Charles Michel anuncia su dimisión tras perder el apoyo de los flamencos

El primer ministro de Bélgica, el liberal francófono Charles Michel, ha anunciado este martes su dimisión tras fracasar en el intento de mantener un Gobierno en minoría, tras la salida de la coalición de su principal socio, los secesionistas flamencos de la NV-A.

“Mi llamada no ha convencido, no ha sido tenida en cuenta. Tomo la decisión de presentar mi dimisión y me dirijo inmediatamente ante el Rey”, ha anunciado Michel ante el Parlamento, según recogen los medios locales.

Michel intentaba mantener el Gobierno federal a flote desde el pasado domingo, cuando la NV-A rompió su alianza como protesta porque Bélgica se haya sumado al Pacto global para la Migración de Naciones Unidas.

Los secesionistas flamencos han criticado el pacto, pese a no ser vinculante, porque dicen que atenta contra la soberanía del país en materia migratoria, y habían retirado su apoyo a los presupuestos de 2019.

Poco antes, y después de que Michel llamara sin éxito otros partidos a permitir un Gobierno en minoría “de buena voluntad”, los socialistas flamencos y valones, con el apoyo de los Verdes, habían anunciado su intención de presentar una moción de censura contra el primer ministro. “He constatado que mi llamamiento no ha convencido. No he sido escuchado. Debo respetarlo y tomar nota de la situación. Tomo la decisión de presentar mi dimisión y mi intención es personarme ante el rey inmediatamente”, dijo Michel en sesión plenaria.

El anuncio tuvo lugar tras la presentación por parte de los partidos socialistas flamenco (SP.A) y francófono (PS) de una moción de confianza, respaldada por los Verdes. Michel se desplazó de inmediato al castillo de Laeken, donde el rey Felipe tiene su residencia.

El primer ministro belga compareció esta tarde en sesión plenaria para responder a las preguntas de los diputados sobre su gestión al frente de un Gobierno en minoría, tras la salida del socio mayoritario de la coalición, los soberanistas flamencos de la N-VA, después de que esa formación se negara a apoyar el pacto migratorio de la ONU, que se firmó la pasada semana en Marrakech (Marruecos).

Para tratar de asegurarse el suficiente apoyo, Michel pidió a los parlamentarios formar una “coalición de buena voluntad”, con la intención de continuar con el trabajo político de aquí al 26 de mayo, fecha inicialmente prevista para las próximas elecciones federales. Propuso en particular una hoja de ruta basada en tres pilares: el poder adquisitivo, la seguridad y el clima. Sin embargo la oposición consideró estas ideas demasiado vagas.

El PS y el sp.a (socialistas flamencos) ya habían advertido que estaban dispuestos a presentar una moción de confianza si el Gobierno en minoría no solicitaba hoy la confianza de la Cámara.

En los últimos días Michel se había reunido con los grupos políticos para asegurarse su cooperación en temas como el clima, el poder adquisitivo o la seguridad y poder sacar adelante un presupuesto elaborado con la N-VA.