces no están preocupados por lo que se ha firmado”, un documento “transparente” y conocido, y ha dicho que él se une a esa mayoría de andaluces. En su opinión, el PP ha dicho que sí “a lo que se podía” y “a lo que no se podía ha dicho que no”, por lo que entiende que se refuerzan los principios y las convicciones del PP.

Núñez Feijóo ha descartado un giro a la derecha de su partido a raíz del documento firmado con el ultraderechista Vox, si bien ha advertido de que en el futuro habrá que ver “partido a partido” qué es lo que se firma.

Otra de las críticas a priori con algunas medidas planteadas por Vox, la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha afirmado este jueves estar contenta con el acuerdo que el PP ha alcanzado con la formación de ultraderecha en Andalucía y considera que lo que finalmente se ha firmado es “perfectamente asumible”.

Bonig ha manifestado que “las dos cuestiones más complicadas y delicadas no aparecen en ese acuerdo” y ha asegurado que el PP “siempre ha defendido la libertad, los derechos, la igualdad de las mujeres y la lucha contra la violencia de género”. Ha considerado que “al final se ha impuesto la cordura, el sentido de la responsabilidad y el pragmatismo”, y ha valorado que el cambio vaya a ser una realidad en Andalucía y que esté liderado por el PP, “un partido de gobierno y responsable”, que con el resto de socios, trabajará para transformar esta autonomía, mejorar la sanidad y la educación y abrir las ventanas.

Quien todavía no se ha pronunciado es el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, quien el miércoles aseguró que al partido de Abascal “le falta un hervor”, a raiz del primer documento presentado por Vox para investir a Moreno como presidente. Alonso aseguró antes de la firma del pacto que algunas de las demandas de Vox “no tienen ni pies ni cabeza”, por lo que consideraba que ni siquiera merece la pena “gastar saliva” hablando de ellas.