Casado plantea una reforma legal para que Puigdemont no pueda recibir fondos públicos

El presidente del PP, Pablo Casado, ha avanzado que el PP ha registrado una iniciativa en el Congreso para modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal, de forma que aquellas personas acusadas por rebelión “no puedan tener ningún beneficio de fondos públicos para seguir haciendo su labor independentista”. ”Y eso va por Puigdemont, que no puede estar viviendo en un Palacio pagado por la administración de la Generalitat cuando ha pedido más de 8.000 millones de euros del FLA”, ha enfatizado Casado.

El líder del PP ha participado en un acto en Melilla para presentar candidaturas a las elecciones de 2019 y ha aprovechado para insistir en que las personas “fugadas” dejen de estar “viviendo a costa de aquel país al que quieren destruir”. A su juicio, en Cataluña ha emergido un independentismo “radical, egoísta, xenófobo, identitario e ilegal” ante el que Pedro Sánchez no actúa. De hecho, ha recalcado que es “triste” ver que “el control de mando del independentismo esté instalado en el Palacio de la Moncloa”.

Una vez más, ha criticado la reunión “vergonzante” entre Sánchez y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a finales de diciembre, así como que el Ejecutivo socialista no dé respuesta al “problema de seguridad ciudadana” que hay en la Comunidad “tomando el control de los Mossos”. “Y ahora pretenden desde Cataluña salir del FLA para no tener las finanzas controladas y poder seguir gastando los fondos públicos en propaganda para el independentismo”, ha proclamado.

Casado también ha censurado este miércoles que se vaya a “investigar” al agente de los Mossos d’Esquadra que llamó “idiota” a un manifestante el 21D. A su entender, es “el mundo al revés” porque en vez de salir a defender a ese policía, se le va a abrir “un proceso disciplinario”. ”¿Cómo se puede permitir que los mandos policiales y políticos de los Mossos procesen e investiguen a un agente por decir lo que todos pensamos y es la realidad: que la república no existe y que dejara de decir tonterías?”, se ha preguntado. “Estamos en el mundo al revés, a los buenos policías los investigan y los denuncian; a los manifestantes de la kale borroka que apalean policías les homenajean y les dan carta libre para hacer lo que quieran”, ha añadido.

Además, Casado ha criticado los “homenajes” en las cárceles catalanas en las que están los presos independentistas, intentando “trasladar la imagen de que están en prisión de forma injusta porque viven en un Estado opresor que no es democrático”. A su entender, “lo más grave es que no haya ninguna respuesta por parte del Gobierno de España”. ”¿Cómo el Gobierno puede permitir que haya esos homenajes a unos presos en las cárceles en los que se insulta a nuestra democracia y a nuestro Estado de Derecho?”, se ha preguntado el presidente de los ‘populares’, cosechando un fuerte aplauso del auditorio.

La exigencia del 155 “sin plazos y sin límites”

Una vez más, Casado ha defendido la necesidad de que Sánchez “ponga orden” en Cataluña con la aplicación del artículo 155 de la Constitución sin plazos y sin límites competenciales hasta que se “respete la ley, la convivencia y se recupere la prosperidad en Cataluña”. En este punto, Sánchez ha cargado contra el jefe del Ejecutivo por “amenazar” con una posible intervención en Andalucía si hay un Gobierno del PP que toma medidas que no le “gustan”. “Como si el problema fuera del PP en Andalucía y no de los independentistas golpistas en Cataluña. Manda narices”, ha exclamado, para añadir que Sánchez “necesita” los votos de los independentistas para seguir en Moncloa y no va a hacer “nada”.

En realidad, lo que dijo el presidente del Gobierno en su rueda de prensa para hacer balance del curso político fue que “el Gobierno de España pondrá todos los recursos a su disposición para defender la libertad de las mujeres” si “eventualmente se produce este gobierno (del PP y Cs y con apoyo de Vox) y se recortan los derechos de las mujeres poniendo en cuestión su libertad”.

Finalmente, Casado ha criticado duramente que Torra en su discurso de fin de año apele a la “sublevación, a la algarada y a rebelarse contra la ley” a la población civil. “Lo más grave es que en Moncloa les dejan seguir llevando a cabo el plan de ruptura con absoluta impunidad y absoluta desvergüenza”, ha lamentado.