Los demócratas toman el control de la Cámara de Representantes y eligen a Pelosi como presidenta

La veterana congresista, que liderará la ofensiva contra Trump, tiene como primer objetivo poner fin al cierre del Gobierno

Los demócratas han asumido este jueves el control de la Cámara de Representantes y han procedido a elegir a Nancy Pelosi como presidenta del organismo, la Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos. Pelosi, que en enero de 2007 se convirtió en la primera mujer en ocupar este mismo cargo, sustituye así al republicano Paul Ryan a raíz de los resultados de las ‘midterm’, que permitieron a los demócratas recuperar el control de la Cámara.

Pelosi, de 78 años, ha recibido 220 votos y se ha impuesto al candidato republicano, Kevin McCarthy. En total, doce demócratas han votado por candidatos diferentes a Pelosi. Tras su elección, Pelosi ha destacado que los congresistas “entran en este nuevo Congreso con una gran sensación de esperanza y confianza por el futuro, así como con gran humildad”.

“Nuestra nación está ante un momento histórico. Hace dos meses, el pueblo estadounidense habló y pidió un nuevo amanecer”, ha señalado, antes de resaltar que trabajará para hacer frente a la “disparidad de ingresos” en Estados Unidos, algo que, a su juicio, “está en la raíz de la crisis de confianza que sienten muchos estadounidenses”.

“Debemos además hacer frente a la amenaza existencial de nuestro tiempo: la crisis climática”, ha manifestado. Pelosi se ha mostrado además “particularmente orgullosa” de ser presidenta de la Cámara de Representantes en el centenario del derecho a voto de las mujeres.

Su elección ha tenido lugar en el décimo tercer día del cierre parcial del Gobierno debido a la falta de acuerdo entre republicanos y demócratas sobre el proyecto presupuestario reclamado por Donald Trump para la seguridad fronteriza.

Sobre este asunto, y precisamente este jueves, la Cámara Baja ha aprobado proyectos de financiación para poner fin al cierre parcial de la Administración que no incluyen recursos para el muro fronterizo y que pasarán ahora al Senado. Con una votación por 239-192, los legisladores dieron su visto bueno a un proyecto de ley de gastos a corto plazo para financiar el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) hasta el 8 de febrero.

Otro conjunto de recursos destinados a seis agencias hasta el próximo 30 de noviembre fue aprobado con una votación por 241-190. Las iniciativas irán ahora al Senado, de mayoría republicana, por lo que es previsible que no serán aprobadas en la Cámara alta.

En ese sentido, Pelosi calificó el muro que propone Trump, como “una pérdida de dinero”. Por su parte, el vicepresidente del país, Mike Pence, aseguró a la cadena Fox que “si no hay muro, no hay acuerdo”.

Trump pidió el miércoles a los líderes de ambas cámaras del Congreso que vuelvan a la Casa Blanca el viernes para mantener nuevas conversaciones destinadas a poner fin al cierre parcial del Gobierno, pero advirtió que no cederá respecto al muro.

Por otro lado, el hecho de que los demócratas controlen la Cámara de Representantes les permitirá hacer un contrapeso al presidente, dado que los republicanos siguen controlando el Senado con un margen de 53-47.

Pelosi, representante de San Francisco, ya ha asegurado que los comités de la Cámara realizarán tareas de supervisión de las políticas de Trump y ha dejado entrever que esas investigaciones podrían incluso llevar a un procedimiento de ‘impeachment’ contra el mandatario.

Como presidenta de la Cámara de Representantes se convierte además en la segunda persona en la línea de sucesión en caso de que el presidente quedara incapacitado, por detrás del vicepresidente, Mike Pence.

La nueva Cámara

La nueva Cámara de Representantes está integrada por 235 demócratas y 199 republicanos, con la carrera por Carolina del Norte aún sin resolver, y cuenta con una cifra histórica de mujeres, con un total de 102 –por encima de las 89 del bienio 2017-2019–.

Asimismo, Sharice Davids y Deb Halland se han convertido en las primeras mujeres nativas americanas en ser elegidas para el Congreso, mientras que Davids ha anunciado su homosexualidad, lo que la convierte en la primera congresista de Kansas miembro de la comunidad LGTB.

Por su parte, Rashids Tlaib e Ilhan Omar se han convertido en las primeras mujeres musulmanas en ser elegidas para el Congreso. Omar es la primera somalí-estadounidense en ser electa para el organismo, mientras que Tlaib es la primera palestina-estadounidense en lograrlo.

Otra de las caras destacadas es Alexandria Ocasio-Cortez, quien con 29 años se ha convertido en la mujer más joven en acceder al Congreso. A la lista se suma Marsha Blackburn, la primera mujer elegida por el estado de Tennessee, tal y como ha recogido la cadena de televisión CNN.

Por último, el estado de Texas ha enviado a sus primeras representantes latinas a través de Veronica Escobar y Sylvia Garcia, al tiempo que Ayanna Presseley y Jahana Hayes serán las primeras mujeres negras en representar a Massachusetts y Connecticut, respectivamente.

RELACIONADO