Anticorrupción investiga las comisiones millonarias del AVE en la Meca reveladas por Corinna

En caso de que los investigadores vean indicios de delito, la querella se dirigiría contra los empresarios implicados, entre ellos Juan Miguel Villar Mir, y nunca contra el Rey Juan Carlos

La Fiscalía Anticorrupción ha iniciado este miércoles la investigación sobre el posible pago de comisiones millonarias en la contratación del proyecto del AVE de Media a La Meca, tal como se revelaba en las grabaciones de la conversación entre el excomisario José Manuel Villarejo y Corinna zu Sayn-Wittgenstein y en la que ésta acusaba al Rey Juan Carlos de haber cobrado mordidas por intermediar en la construcción del proyecto ferroviario en Arabia Saudí. En caso de ver indicios de delito, la querella se dirigiría contra los empresarios implicados, entre ellos Juan Miguel Villar Mir, y nunca afectaría al Rey emérito

La Cadena SER ha informado de que la Fiscalía ya ha enviado una solicitud a Arabia Saudí para que informe sobre si ha abierto algún procedimiento. Si Riad no toma ninguna iniciativa, como es de prever, el Ministerio Fiscal abrirá diligencias para determinar si hay causa penal y, tras valorar el caso, podría una querella por corrupción en transacción económica internacional.

Aunque anunció su intención de investigar este asunto el pasado septiembre, es ahora cuando la Fiscalía ha abierto formalmente la investigación, han señalado fuentes del Ministerio Público, pues es cuando ha llegado testimonio de las actuaciones remitido por el Juzgado Central de Instrucción número 6, que investiga el caso ‘Tándem’.

Es en una de las piezas de este sumario, la denominada ‘Carol‘, en la que aparecieron las conversaciones grabadas en las que la que fuera amiga del rey emérito reveló la existencia de los contratos y las supuestas comisiones al comisario jubilado José Manuel Villarejo.

La ex amiga de Juan Carlos I se refería en estas conversaciones a un terreno en Marruecos que el monarca habría puesto a su nombre y después querría recuperar, al pago de unas comisiones en las negociaciones de la construcción del AVE a La Meca a cargo de un consorcio de empresas españolas y a una serie de cuentas bancarias de las que el Rey sería titular real en Suiza bien bajo nombres supuestos, bien bajo la titularidad formal de un familiar.

Sin embargo, la única línea de investigación en la que la Fiscalía sí veía indicios de delito es la referente a las supuestas comisiones de 80 millones de euros que se habrían repartido, entre otros, el ahora Rey emérito por la adjudicación del AVE a La Meca a empresas españolas en 2011. Los presuntos pagos ilegales podrían responder a delitos de soborno internacional y blanqueo de capital.

La Fiscalía considera que los datos aportados por Corinna son “precisos y susceptibles” de presentar una querella, si sus manifestaciones son corroboradas en las diligencias informativas. En caso de que el Ministerio Público interponga la querella, ésta se dirigiría contra los empresarios que participaron en la operación, pero nunca afectaría a al Rey Emérito.

La Fiscalía ya advirtió de que “en lo que atañe a la eventual intervención del Rey emérito, los indicios son extraordinariamente débiles pues consisten en la mera referencia que hace una persona que no aparece directa ni indirectamente implicada en los pagos y que tampoco manifiesta la razón de su conocimiento”. Además, teniendo en cuento la fecha del supuesto pago, el Rey Juan Carlos gozaba de inviolabilidad al haber acontecido antes de su abdicación junio de 2014.