Trump recupera como fiscal general a William Barr, que ya ocupó el puesto con Bush padre

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha propuesto este viernes como nuevo fiscal general al abogado William Barr, que ya ocupó ese mismo cargo entre los años 1991 y 1993, bajo la Presidencia del recién fallecido George H.W. Bush.

Trump confirma así el relevo en el Departamento de Justicia, cuyo principal puesto quedó vacante tras el cese a principios de noviembre del anterior fiscal general, Jeff Sessions, al que el presidente había recriminado en público que se apartase de las investigaciones por la presunta injerencia electoral de Rusia.

Tras el cese de Sessions, Trump había encargado el puesto de forma provisional al hasta entonces jefe de gabinete, Matthew Whitaker, y había dejado a un lado al ‘número dos’ del Departamento, Rod Rosenstein, al que este mismo viernes le ha acusado de tener un “conflicto de intereses” en las pesquisas sobre la trama rusa.

Ahora, Trump ha confirmado la nominación de Barr. “Ha sido mi primera opción desde el primer día”, ha explicado el mandatario ante los periodistas, en una declaración en la que ha defendido que Barr es un abogado “muy respetado” tanto por demócratas como por republicanos, por lo que confía en que el proceso de aprobación sea “rápido”.

Por otro lado, Trump anunció también este viernes la nominación de la hasta ahora portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, como nueva embajadora ante la ONU, en sustitución de Nikki Haley. El mandatario confirmó la noticia, con la que se especulaba desde hace semanas, poco antes de partir rumbo a la ciudad de Kansas para participar en una conferencia sobre seguridad vecinal.

“Tiene mucho talento, es lista y rápida”, declaró Trump a los periodistas que cubren la Casa Blanca sobre Nauert, que fue presentadora del canal conservador Fox News. Trump encomió, además, el “gran trabajo” realizado por Nauert como portavoz de la cartera de Exteriores, donde ha trabajado para uno de los hombres de confianza del mandatario, el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Según dijo el presidente, hasta que Haley abandone su puesto en la ONU a finales de año, la todavía embajadora ayudará a Nauert a prepararse para el puesto.

Nauert, de 48 años, llegó al Departamento de Estado de la mano del exsecretario Rex Tillerson en abril de 2017 y entre abril y octubre de este año también ejerció como subsecretaria para Asuntos Públicos. La todavía portavoz trabajó durante años como periodista para los canales ABC y Fox, y anteriormente consultora en temas de salud, según su perfil en la web del Departamento de Estado.

Tras ser nominada, Nauert deberá someterse a un proceso de confirmación en el Senado, controlado por el Partido Republicano.

RELACIONADO