Periodistas, entidades y partidos defienden la libertad de prensa tras la incautación de material a redactores en Baleares

Asociaciones de periodistas, medios de comunicación y profesionales de toda España además de otras internacionales como la Asociación Mundial de Periódicos, Editores de Noticias (WAN-IFRA) y el Foro de Editores Mundiales (WEF) o Reporteros Sin Fronteras se han unido para expresar su preocupación ante el ataque a la libertad de información que supone la incautación de móviles y ordenadores a periodistas de Mallorca y han reclamado respeto al secreto profesional. Condena a la que se han unido también partidos políticos y entidades como la Comisión Permanente del CGPJ

Bajo el lema Nuestro secreto profesional, tu derecho a la información, el colectivo de periodistas se concentrará este viernes a las 12.00 horas en las proximidades del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional -y a unos pocos metros de la sede del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)– para protestar contra esta actuación judicial.

Además, un total de 658 periodistas han firmado un escrito presentado en la mañana de este jueves ante el CGPJ al que han trasladado su “intensa preocupación y alarma por la insólita e injustificable intromisión” en el citado derecho recogido por la Constitución.

“En 40 años de vigencia de nuestra Constitución ningún miembro del Poder Judicial había ordenado entradas y registros en medios de comunicación para incautarse de teléfonos móviles y ordenadores de periodistas que tratan de cumplir su misión constitucional en relación con un caso de corrupción: proporcionar información veraz a los ciudadanos”, explica el escrito. Para los periodistas, esta “insólita actuación” para investigar una filtración del caso Cursach ordenada por el juez de instrucción 12 de Palma de Mallorca, Miguel Florit, con el beneplácito de la Fiscalía Anticorrupción, es “del todo injustificada”.

Los periodistas firmantes creen que el CGPJ “no puede permanecer ajeno a este despropósito”, ya que una de sus misiones es “procurar que los órganos judiciales actúen de forma que merezcan la confianza de los ciudadanos”.

Ante este escrito, la Comisión Permanente del CGPJ ha defendido este jueves el derecho fundamental a la libertad de información y ha afirmado que “sin una prensa libre que cuente con un marco adecuado de protección no es posible el desenvolvimiento de una sociedad democrática”.

Por su parte, la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) ha elaborado un manifiesto -al que se ha adherido la Asociación de la Prensa de Madrid (APM)- para exigir el respeto al ejercicio de los periodistas en su labor informativa con garantías de independencia y libertad y velar por su derecho constitucional del secreto profesional.  A las dos de la tarde de este jueves, 24 horas después de su lanzamiento, más de 900 profesionales -la mayoría periodistas-, han firmado el manifiesto de la APIB, que está integrada en la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

El registro policial y la incautación judicial de ordenadores, móviles y documentación a periodistas de Europa Press Baleares y Diario de Mallorca para identificar una fuente de informaciones en un caso de corrupción suponen “un grave atentado contra la libertad de prensa”. El manifiesto recuerda que la policía judicial requirió también documentos a la Agencia EFE hace algunas semanas y pidió a una periodista de este medio información sobre sus fuentes.

El manifiesto de los profesionales baleares reclama respeto a un periodismo libre, “pilar básico en una democracia” y pide a la Fiscalía que retire su apoyo a estas actuaciones “coercitivas”.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha expresado también su indignación y rechazo ante este hecho que ha calificado de “gravísimo e insólito” y que contraviene principios fundamentales de la libertad de información, amparada por la Constitución, y del “inalienable” secreto profesional, que garantiza la protección de las fuentes. El presidente de Reporteros Sin Fronteras España, Alfonso Armada, ha exigido, además, la devolución inmediata del material incautado a los periodistas.

El Comité de Redacción del diario El País se ha sumado a la “sorpresa y preocupación” expresada por amplios sectores de la profesión ante la actuación de un juez de Baleares y ha recordado que el secreto profesional no es un privilegio de los informadores, sino la garantía del derecho a la información de los ciudadanos. “Cualquier actuación que ponga en riesgo este derecho socava los cimientos del sistema democrático y del régimen de libertades que con tantos sacrificios recuperamos hace ahora 40 años”, ha subrayado.

El escándalo por la incautación de móviles a periodistas ha traspasado nuestras fronteras. La Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) y el Foro de Editores Mundiales (WEF) también han condenado los hechos acaecidos en las redacciones de Europa Press y el ‘Diario de Mallorca’ en Baleares.

#ElSecretoNoSeToca, movilización en las redes

El sindicato y la asociación de periodistas de Baleares convocó para la tarde de este jueves en la plaza de Cort de Palma una concentración conjunta en defensa del derecho al secreto profesional. Además de estas movilizaciones, los periodistas están mostrado en las redes sociales su rechazo a la actuación del juez Florit y publicando en Twitter selfis tapándose la boca y mostrando sus teléfonos móviles con la etiqueta #ElSecretoNoSeToca. 

Reacciones políticas

Los cuatro principales partidos, PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos han condenado la decisión del juez de incautar teléfonos y ordenadores de periodistas de Baleares para descubrir el origen de una filtración periodística sobre el caso Cursach.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha condenado la decisión judicial y asegura que es una “mala noticia” que en España “llamen a la puerta de un medio de comunicación para requisar información”. Casado ha llegado a parafrasear al exprimer ministro británico Winston Churchill para referirse a lo sucedido en Baleares: “Lo que diferencia a una democracia de un régimen autoritario es que cuando llaman a la puerta a las cinco de la mañana es el lechero”.

Mientras, la ‘número dos’ del PSOE, Adriana Lastra, ha mostrado su rechazo a la decisión del juez ya que, subraya, en una “democracia plena y consolidada” como la española “no caben actuaciones” como las ocurridas el martes pasado: “Para que haya democracia tiene que haber libertad y para que haya libertad tiene que haber libertad de prensa”.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha expresado este jueves su “máxima solidaridad” con los periodistas que investigan “a delincuentes” y ha rechazado “cualquier acción” para amedrentarlos o hacer “que tengan miedo” al indagar sobre la corrupción. Iglesias ha considerado “gravísima” cualquier “agresión contra la libertad de información” porque, ha recordado, “nos protege a todos los ciudadanos de la corrupción”, por lo que ha rechazado cualquier impedimento a los periodistas que indagan en estas prácticas.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este jueves que no conocía la intervención de material a periodistas de Baleares, pero ha señalado que la libertad de prensa es “un derecho fundamental” y una “necesidad” para la democracia: “No conozco la información y supongo que si es un juez y lo hace dentro de la ley tendrá mecanismos para hacerlo. Desde luego, no voy a pronunciarme sobre algo que no conozco”.