Los alcaldes del PSC acusan al independentismo de alimentar la confrontación en Cataluña

El líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, junto con una cuarentena de alcaldes socialistas, han presentado un manifiesto por el que piden al presidente de la Generalitat, Quim Torra, "no abonar" a la ultraderecha y al PP y Cs, no blanquearla. La declaración señala que “el conflicto independentista ha alimentado” la “confrontación” recurriendo “a menudo” a “la retórica del enfrentamiento que daña la cohesión social y la convivencia”.

En su manifiesto piden revertir recortes en los municipios y pedirán a la Generalitat que reactive el plan de barrios que impulsaron los gobiernos catalanes progresistas y que Collboni cree que si no se hubieran cancelado no se habría producido la situación de emergencia social, que es una de la causas del auge de la extrema derecha.

También proponen fomentar el pacto por la convivencia y el respeto por el espacio público “recordando que ese espacio y las instituciones son de todos y que ningún partido político puede ni debe monopolizarlos”. Hacen una llamada a los partidos de la derecha a que no contribuyan “blanqueando a Vox, a la normalización de la extrema derecha”, porque van en contra de los valores fundamentales de los que defienden la Constitución y los valores europeístas. Y a los partidos independentistas les piden moderación y centralidad “y abandonar los discursos belicistas y las vías unilaterales porque abona y da argumentos a la ultraderecha”.

Manifiestan también un compromiso público a través del documento y de mociones en los ayuntamientos para enviar un mensaje claro a la ciudadanía de que el PSC es un partido que defiende los valores constitucionales y europeístas, y que será “firme y claro”, a sabiendas de que lo hacen en un contexto difícil.

El manifiesto se ha presentado en un acto a las puertas del Parlament, en el que Collboni ha reconocido que el resultado de las elecciones andaluzas es “un punto de inflexión” porque aparece un fenómeno como la irrupción de una fuerza de ultraderecha -Vox- en una institución democrática. “Nuestro compromiso es que no se rompa ni la convivencia ni la paz en los pueblos y ciudades. No permitir que la extrema derecha ni los discursos de la extrema derecha entren en las instituciones catalanas”, ha sentenciado.

Ha expresado su preocupación por el crecimiento de Vox y ha dicho que están “muy preocupados también de que PP y Cs blanqueen a la ultraderecha para justificar pactos postelectorales” cuando en países del entorno de España se ha creado un cordón sanitario para impedir su entrada en las instituciones. “Los discursos incendiarnos de Torra de los últimos días no ayudan a serenarse y centrar el debate en cuestiones relevantes”, ha añadido en relación a la apuesta del presidente de la Generalitat por la vía eslovena para conseguir la independencia de Catalunya.

Los ‘dobles discursos’: Valls, Colau, los comunes…

Los alcaldes socialistas se han conjurado para combatir a los que aseguran que quieren blanquear a Vox, se han comprometido a crear un cordón sanitario y a hacer todo esto sin “dobles discursos, como el de la señora Colau que criticó la vía eslovena”, mientras los comuns en el Parlament impidieron comparecer a Torra para explicarse al respecto.

También considera que el exprimer ministro francés está utilizando un doble discurso: “¿Valls continuará siendo alcaldable en el caso de que Cs pacte con Vox en Andalucía? Viene de Francia donde aplican una contundencia extrema en la lucha contra la ultraderecha”. “Los dobles discursos y la incoherencia también alimentan a la ultraderecha”, ha advertido y se ha comprometido a trabajar contra las desigualdades porque considera que es uno de los elementos que han hecho surgir a la ultraderecha.

Han arropado a Collboni una cuarentena de alcaldes socialistas, entre ellos Núria Marín (L’Hospitalet de Llobregat), Josep Fèlix Ballesteros (Tarragona) y Álex Pastor (Badalona), además del primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

RELACIONADO